5 mitos que te mantienen solo y desesperado

Aunque puede ser una opción válida si la elegimos, el sentirse solo puede hacer que experimentemos un vacío y que creamos no tener a nadie. Debes saber que eso no es cierto

Muchos son los momentos en los que sentimos que el universo va en nuestra contra o en los que estamos solos y desesperados por un gesto de cariño, amor o consuelo.

El problema es que esto es como una bola de nieve. Una vez que empiezas a sentirte mal, la situación puede aumentar rápidamente.

Si tú te sientes así, déjanos decirte que no estás solo. Únicamente es una mala racha y todos nos sentimos así.

Lo más común es que estos pensamientos negativos tienen un origen en mitos que el ego ha ido creando en ti. Conócelos para que puedas darle frente.

Aquí te dejamos algunos de los mitos que te mantienen solo y desesperado.

Todos hemos tenido que enfrentarnos a ellos al menos una vez y, aunque no resulta sencillo, los puedes vencer si te lo propones.

1. Soy un fracasado

estudiante-fracasado

Equivocarse es la cosa más humana del mundo y todos hemos pasado por situaciones en las que se esperaba mucho de nosotros y nos quedamos un poco cortos.

Es lo más normal y no debes sentirte limitado por las experiencias que hayas tenido.

Sabemos que todas esas situaciones que representan un fracaso te hacen sentir decaído y con poca inspiración. Sin embargo, creer que eres un fracasado únicamente por una equivocación es un error.

En lugar de frustrarte por los errores piensa que el fracaso gana cuando dejas de creer en ti. Además, ponerte esta etiqueta pesa mucho y no es justo para ti.

Date el permiso de equivocarte y no te quedes en ello.

Visita este artículo: Aprende a creer en ti después de fracasar

2. He decepcionado a mi familia y no hay nada que hacer

Este, además de ser uno de esos mitos que te mantienen solo y desesperado, es un gran yunque que no te permitirá avanzar si le das poder.

Sin importar tus circunstancias, estamos seguros de que no hay nada que hayas podido hacer que te aleje por completo de tu familia.

Incluso si has tenido grandes peleas con tus hermanos o has fallado a tus padres, te aseguramos que, si pones verdadero interés, ellos estarán ahí para ti.

Si en verdad has sido una mala hija o te has alejado mucho de ellos puedes enfrentarte a un proceso largo. Eso es normal y deberás entenderlo.

Sin embargo, te aseguramos que no estás en estos casos. La mayoría de nosotros suele hacer una tormenta en un vaso de agua y solemos darle demasiada importancia a los errores.

En caso de estar necesitando a tu familia, acércate a ellos. No hay nadie que vaya a darte más apoyo sin importar la distancia o las circunstancias.

3. No sé qué hacer con mi vida y no tengo a quién recurrirduda existencial

Todos pasamos por este proceso de no saber. De hecho, el principio de algo siempre es la nada.

Toda persona que tiene un resultado siempre empezó sin tener nada, así que no compares el producto final de los demás con tu inicio, porque no es justo.

Comienza tu viaje y disfruta el camino, que la llegada es cuestión de tiempo.

Si haces caso al tercero de los mitos que te mantienen solo te estarás cerrando a la increíble oportunidad de conocer gente, vivir experiencias o lugares.

No importa tu edad o lo que estés haciendo justo ahora, siempre le puedes dar un giro para mejorar.

Lo único que necesitas es descubrir qué te hace infeliz o qué es lo que te está quitando la energía. Cuando tengas esto claro sabrás por dónde empezar a encaminar tu vida.

Si lo que te preocupa es que crees no tener a nadie, mira bien. Todos tenemos a alguien al lado a quien nunca vemos porque nos parece ya parte de la vida.

Puede ser tu pareja, tu mejor amigo, tu hermana, etc.

4. Ya soy viejo para soñar

Creer que ya se te acabaron las oportunidades solo porque hay algunas arrugas en tu piel o porque ya no tienes la vitalidad de antes es un gran error.

La edad es una gran ventaja: úsala para alcanzar tus metas y no para estancarse.

Cuanta más edad tengas, mayor experiencia tendrás y eso vale muchísimo, así que valóralo. Recuerda que nunca es tarde para vivir la vida que siempre has soñado.

Siempre te va a dar miedo dar el siguiente paso así que, si ahora hay algo que te inspira, no lo dejes.

Al contrario: esa es una de las cosas más agradables e interesantes. No importa de qué tengas deseos, solo ve y cúmplelos.

Ver también: El uso del anís contra las arrugas

5. Mi relación con… me tiene atrapadorelaciones infelices

Sustituye esos puntos suspensivos por aquello que crees que te detiene. Pueden ser las deudas, una pareja por la que ya no sientes amor o el trabajo que hace mucho ya no te emociona ni un poco.

Si estás donde estás es porque tú lo decidiste. Así como elegiste iniciar y quedarte, puedes finalizarlo cuando tú desees.

Da miedo renunciar a algo que conocemos y que ya forma parte de nuestra realidad. Así somos las personas y por esto es tan común el último de los mitos que te mantienen solo estamos acostumbrados.

Por suerte, puedes cambiar eso si lo deseas. Solo debes dar el paso.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar