5 plantas adecuadas para la mala circulación sanguínea

Si estamos siguiendo algún tratamiento médico para mejorar la circulación deberemos consultar antes con el especialista por si pudiera producirse algún efecto adverso con las plantas indicadas

Una mala circulación sanguínea puede traer consigo varios efectos negativos en la salud.

Este fluido es vital para todos los órganos y tejidos del cuerpo, por lo que cualquier interferencia puede ocasionar graves consecuencias.

A través de la sangre se transportan constantemente el oxígeno, los nutrientes y otras sustancias que requieren las células para trabajar en óptimas condiciones.

Por eso, cuando algo impide su paso adecuado, aumentan las dolencias corporales y se desencadenan una serie de reacciones que pueden acabar generando trastornos de salud de mayor cuidado.

Por fortuna, hay remedios de origen natural que, ingeridos de forma regular, pueden ayudar a restablecerla para evitar complicaciones.

¿Los conoces? Te compartimos 5 plantas medicinales.

¿A qué se debe la mala circulación sanguínea?

Los problemas de circulación en la sangre pueden surgir por múltiples factores. A menudo, cuando se dan desde edades tempranas, tienen que ver con la mala alimentación y el estilo de vida sedentario.

Sin embargo, se pueden producir por problemas en las arterias, desequilibrios hormonales y una amplia variedad de enfermedades.

Factores de riesgo

  • Acumulación de colesterol en las arterias
  • Mala alimentación
  • Inactividad física
  • Tabaquismo
  • Consumo de bebidas alcohólicas
  • Exceso de estrés
  • Uso de prendas demasiado ajustadas
  • Exposición a toxinas o ambientes contaminados
  • Diabetes
  • Enfermedades cardiovasculares

Ver también: Cómo mejorar la circulación de las piernas

Síntomas de mala circulación

mala_circulación

Los efectos de los problemas circulatorios pueden variar en cada paciente, en función de su causa y nivel de gravedad.

En general, se pueden percibir síntomas como:

  • Inflamación de las extremidades
  • Dolor y pesadez en las articulaciones
  • Venas várices y arañas vasculares
  • Una ligera coloración azulada en la piel (cianosis)
  • Frío en las extremidades
  • Cabello y uñas quebradizos
  • Heridas que tardan en sanar
  • Debilitamiento del sistema inmunitario
  • Sensación de fatiga
  • Hormigueo y calambres en diferentes partes del cuerpo
  • Problemas de concentración y memoria
  • Dificultades en el ámbito sexual

Plantas adecuadas para tratar la mala circulación de la sangre

Existen varios tipos de plantas que pueden ayudar a fluidificar la sangre para mejorar su paso a través de las arterias.

Algunas, además, son vasodilatadoras, vasotónicas y diuréticas, propiedades que mejoran su capacidad para tratar las dificultades de la circulación.

1. Sauce

sauce blanco

El sauce contiene una sustancia conocida como salicilina que constituye uno de los mejores anticoagulantes que brinda la naturaleza.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de corteza de sauce (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte la corteza de sauce en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma la infusión 30 minutos antes de desayunar.
  • Si lo consideras necesario, repite su consumo a media tarde.

2. Ulmaria

Como la planta anterior, la ulmaria tiene compuestos anticoagulantes y antiinflamatorios que ayudan a mejorar el paso de la sangre ante interferencias o problemas arteriales.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ulmaria (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la ulmaria en una taza de agua y pon a hervir la bebida.
  • Cuando llegue a ebullición, tápala y retírala del fuego.
  • Deja que repose 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión a media mañana, todos los días.

3. Apio

apio

Por sus propiedades diuréticas y desintoxicantes, el apio es una de las plantas que pueden mejorar las dificultades causadas por la mala circulación.

Sus compuestos reducen la inflamación y aumentan la producción de orina para conseguir que la sangre sea más fluida y sana.

Ingredientes

  • 1 tallo de apio
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Lava y corta el tallo de apio, añádelo a una olla con un litro de agua y llévalo a ebullición.
  • Cuando hierva, retíralo del fuego, tápalo y permite que repose 10 minutos a temperatura ambiente.

Modo de consumo

  • Ingiere hasta 3 tazas de infusión de apio al día.

4. Ortiga

La ortiga es un buen suplemento de hierro en caso de anemia. Sumado a esto, tiene propiedades anticoagulantes y vasodilatadoras que mejoran de forma significativa la circulación.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ortiga (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la ortiga en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, cuela la bebida con un colador fino.

Modo de consumo

  • Bebe la infusión 2 veces al día, hasta aliviar el problema circulatorio.

Lee también: Recetas caseras para reducir cicatrices

5. Flores de tilo

te-de-tila

Las propiedades de las flores de tilo se han aprovechado durante años para fortalecer las arterias y disminuir los problemas de circulación de la sangre.

Sus compuestos calman el estrés y son beneficiosos en casos de tensión alta.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de tilo secas (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte las flores de tilo en una taza de agua y pon a hervir la bebida.
  • Cuando llegue a ebullición, apágala y espera que repose 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión a media tarde o antes de acostarte.

¿Sientes pesadez en tus extremidades? ¿Notas alguna variz o vena dilatada? Si manifiestas cualquier señal de mala circulación, anímate a preparar cualquiera de estos remedios con plantas.

Te puede gustar