5 mitos que debes dejar de creer sobre el desayuno saludable

En esta ocasión te hablaremos sobre los mitos relacionados a tener un desayuno saludable.

¿Desayunar o no desayunar? Esta ha sido una de las grandes preguntas con respecto a la dieta y a llevar un estilo de vida saludable. En esta ocasión te hablaremos sobre los mitos relacionados a tener un desayuno saludable.

Debido a que es el primer alimento que recibes en el día, es importante que te asegures de que sea el mejor posible. Presta atención ya al romper estos mitos podrás asegurarte de nutrirte correctamente.

1. Desayunar es vital para perder peso

Siempre se ha pensado que tener un desayuno saludable es todo lo que se necesita para perder kilos extra. Sin embargo, este es uno de los grandes mitos que debes olvidar cuanto antes.

Desayunar saludable.

Aunque romper el ayuno antes de iniciar tus actividades es necesario, no te hará perder kilos mágicamente. Lo que en realidad necesitas es combinar la rutina de ejercicio adecuada con los alimentos ideales.

Anteriormente se pensaba que el desayuno lo era todo para perder kilos. Sin embargo, un estudio comprobó que eso es incorrecto. Recuerda: de nada te servirá comer “como un rey”, incluso si es sano, si no quemas calorías con ayuda del ejercicio.

Leer también: Conoce la importancia de las proteínas en el desayuno

2. Debes evitar los carbohidratos en el desayuno para evitar el aumento de peso

Otro mito que debes eliminar cuando se trata de tener un desayuno saludable es la idea de que los carbohidratos se han de evitar a toda costa. Muchas personas suelen creer que esta comida debe basarse solo en proteínas.

Sin embargo, esto es falso. Los carbohidratos son un tipo de nutriente y, como tal, deben estar presentes en todas tus comidas. Debido a que su función es aportar energía, durante el desayuno son vitales para que realices el resto de actividades de tu día.

Lo que sí debes vigilar es la calidad de dichos carbohidratos. Los mejores son los integrales que añaden fibra y el mínimo de grasas trans. La sugerencia es que evites las harinas procesadas de cualquier tipo y optes por las integrales.

Entre las opciones que debes evitar están los panes comerciales, las avenas instantáneas y los cereales con exceso de azúcar. A su vez, es recomendable consumir avena o quinoa naturales y panes integrales.

Muesli para desayunar.

Si ahora experimentas falta de energía pasadas unas horas, al añadir carbohidratos complejos evitarás el problema.

3. Ciertos alimentos son mejores para el desayuno saludable

¿Sueles pensar que un desayuno saludable solo incluye jugo de naranja, huevos y café? Bueno, tal vez esto te parezca extremo pero hay alimentos que solemos considerar propios del desayuno.

En este sentido debes tener cuidado y conversarlo con tu nutriólogo. Aunque es cierto que existen alimentos más calóricos que es recomendable consumir a lo largo del día, no hay motivo para evitarlos en otras comidas.

Un ejemplo son las hojuelas de avena. Debido a que aportan más calorías que otros alimentos requieren mayor tiempo para que se aproveche su energía. Sin embargo, puedes consumirla como parte de tus colaciones de media mañana o media tarde e idealmente antes de la cena.

En conclusión, lo que debes vigilar son las porciones y la cantidad de calorías que te aporta cada alimento.

4. Desayunar te hará más inteligente

¿Alguna vez te dijeron en casa que debías desayunar para ser más inteligente? Bueno, lamentamos decirte que esto es falso. Un estudio comprobó que incluir el desayuno en tu dieta no es relevante cuando se trata de ser más inteligente.

Cerebro en miniatura.

En el estudio se analizaron los resultados de dos grupos de estudiantes. El primero siguió un desayuno regular y bien controlado. El segundo grupo tomaba el desayuno con irregularidad.

Lo que sí es cierto es que si te aseguras de tener un desayuno saludable, tu cuerpo será más sano porque obtendrás mayor cantidad de nutrientes por lo que tus órganos están más preparados para funcionar correctamente.

5. Tomar café en el desayuno te deshidratará

Otro mito que debes olvidar con relación al desayuno saludable es la idea de evitar el café. Aunque es cierto que la cafeína puede deshidratarte, esto ocurre en una mínima cantidad.

Te recomendamos leer: No todo es café: qué otras fuentes de cafeína existen

Si te preocupa el tema, basta con asegurarte de consumir la cantidad de agua necesaria al día. Lo que sí debes evitar es que el café tenga demasiada azúcar y otros ingredientes que lo hacen poco sano.

Te puede gustar