5 pasos para limpiar una barbacoa

Daniela Echeverri Castro · 22 julio, 2019
Acabas de disfrutar una parrillada con tu familia y llega el momento de limpiar. Sin embargo, la tarea de limpiar una barbacoa puede ser difícil. ¿Qué puedes hacer?

La barbacoa se ha convertido en un elemento útil para disfrutar momentos agradables con familiares, amigos y buena comida. No obstante, cuando llega el momento de hacer la limpieza, puede causar dolores de cabeza. ¿Quieres saber cómo limpiar una barbacoa?

Como ocurre con otros elementos que están en contacto con alimentos, la barbacoa tiende a acumular grasa, residuos de comida quemada y otras sustancias que son difícil de remover con un lavado habitual. Por eso, hoy te damos los pasos para dejarla impecable.

Cómo limpiar una barbacoa en 5 simples pasos

Muchas personas han decidido incluir una barbacoa en su hogar, ya que permiten disfrutar asados y comidas especiales en familia. En particular, este elemento deja disfrutar carnes ahumadas, a la braza, al carbón y con un sabor totalmente diferente al de otros métodos de cocción.

El principal inconveniente es que, finalizado su uso, la superficie suele quedar bastante sucia y engrasada. Además, cuando no se lava de forma adecuada, tiende a deteriorarse con más facilidad. ¿Qué puedes hacer? ¿Cómo limpiarla? Anota los siguientes pasos.

Te puede interesar: 4 recetas para una parrillada en familia

1. Desmonta las partes de la barbacoa

Limpiar una barbacoa
Se aconseja retirar las partes desmontables de la barbacoa para facilitar su limpieza.

En primer lugar, debes desmontar las partes de la barbacoa que se pueden separar. Esto permite limpiar con más facilidad la parrilla y las demás partes que suelen quedar sucias y engrasadas tras su uso.

  • En este punto, asegúrate de emplear un cepillo metálico o una esponja de alambre para lograr remover cualquier residuo de comida carbonizada o grasa de la superficie de la barbacoa.

2. Utiliza un producto desengrasante

En este paso tienes dos opciones: adquirir un quitagrasas potente de los que venden en el mercado, o bien, preparar tu propio desengrasante con ingredientes naturales. Ambas opciones serán claves para dejar la parrilla y las demás partes como nuevas.

  • Si optas por un desengrasante casero, hazlo combinando una taza de bicarbonato de sodio (200 g), con el zumo de un limón.
  • Una vez obtengas una pasta espesa, frótala sobre la barbacoa con la ayuda de un cepillo o esponja.
  • Déjalo actuar unos 10 minutos y, finalmente, retira los residuos con un paño húmedo.

3. Limpiar una barbacoa con cebolla

cebolla en la parrilla
Una cebolla puede ser útil para limpiar y desinfectar la barbacoa. Basta con frotarla sobre las rejillas calientes.

Uno de los trucos más populares a la hora de limpiar una barbacoa es emplear una cebolla. Aunque en principio puede sonar un poco raro, en realidad este ingrediente es bastante útil para evitar que cualquier residuo de grasa o comida se quede pegado de la parrilla.

  • Tan solo debes cortar la cebolla en trozos y ponerla sobre las rejillas calientes.
  • Si gustas, puedes apoyarte con las pinzas o las tenazas de la barbacoa para frotar la cebolla en la superficie.

Lee también: 4 trucos para limpiar las sartenes quemadas en minutos

4. Sumerge en agua caliente

Tanto la parrilla como los demás elementos desmontables de la barbacoa pueden sumergirse en agua caliente después del uso de desengrasante. ¿Para qué sirve esto?… Pues bien, remueve en su totalidad los residuos de desengrasante, alimentos o cualquier suciedad.

5. Elimina las cenizas de la barbacoa

Elimina las cenizas de la barbacoa
Retirar las cenizas que quedan en la barbacoa tras su uso es determinante para una adecuada limpieza.

Cuando has eliminado la grasa y residuos de los elementos desmontables, es momento de retirar los restos de cenizas que hay en el fondo de la barbacoa. Debes tener en cuenta que es más fácil limpiarlas con un cepillo cuando están recién apagadas.

Sin embargo, si te quedan en el fondo algunos restos, puedes hacer uso de agua caliente, un cepillo metálico y, de ser necesario, un poco de jabón lavavajillas.

  • Para empezar, vierte agua caliente en la barbacoa, después de llevar un rato apagada.
  • A continuación, deja reposar unos 15 minutos y deshazte del agua.
  • Luego, vierte agua templada y quita los restos de ceniza con un cepillo metálico.
  • Finalmente, aplica un poco de jabón lavavajillas, frota con el cepillo y enjuaga.

¿Quieres limpiar una barbacoa de forma exprés?

Ya vimos los pasos para limpiar perfectamente una barbacoa. No obstante, si solo tienes tiempo para hacer una limpieza rápida o «exprés», ten en cuenta lo siguiente:

  • Primero, espera a que la barbacoa se enfríe un poco y retira la parrilla.
  • Luego, cuando las cenizas estén bien apagadas, retíralas con un cepillo.
  • Usando un cepillo metálico o esponja, frota la parrilla y la bandeja inferior de la barbacoa.
  • Después de esto, tendrás una barbacoa limpia y libre de grasa.

¿Tienes una barbacoa en casa? No dejes de aplicar estos trucos para su limpieza. Como lo puedes notar, es muy simple y te permite mantener este elemento en perfectas condiciones.