5 picaduras de insecto más comunes y cómo tratarlas

16 febrero, 2018
No es sencillo librarse de las picaduras de insectos. Por eso, hay distintas formas de tratarlas y de aliviar las lesiones.

Las picaduras, esas molestas y casi inevitables lesiones que son ocasionadas, mayormente, durante las estaciones de primavera y de verano por un sinfín de tipos de insectos y que, en ocasiones, suelen dejarnos en la piel los típicos signos de hinchazón y molestia.

No es sencillo poder librarse de esto, debido a que los ambientes donde son comunes estos bichos abarcan casi todos los climas, estaciones, lugares y limitaciones que separan a otras especies.

Mayormente, suele ocurrir cuando dormimos, en una noche algo cálida y de sensación térmica húmeda es donde acontecen estas pequeñas magulladuras. La comezón que se siente, producto de las picaduras en nuestra piel, es el distintivo por elección de estas pequeñas pero reiterativas situaciones que gran parte del tiempo no suelen trascender, aunque existen pequeñas y alarmantes excepciones. 

Desde el sentido común, se puede entender con facilidad que no es lo mismo, las picaduras ocasionadas por mosquitos que las que son realizadas por otro tipo de insectos mucho más dañinos y contaminantes para el organismo humano; un ejemplo ideal es la garrapata.

Existe mucha publicidad y varios productos que dicen resolver este problema, pero nada más alejado de la realidad. La verdad es que, si bien, la higiene adecuada del hogar, los recipientes de agua sellados, y las periódicas fumigaciones ayudan a minimizar esta molestia, están lejos de erradicarla y francamente es imposible.

Ahora bien, en MCS te traemos una serie de datos sobre las 5 picaduras más comunes y la manera de tratarlas. Esto te funcionará como una guía ideal al momento de ser picado, de manera que puedas reaccionar en función de lo que consideres oportuno.

5 picaduras de insecto y cómo tratarlas

Pueden parecerte similares, pero no lo son

1. Abejas

Picadura producida por abeja

Este fascinante y super importante insecto dentro de la naturaleza es uno de los más temidos al momento de tratarse de cualquier tipo de contacto con el ser humano. Incluso, la propia recolección de miel está repleta de protocolos para la seguridad de los apicultores.

Es comprensible el porqué, después de todo, no olvides que la picadura de éstas se caracterizan por un piquete brusco y moderado en dolor, pero que, generalmente, viene acompañado de hinchazón y en algunos casos de alergias que pueden requerir ayuda médica especializada.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 remedios naturales para calmar las picaduras de abeja

2. Avispas

Estas picaduras son menos usuales en los entornos urbanos aunque, no por esto, signifique que no suceda. De hecho, en el hogar, oficinas, centros comerciales y muchos negocios (principalmente restaurantes), estos insectos son atraídos por los olores dulces y tentadores que suelen ser similares a los que la naturaleza les brinda.

Sin embargo, al ser picados por avispas ya sea que de manera inconsciente invadimos su territorio, probablemente, se deba a que el insecto se ha visto en la necesidad de defenderse, esto se traduce en una herida con hinchazón notable. Recuerda también, que las avispas difieren de las abejas por tener la capacidad de realizar múltiples picaduras. 

3. Mosquitos

Picadura producida por mosquitos

Por más increíble que pueda parecerte, la realidad es que estas picaduras son enormemente comunes.

Normalmente, no traen demasiado riesgo para la salud. Su característica principal es una pequeña molestia por la inserción de la aguja que el mosquito usa para beber sangre en las capas iniciales de la piel, y deja como evidencia un pequeño bulbo que suele disiparse en pocas horas o en algunos días, dependiendo de: la intensidad, la repetición, el tipo de insecto, y la reacción del organismo.

¡Dato a destacar! Existen conocidas clases de mosquitos que sí son nombradas por dejar más que una simple picada. Algunas de ellas son: el dengue, chikungunya, malaria, fiebre amarilla, entre otras terribles enfermedades, aunque, en menor medida.

4. Pulgas y chinches

Son bastante comunes en cuanto a picadas en humanos se refiere. Y no hay porqué extrañarse demasiado, ya que es bien conocida la relación estrecha que existe con la interacción de animales tanto en lo rural como en lo urbano. Algunos como mascotas y otros con distintos fines (agrícolas, ganaderos, protección al ciudadano, etc.).

Las pulgas y las chinches son insectos realmente peculiares, sus picaduras no se limitan a la protección que suponen las prendas de vestir sobre la piel. Éstas realizan sus picaduras en repetidas ocasiones a través de la ropa hasta llegar a las capas de la piel. La saliva y las bacterias que contienen junto al impulso de rascarse es lo que empeora todo y deja desde leves marcas hasta fuertes reacciones en forma de pequeños puntos rojos en la piel.

Visita este artículo: 4 remedios caseros para eliminar las pulgas

5. Hormigas

Picadura ocasionada por hormiga

Sinceramente, confiésalo: ¿cuántas veces has sido víctima de picaduras por estos pequeños insectos? Si la respuesta es “Tantas que no podría contarlas”, no te preocupes: es absolutamente normal. Desde estar en un día caluroso de trópico hasta simplemente caminar descalzo por el jardín una mañana de primavera, las hormigas suelen picarnos sin explicación.

Las heridas que dejan en la piel no son de peligro inminente y la grandísima mayoría está relacionada con un tipo específico: la hormiga roja. Se caracterizan por dejar un pequeño piquete en el medio del bulbo que produce la hinchazón que se forma inmediatamente después de ser mordido y salvo en determinadas patologías y afecciones diagnósticas, por lo general, todo termina con un episodio más de molestia.

Tratamiento de picaduras

  • Los insectos realizan picaduras o mordeduras que afectan a nuestra piel. Es conveniente, antes de aplicar cualquier crema analgésica, realizar una limpieza y desinfección.
  •  La mayoría de las picaduras de estos insectos producen solo problemas locales de leve consideración, consistentes en hinchazón, dolor, enrojecimiento y picor en la zona de la picadura.
  • Algunas personas, muy pocas, son muy alérgicas a las picaduras de algunos insectos especialmente, avispas y abejas. Tienen una reacción grave después de la picadura que consiste en tener inconvenientes para hablar o respirar, hinchazón de los labios y la cara, debilidad, mareo y, algunas veces, urticaria.
  • Se reconocen por la aparición de manchas rojas, ronchas o habones en la piel, que pican mucho. Este cuadro se llama anafilaxia y es tan grave que incluso puede provocar la muerte (casos muy aislados).

El tratamiento para las picaduras de insecto, generalmente, es localizado y bastante genérico. Requiere de la desinfección y de la procedencia del insecto que ha picado para poder implementar ungüentos, cremas y, de ser necesarios, bactericidas para neutralizar y eliminar los agentes que perjudiquen la salud de la piel y del organismo.

Te puede gustar