5 métodos caseros para rizar el cabello sin maltratarlo

Para conseguir unos rizos definidos sin maltratar el cabello es conveniente dejar que estos métodos actúen toda la noche y retirarlos a la mañana siguiente

En la búsqueda por lucir más atractivas y con un estilo diferente, algunas mujeres someten su cabello a una amplia variedad de tratamientos que permiten modificar su look. Por eso, los estilistas han desarrollado interesantes técnicas y productos para teñir, alisar o rizar el cabello mientras se le proporciona nutrición y fuerza.

Si bien el cabello lacio continúa siendo el favorito, en la actualidad muchas están apostando por otros tipos de peinados que permiten lucir mechas onduladas, rizadas o con movimiento. Estos no solo le otorgan una imagen fresca y atrevida, sino que complementan los rasgos del rostro para lucir radiantes. Además, es un estilo que todas las mujeres pueden replicar con facilidad.

Sin embargo, el problema es que algunos de los métodos son bastante agresivos y, aunque al principio no se nota, con el paso del tiempo generan daños irreversibles. Por suerte, hay varias alternativas que se pueden poner en práctica en casa para conseguir unos rizos definidos sin maltratar la melena.

En este artículos desvelaremos los 5 mejores métodos caseros para que te animes a rizar el cabello sin temor a los daños.

1. Tratamiento rizador con cáscaras de piña

Tratamiento con cáscaras de piña

Las enzimas que contiene la piña son útiles para conseguir rizar el cabello convirtiéndolo en un cabello abundante, grueso y sin problemas como la sequedad. Sin duda alguna, sus compuestos activos contribuyen a estimular el crecimiento natural del pelo, y le proporcionan brillo y fuerza.

Ingredientes

  • Cáscaras de piña.
  • 1 litro de agua.
  • 1 frasco con atomizador.

Preparación

  • Primero, pon las cáscaras de piña en una olla con agua y llévalo a fuego medio hasta que hierva.
  • Cuando el agua rompa en ebullición, baja el fuego y déjalo cocinar por cinco minutos más.
  • Luego, permite que repose hasta que alcance una temperatura soportable, fíltralo con un colador y envasa el líquido en un frasco con atomizador.
  • Por último, enjuaga tu melena como de costumbre y, aún húmeda, aplícale el tratamiento desde el cuero cabelludo hasta las puntas.
  • Repite su uso todos los días o mínimo cuatro veces a la semana.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 alimentos para tener un cabello sano

2. Tratamiento de pepino y huevo

Rizar el cabello con pepino y huevo

Este tratamiento no sirve para rizar el cabello como tal, pero sí es un buen complemento para lograr unos rizos definidos, hidratados y libres de frizzPara obtener buenos resultados, aplícalo antes de proceder a utilizar la pinza rizadora o cualquier otro método de ondulado.

Ingredientes

  • 1 huevo.
  • ½ pepino.
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g).

Preparación

  • Primero, bate un huevo y mézclalo en la licuadora con la pulpa de medio pepino y una cucharada de aceite de coco.
  • Tras obtener una pasta espesa y homogénea, humedece el cabello y extiéndela desde la mitad hacia las puntas.
  • Una buena idea es emplear un cepillo para que el producto quede bien distribuido por las áreas deseadas.
  • Déjalo actuar durante 20 o 30 minutos y enjuaga.
  • No olvides repetirlo cada vez que desees lucir unos rizos fabulosos.

3. Tratamiento de cerveza y limón

Cerveza en el cabello

De igual importancia, la combinación de cerveza con limón nos brinda un tratamiento hidratante y reparador, idóneo para frenar la caída y la caspa. Sus compuestos mejoran la textura del pelo y permiten conseguir unas ondas definidas, frescas y duraderas.

Definitivamente, si queremos rizar el cabello esta es una buena opción. Sin embargo, su olor puede ser un poco desagradable. Por esa razón es esencial enjuagar bien la melena.

Ingredientes

  • 1 litro de agua.
  • 1 lata de cerveza.
  • El jugo de 1 limón.
  • 1 botella con pulverizador.

Preparación

  • Primero hierve el litro de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la cerveza y el jugo de limón.
  • Luego, déjalo a fuego mínimo durante dos minutos, retíralo y espera hasta que se enfríe.
  • Cuando el producto esté apto para su uso, rocíalo por todo el pelo con la ayuda de una botella con pulverizador.
  • Tras aplicarlo no debes exponerte de forma directa al sol.
  • Úsalo dos o tres veces a la semana.

4. Tubos tradicionales para rizar el cabello

Del mismo modo, los tubos para el cabello siguen vigentes como método natural para conseguir unas ondas bonitas y definidas. Es una técnica que puede utilizarse sobre el cabello seco o húmedo, y se puede elegir el tamaño de los rizos al gusto.

Ingredientes

  • Tubos para el cabello (los necesarios)
  • Laca

Preparación

  • Primero, separa el cabello en varios mechones y enrolla cada uno en un tubo.
  • Enseguida, rocíalo con un poco de laca y déjalo actuar, como mínimo, 3 horas.
  • Si deseas unos rizos más duraderos, déjalos toda la noche.

Visita este artículo: Aprende a decolorar tu cabello de forma natural

5. Mechas onduladas con una camiseta

rizos con camiseta

Igualmente, una camiseta vieja se puede convertir en la mejor aliada para conseguir unas mechas onduladas y voluminosas.

Necesitas

  • 1 camiseta vieja.
  • Loción para el cabello o laca.

¿Qué debes hacer?

  • Corta la camiseta en tiras de dos o tres centímetros de ancho y úsalas para envolver los mechones de cabello.
  • Rocíale un poco de loción o laca, y déjalas reposar durante 3 horas.
  • Amarra las tiras si lo consideras necesario, o bien, fíjalas con pinzas.

¿Lista para cambiar tu look sin dañar tu melena?

Anímate a probar cualquiera de los métodos mencionados y descubre que puedes renovar el aspecto de tu pelo sin necesidad de usar elementos dañinos. ¡Rizar el cabello nunca fue tan fácil y sano!

  • Albert Ronald Morales. Frutoterapia: Bienestar y vida. Editorial Edaf, S.L., 2014.
  • Juliette GogginAbi Righton. Cosmética casera : recetas naturales para el rostro, el cuerpo y el cabello. Naturart, 2017. 
  • Margarita Chávez. Belleza al natural: Recetas a base de ingredientes naturales para cuidar la piel y el cabello. Penguin Random House Grupo Editorial México, 2017.