5 pomadas caseras para aliviar los dolores

Martín Perez · 23 enero, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 24 mayo, 2019
Existen algunos elementos naturales que tienen propiedades antiinflamatorias útiles en el tratamiento de dolores musculares y molestias afines puntuales.

Aliviar los dolores es fundamental, puesto que pueden causar muchos problemas en el desenvolvimiento en las actividades cotidianas. Aunque al principio solo sea una leve incomodidad en alguna zona del cuerpo, puede ir a más dando como resultado un cuadro más complejo.

Pueden aparecer por diversas razones, aunque es común que sea como consecuencia de las reacciones antiinflamatorias por exceso de actividad física o sobreesfuerzo.

A continuación te compartiremos algunas fórmulas caseras que pueden serte de utilidad a la hora de aliviar los dolores leves, de manera puntual.

El dolor y su alivio

Tal y como explican los expertos de MedlinePlus, «los dolores musculares son comunes y pueden comprometer más de un músculo». Además, puede involucrar tendones, ligamentos y fascia (tejidos blandos).

Como comentamos anteriormente, el dolor puede aparecer como consecuencia de una lesión o sobrecarga por el ejercicio o esfuerzo físico y, por lo general, tiende a experimentarse apenas se termina de realizar dicho esfuerzo.

Los expertos del grupo de Educación en Salud para la Ciudadanía de la Sociedad Española de Medicina Interna comentan que para obtener el alivio, lo más adecuado es descansar, aplicarse compresas de hielo para reducir la inflamación (desde 24 a las 72 horas) y tomar ibuprofeno o paracetamol. Posteriormente, la aplicación de calor puede brindar mayor alivio.

Los masajes pueden ser otra opción para obtener el alivio. Estos pueden realizarse con aceites esenciales, cremas o lociones con ingredientes naturales, que tengan propiedades antiinflamatorias.

Lee: 4 estiramientos que te ayudarán a corregir tu postura

5 pomadas caseras para aliviar los dolores

Se pueden elaborar pomadas caseras para aliviar los dolores musculares leves. veamos algunas recetas muy sencillas.

Crema

1. Pomada con aceites de origen vegetal

En esta pomada, combinaremos varios aceites de origen vegetal que tienen propiedades analgésicas y antiinflamatorias capaces de contribuir con el alivio de los dolores.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite vegetal de hipérico o hierba de San Juan (45 ml)
  • 3 cucharadas de aceite vegetal de árnica (45 ml)
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla (3 ml)
  • 2 cucharadas de esencia de menta (30 ml)

Procedimiento

  • Primero, en un recipiente vacío y limpio añadiremos el aceite vegetal de hipérico y el de árnica. Por último, incluiremos las esencias de vainilla y menta.
  • A continuación, batiremos hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Por último, antes de aplicarla, es recomendable que la zona de la piel se encuentre húmeda para así poder extender más fácilmente la crema.
Una postura errónea al girar el cuello genera dolor.

2. Crema de aceite de coco, pimienta de Cayena y árnica

En vista de que sus tres ingredientes tienen propiedades antiinflamatorias, esta crema podría ser una buena opción a la hora de aliviar las molestias y la inflamación de ciertas zonas del cuerpo.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de aceite de coco (60 ml)
  • 1 cucharada de pimienta de Cayena (15 g)
  • 3 cucharadas de flores secas de árnica (45 g)

Procedimiento

  • Derretiremos el aceite de coco al baño María, hasta que quede completamente fundido. En el mismo recipiente agregaremos la pimienta de Cayena y algunas flores de árnica.
  • A continuación, volveremos a ponerlo a fuego lento mientras mezclamos con movimientos envolventes.
  • Por último, dejaremos que tome consistencia para poder untarlo al cuerpo. Se recomienda aplicarlo en forma de masajes para reducir la rigidez.

3. Pomada de alcanfor

El alcanfor tiene propiedades antiespamódicas y analgésicas. La forma más rápida de preparar la crema es derretir un poco de alcanfor junto con esencias para lograr una mezcla potente contra el dolor.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de alcanfor (45 g)
  • 2 cucharadas de esencia de menta (30 ml)

Procedimiento

  • Añade un poco del alcanfor y esencia en un recipiente y caliéntalo al baño María mientras lo mezclas.
  • Luego déjalo reposar el tiempo suficiente para que la crema no quede tan caliente. A la hora de aplicar a la piel, las mismas propiedades serán las que hagan arder un poco la zona adolorida.

4. Pomada de hierba de San Juan

Esta pomada es muy famosa por ser usada como una medicina alternativa, ya que además, de sus propiedades antiinflamatorias, se considera que tiene un buen efecto hidratante. Junto con esta hierba se usa la arcilla roja para obtener mejores resultados.

Ingredientes

  • 3 gotas de esencia de menta
  • 3 cucharadas de arcilla roja (45 g)
  • 5 gotas de aceite de hierba de San Juan o hipérico

Procedimiento

  • Mezcla la arcilla, la hierba y un poco de esencia de menta en un recipiente de vidrio. Es importante no usar elementos de metal para no restarle propiedades a la arcilla.
  • Se debe evitar exponer la piel al sol, ya que puede crear manchas. Por esto, se recomienda aplicarla en la noche.
  • La arcilla roja puede causar irritaciones, sobre todo en los ojos.
aliviar los dolores

5. Crema de arcilla

La arcilla es un producto sumamente versátil. Cuando se mezcla con aceites vegetales con propiedades antiinflamatorias, como el de caléndula, obtendremos una pomada útil y muy aromática para combatir los dolores.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de arcilla blanca (45 g)
  • 2 cucharadas de aceite de caléndula (30 ml)
  • 2 cucharaditas de aceite de lavanda (10 ml)

Procedimiento

  • Calentaremos los ingredientes al baño María y dejaremos reposar para que agarre un poco de consistencia. Al final deberá quedar como una pasta compacta en su totalidad.
  • La mejor forma de aplicarla es con masajes en las zonas afectadas, pudiendo repetir el proceso dos o tres veces al día.
  • Aunque hay que dejar que la crema haga efecto, se debe enjuagar con abundante agua la zona unos minutos después.

Lee: ¿Para qué sirven las compresas y cataplasmas?

Comentarios finales

En caso de sufrir de piel sensible, dermatitis o algún otro trastorno de la piel, lo más recomendable es que consultes con el médico antes de aplicarte pomadas caseras. De lo contrario, podrías experimentar reacciones adversas.

Recuerda que siempre debes diluir los aceites esenciales en agua antes de utilizarlos sobre la piel, o podrías irritarla. 

Cada vez que decidas elaborar tus propias pomadas caseras para aliviar los dolores, debes tener en cuenta ciertas precauciones.

  • Ara, A., & Roldán, A. A. (2003). Los grandes remedios naturales(Vol. 130). Edaf.
  • Jackson, M. (2003). Manual De Remedios Naturales (Vol. 145). Edaf.
  • Pérez-Cajaraville, J., Abejón, D., Ortiz, J. R., & Pérez, J. R. (2005). El dolor y su tratamiento a través de la historia. Revista de la Sociedad Española del Dolor12(6), 373-384.