5 plantas que ayudan a combatir la mala circulación sanguínea

Los pacientes que estén siguiendo un tratamiento farmacológico, deben consultar con su especialista antes de utilizar los siguientes remedios. 

Existen algunas plantas que pueden ayudar a combatir la mala circulación sanguínea. ¿Y cómo lo consiguen? Muy fácil, gracias a sus propiedades diuréticas y antiinflamatorias. A su vez, dichas propiedades vienen brindadas por los componentes de estas plantas (que podrían denominarse, en otras palabras, como principios activos).

Dichas propiedades ayudan a combatir molestias derivadas de la mala circulación, tales como: la retención de líquidos, pesadez, inflamación y cansancio. A continuación, te presentamos cuáles son las plantas que puedes aprovechar para combatirlas.

¿A qué se debe la mala circulación sanguínea?

Recordemos que la sangre tiene un papel sumamente relevante en el buen funcionamiento del organismo, de allí la importancia de cuidar, en la medida de los posible, su buena circulación.

A través de la sangre, se transportan de manera constante: el oxígeno, los nutrientes y otras sustancias que requieren las células para trabajar en óptimas condiciones. Por eso, cuando algo impide su paso, se desencadenan una serie de reacciones que pueden acabar generando trastornos de salud de mayor cuidado.

La mala circulación sanguínea puede tener origen en trastornos circulatorios, entre otros factores. De hecho, el estilo de vida tiene una gran influencia en su aparición. A continuación te presentamos cuáles son los factores de riesgo:

  • Estrés crónico.
  • Sendentarismo.
  • Diabetes mellitus.
  • Mala alimentación.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Uso de prendas demasiado ajustadas.
  • Acumulación de colesterol en las arterias.
  • Vicios: tabaquismo, alcoholismo y adicción a drogas.
  • Exposición a toxinas o ambientes altamente contaminados.

Descubre: 5 plantas medicinales para mejorar la circulación sanguínea y la salud del corazón

Síntomas de la mala circulación

  • Sensación de fatiga.
  • Frío en las extremidades.
  • Cabello y uñas quebradizos.
  • Heridas que tardan en sanar.
  • Inflamación de las extremidades.
  • Dolor y pesadez en las articulaciones.
  • Venas varicosas y arañas vasculares.
  • Problemas de concentración y memoria.
  • Debilitamiento del sistema inmunitario.
  • Coloración azulada en la piel (Cianosis).
  • Hormigueo y calambres en diferentes partes del cuerpo.

Los efectos de los problemas circulatorios pueden variar en cada paciente, en función de su causa y nivel de gravedad.

Plantas que ayudan a combatir la mala circulación de la sangre

Tal y como se mencionó anteriormente, las siguientes plantas tienen propiedades diuréticas y antiinflamatorias. Por otra parte, son vasodilatadoras y vasotónicas; muy convenientes para combatir la mala circulación.

1. Sauce

El sauce contiene una sustancia conocida como ‘salicilina’ que constituye uno de los mejores anticoagulantes que brinda la naturaleza. Para disfrutar de sus beneficios, puedes beber infusión de corteza de sauce, a diario. Para prepararla solo necesitarás:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de corteza de sauce (5 g).
  • 1 taza de agua (100 ml).

Preparación

  • Vierte la corteza de sauce en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose 10 minutos y cuélala.
sauce blanco

2. Ulmaria

Al igual que la planta anterior, la ulmaria tiene compuestos anticoagulantes y antiinflamatorios que ayudan a mejorar el paso de la sangre ante interferencias o problemas arteriales. Bebe una taza a diario para disfrutar de sus beneficios.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ulmaria (5 g).
  • 1 taza de agua (100 ml).

Preparación

  • Agrega la ulmaria en una taza de agua y pon a hervir la bebida.
  • Cuando llegue a ebullición, tápala y retírala del fuego.
  • Deja que repose 10 minutos y cuélala.

3. Apio

apio

Por sus propiedades diuréticas y desintoxicantes, el apio es una de las plantas que ayudan a combatir las molestias derivadas de la mala circulación. Sus compuestos reducen la inflamación, depuran y, a su vez, nutren al organismo. Bebe 2 veces al día.

Ingredientes

  • 1 tallo de apio.
  • 3 tazas de agua (300 ml).

Preparación

  • Lava y corta el tallo de apio, añádelo a una olla con un litro de agua y llévalo a ebullición.
  • Cuando hierva, retíralo del fuego, tápalo y deja que repose 10 minutos a temperatura ambiente.

4. Ortiga

La ortiga es un buen suplemento de hierro en caso de anemia. Sumado a esto, tiene propiedades anticoagulantes y vasodilatadoras que mejoran de forma significativa la circulación. Bebe su infusión dos veces al día para aprovechar sus beneficios.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de ortiga (5 g).
  • 1 taza de agua (100 ml).

Preparación

  • Agrega la ortiga en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.
  • Pasado este tiempo, cuela la bebida y consume.

5. Flores de tilo

te-de-tila

Las propiedades de las flores de tilo se han aprovechado durante años para fortalecer las arterias y disminuir los problemas de circulación de la sangre. Sus compuestos calman el estrés y son beneficiosos en casos de tensión alta. Bebe una vez al día para aprovechar sus beneficios.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de flores de tilo secas (5 g).
  • 1 taza de agua (100 ml).

Preparación

  • Vierte las flores de tilo en una taza de agua y pon a hervir la bebida.
  • Cuando llegue a ebullición, apágala y espera que repose 10 minutos.

Recuerda

Siempre que vayas a optar por un remedio natural, evita combinar varios a la vez para evitar reacciones adversas. En lugar de ello, procura elegir una sola de las bebidas que te hemos comentado.

A pesar de que la naturaleza nos brinde un sinfín de beneficios para la salud, no se debe sustituir el tratamiento farmacológico por ningún remedio natural. Por otra parte, hay que recordar que, las plantas, por sí solas, no son capaces de curar ni de aliviar ningún trastorno, por ende, deben tomarse siempre como medidas complementarias.