5 plantas tóxicas que todo el mundo debe conocer

Lorena González · 29 enero, 2019
Pueden provocar urticarias, quemaduras, vómitos y hasta problemas cardíacos. Por eso, si encuentras alguna de estas plantas, debes evitar tocarlas y, especialmente, ingerirlas.

No todas las plantas son buenas para tomar en infusiones o usar como condimento en los platos. Algunas pueden entrañar serios riesgos para la salud. De algunas de ellas vamos a hablar, son plantas tóxicas con las que debes tener mucho cuidado. Toma nota.

1. Plantas tóxicas: la bugalla

La bugalla es un tipo de planta que podemos encontrar en las zonas templadas del hemisferio norte, especialmente en lugares húmedos como los pantanos. Existen varias especies de este tipo de planta, conocido también bajo el nombre de botón de oro y muchas de ellas son venenosas.

¿Por qué es tóxica?

Esta planta contiene savia cáustica que puede producir quemaduras en la piel. Tras el contacto con la mucosa, acabaría provocando tos y espasmos laríngeos. Además, en el caso de que su esencia entre en contacto con los ojos, puede causar ceguera temporal.

Visita este artículo: 4 razones por las que puedes sufrir una intoxicación alimentaria

2. Cicuta

Cicuta en el campo

La cicuta es una de esas plantas tóxicas que sí es conocida, ya que se asocia con un tipo de veneno. Se encuentra especialmente en Europa, Asia y América del Norte, en lugares muy húmedos, como los pantanos y a las orillas de los ríos.

No hay que dejarse engañar por su olor a zanahoria, porque es una de las plantas más venenosas que podemos encontrar. Solo un experto en botánica podría distinguirla de las docenas de plantas con flor redonda que existen. En el caso de que encuentres una con estas características, lo mejor será que ni la toques.

¿Por qué es tóxica?

Se trata de una planta que provoca vómitos, convulsiones, baja la actividad cardíaca e incluso puede provocar la muerte. Hay que tener en cuenta que con 100-200 gramos se podría llegar a matar a una vaca.

3. Saúco

El saúco es un tipo de planta que podemos encontrar en la zonas templada y subtropicales. Sobre todo es común el saúco rojo y negro. Se trata de una planta muy tóxica en todas sus partes. Si llegas a tocarla, lo mejor será que te laves las manos lo antes posible.

Por el contrario, sus bayas negras son seguras cuando sí están maduras, tanto que se usan en la elaboración de bebidas y de pasteles.

¿Por qué es tóxico?

Se trata de un tipo de planta que es capaz de provocar, tras su contacto, un fuerte dolor de cabeza, debilidad, dolor abdominal e incluso convulsiones. Además, puede ser tan peligrosa que acabe provocando insuficiencia cardíaca y paro respiratorio.

4. Acónito

Flor de acónito, una de las plantas tóxicas

El acónito tiene un aspecto de lo más sugerente gracias a su color violeta. Se trata de una planta que se encuentra tanto en Europa como en Asia y América del Norte. Es tan venenosa que en la edad antigua se usaba para colocar en las flechas y que resultarán letales

Su eficiencia es tal en este sentido, que hasta es perjudicial para las abejas. Ellas mismas también podrían intoxicarse si fabricran la miel con esta planta.

¿Por qué es tóxica?

Se trata de una planta que provoca alteraciones en el ritmo cardíaco. También entumecimiento de la piel tanto en rostro como en manos y piernas; oscurecimiento de la visión y la muerte. Su toxicidad es tal, que la savia es capaz de penetrar incluso a través de la piel.

Lee también: El veneno del mercurio para la salud

5. Estramonio

Planta de estramonio

El estramonio es otra de las plantas tóxicas relativamente conocidas. Se trata de un tipo de planta que se encuentra sobre todo en América del Norte, en América Central, y Europa.

Se parece a la de la patata o el tomate, no es muy llamativa a simple vista y sus frutas puntiagudas con semillas de color negro en el interior son lo que más destaca. Posee una flores blancas que emanan un fuerte olor.

¿Por qué es tóxico?

Se trata de una planta altamente tóxica por su contenido en alcaloides que hacen que el ritmo cardíaco se acelere, y el resultado sea la desorientación y delirio, llegando a poder suceder el coma o la muerte. Es una planta que se usaba en rituales de brujería.