5 posturas relajantes para los que tienen miedo al sexo

Las personas que tienen miedo al sexo suelen bloquearse o aislarse para no pasar por momentos desagradables, pero esa no es la solución a sus problemas. Existen posturas y ejercicios que ayudan a combatir estos temores íntimos

Los que tienen miedo al sexo necesitan un apoyo extra para ganar confianza y relajarse en la intimidad. Son diferentes las circunstancias por las que se produce esta sensación, frente a un acto que solo debería ser de felicidad y placer.

Someterse a la primera relación sexual, el embarazo, un post parto o ciertos antecedentes traumáticos, provocan miedo al sexo. Por este motivo existen diversas posturas y ejercicios para mejorar la vida sexual. Y sobre todo, para estar tranquilas y gozar.

5 posturas relajantes para que le pierdas el miedo al sexo

1. La cucharita

Es una de las posturas más relajantes por la posición que ambos toman. Se colocan de lado y la mujer es contenida todo el tiempo por el compañero que la abraza desde atrás. Es sumamente romántica y afectuosa, motivo por el cual es más fácil la entrega.

La cucharita otorga seguridad, se logra a través de ella una sensación de estar protegidas ante cualquier situación. El hombre se convierte en una especie de guardaespaldas que suavemente crea el ambiente propicio para la penetración.

Postura de la cucharita para dormir.

En su lugar, tiene la posibilidad de hacer masajes, susurrar palabras tranquilizadoras a su chica y excitarla con sus caricias. Una vez que estén a punto, puede penetrarla lentamente mientras la abraza más fuerte.

2. El misionero

Esta postura beneficia a la persona que tiene miedo al sexo por su cercanía con la pareja. Tienen un contacto visual constante en el cual se sumergen para relajarse más. Además, saben que cualquier molestia será detectada de inmediato y podrán frenar.

En el caso de las mujeres, ven a su chico dominar la situación y no necesitan ser las que se preocupen por los ritmos y otros detalles que a veces alteran. Sobre todo cuando no son muy experimentadas y no tienen vergüenza.

Descubre: ¿Cómo perder la vergüenza en la cama con mi novio?

posturas-sexuales-fáciles-misionero

El misionero es considerado entre los novatos como romántico, dulce y suave. Y estas característica son las ideales para los que tienen miedo al sexo, ya que la experiencia no será demasiado pasional y se controlan fácilmente los impulsos.

3. Sexo oral

Hay quienes son temerosas con respectos a la penetración y necesitan más tiempo para prepararse. Pero están dispuestos a satisfacer a su pareja con encuentros íntimos a través de otras formas de sexo. 

El 69 es una posturas en la que ambos puedes disfrutar de masajes linguales en sus genitales al mismo tiempo. El caballero puede acostarse boca arriba, mientras que su chica se coloca a la inversa sobre él.

Si ya lo han practicado varias veces, pueden recurrir a las variantes 68 o 42. Solo que en ellas, quien logre el éxtasis mayor será uno solo.

4. Vaquera

Muy recomendado para las mujeres embarazadas que tienen miedo al sexo o creen que les puede ocasionar algún daño a su bebé. Con esta postura, son ellas las que controlan el ritmo y la profundidad.

Así mismo, el vientre no se ve presionado por el cuerpo del compañero, lo que en ocasiones impresiona a las futuras mamás. Al manejar ellas la situación, tienen la libertad para hacerlo suavemente o cortar cuando lo desee.

5. Al borde

Otra postura para las parejas que están transcurriendo los últimos meses de embarazo y tienen miedo al sexo. La mujer se coloca sobre la orilla de la cama o un taburete cómodo. Su esposo se arrodilla de frente y la penetración es libre y placentera.

Ninguna parte del cuerpo se ve afectada ni apretada, entonces pueden gozar tranquilos del coito. Siempre es aconsejable que puedan verse a la cara para detectar cualquier molestia o temor.

Ejercicios de Yoga para los que tienen miedo al sexo

La práctica de yoga aumenta la producción de endorfinas, que son precisamente las hormonas responsables de la felicidad de las personas. A su vez, tonifica los músculos que se ponen en actividad durante el sexo. Y lo que termina de hacerlo interesante es que equilibra los pensamientos.

Relajación y respiración.

  • Postura tendida

Colocar un cojinete para apoyar la espalda y que sea de más comodidad. Hay que formar un rombo con las piernas, se flexionan las rodillas y juntan los pies enfrentados. Se tumba hacia atrás y coloca las manos a los laterales. Esta postura sirve para tener mayor apertura de caderas y liberar tensiones.

  • Postura de inversión

Si lo que se busca es conseguir mayor excitación, deben tumbarse boca arriba y elevar piernas y cadera dejando caer su peso en la espalda alta. Tener cuidado de no hacer la fuerza con el cuello. En yoga todos los movimientos deben ser suaves y acompañados de una buena respiración.

De esta manera se estira la zona baja y se logra estimular el flujo sanguíneo en la parte pelviana.

Ya es momento de comenzar a luchar contra el miedo al sexo. Se trata de confiar en la pareja, dialogar y comenzar despacio con algunas de estas posturas más relajantes.

Te puede gustar