5 mitos que debes saber sobre la influenza

Daniela Castro · 3 abril, 2019
Aunque es mejor vacunarse antes del inicio de la temporada gripal, cualquier época es buena para hacerlo. La vacuna es la mejor protección contra la influenza

La influenza o gripe es una enfermedad respiratoria contagiosa que cada año padecen millones de personas en todo el mundo. Esta afección puede afectar de manera leve o grave al paciente, todo dependiendo de la respuesta inmune del organismo y del tipo de tratamiento que se le dé desde sus primeros indicios.

Actualmente, hay muchos métodos para disminuir el riesgo de contraer la gripe. A pesar de ello, muchas personas se siguen viendo afectadas por el virus, especialmente cuando el clima es frío.

Los expertos explican que un sistema inmunitario débil es una de las causas principales de los constantes casos de influenza. Pero también hacen énfasis al decir que gran parte de estos son producto del desconocimiento de los métodos preventivos y de los mitos que existen sobre la afección.

El doctor experto en vacunas Gregory Poland (catedrático con distinción Mary Lowell Leary de Medicina y director del Grupo para Investigación sobre las Vacunas de la Clínica Mayo) y la División de Enfermedades Infecciosas de la misma clínica disipan los mitos más comunes sobre la influenza. Estos son algunos de esos mitos.

Mito 1: la vacuna puede enfermarme

Esta es una de las creencias más comunes y, de hecho, muchas personas evitan vacunarse por temor a sufrir la enfermedad. Quienes tengan esta idea sobre la influenza o dudas sobre la vacuna, deben saber que es completamente falso.

Es imposible que las vacunas antigripales inyectables causen algún grado de la enfermedad. Es así porque estas están compuestas por trozos de proteínas inactivadas de la influenza.

Y, si bien las vacunas por rociador nasal están compuestas por organismos vivos de la gripe debilitados, estos no son lo suficientemente resistentes como para multiplicarse y provocar la enfermedad.

Lee también: Vacunación infantil: preguntas y respuestas

Mito 2: las vacunas, por lo general, no funcionan. ¿Para qué aplicármela?

Mujer recibiendo una vacuna contra la influenza

La mayoría de personas que son enemigas de las vacunas buscan cualquier excusa para no ponérselas. El mito de que las inyecciones antigripales no funcionan se ha convertido en otra razón para evitarlas. Sin embargo, en realidad, pueden ser mejores que cualquier otro método preventivo.

La protección de la vacuna es excelente para las personas que gozan de buena salud, cuando hay una correspondencia entre los virus causantes de la enfermedad y los contenidos en la vacuna. Sin embargo, la protección puede disminir si la persona no está sana o pertenece a un grupo de riesgo.

En este sentido, las vacunas actúan como un cinturón de seguridad: no son 100% perfectas, pero funcionan como la mejor protección contra una lesión grave o la muerte.

Mito 3: las vacunas contra la influenza son peligrosas en embarazadas

Embarazada vacunándose contra la influenza

Es otra afirmación falsa que surge de la recomendación de no administrar ninguna vacuna a las mujeres embarazadas, explica el doctor Poland. Actualmente, las vacunas antigripales no representan ningún peligro para las mujeres gestantes y, de hecho, son muy recomendables.

No obstante, el doctor Poland señala que las mujeres embarazadas no deben recibir la vacuna antigripal nasal porque contiene virus vivos, a pesar de que están debilitados.

Mito 4: ya es demasiado tarde para recibir la vacuna

Este es otro mito completamente falso. Es cierto que la mejor época para recibir la vacuna antigripal es antes del inicio de la temporada de la influenza, ya que esta tarda alrededor de dos semanas en alcanzar su efecto completo. Sin embargo, el doctor Poland indica que nunca es tarde para recibir la vacuna.

No te pierdas: ¿Gripe o resfriado? Principales diferencias

Mito 5: solo es una gripe un poco fuerte. No hay que armar tanto revuelo.

Mujer enferma de gripe

Como los cuatro casos anteriores es falso. Aunque se  trate de “solo” una gripe fuerte, los cuidados y la preocupación deben ser iguales a los que se tienen con otra enfermedad, independientemente de la edad o el estado físico de la persona.

Por ningún motivo se debe confundir la gripe fuerte con una “enfermedad cualquiera”, explica el doctor PolandLas complicaciones de la influenza y la falta de tratamiento han hecho que la tasa de muertes por esta enfermedad se incremente.

Suelen ser frecuentes especialmente entre las lactantes, los niños pequeños, los que padecen enfermedades crónicas, los ancianos, las mujeres embarazadas y las personas obesas. Los medicamentos antigripales de venta libre pueden disfrazar la enfermedad, pero el virus puede seguir atacando.

Por lo tanto, el experto recomienda romper con todos estos mitos. Lo mejor es acceder a la vacuna antigripal como principal método de prevención.

  • Valcic, M., & Radojicic, S. (2011). Influenza - flu. Veterinarski Glasnik. https://doi.org/10.2298/vetgl1002109v
  • Wei, S. L., Thomson, A., & Little, P. (2007). Preparing for the next flu pandemic. British Medical Journal. https://doi.org/10.1136/bmj.39101.628715.80
  • Lewis, D. B. (2006). Avian Flu to Human Influenza. Annual Review of Medicine. https://doi.org/10.1146/annurev.med.57.121304.131333
  • Small, C.-L., Shaler, C. R., McCormick, S., Jeyanathan, M., Damjanovic, D., Brown, E. G., … Xing, Z. (2010). Influenza Infection Leads to Increased Susceptibility to Subsequent Bacterial Superinfection by Impairing NK Cell Responses in the Lung. The Journal of Immunology. https://doi.org/10.4049/jimmunol.0902772