5 posturas de yoga que te ayudan a lucir un vientre más plano

Daniela Echeverri Castro·
02 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila al
07 Mayo, 2019
Para lograr una mayor tonificación y un vientre más plano podemos ir aumentando el tiempo de cada ejercicio a medida que ganemos resistencia, e incluso colocar algo de peso en la zona.

Para tener un vientre más plano y tonificado es necesario adoptar un estilo de vida saludable que combine buenos hábitos alimenticios con una rutina de ejercicios. Si bien hay muchas ayudas extra para llegar a tener las medidas deseadas, es fundamental tener en cuenta que la dieta y el entrenamiento son los pilares más importantes.

El yoga es una de esas disciplinas que puede ayudarte a mejorar tu condición física y al mismo tiempo, trabajar tanto tu mente como cuerpo. ¿Alguna vez lo has probado? En caso de que no, a continuación te ofrecemos algunas posturas para que te animes a hacer una sesión.

5 posturas de yoga que te ayudan a lucir un vientre más plano

Con la práctica de yoga es posible trabajar varias áreas del cuerpo, incluyendo el abdomen. Al mismo tiempo, se libera tensión –tanto física como emocional– lo cual resulta muy positivo también, pues invita a continuar la práctica.

Recuerda que aunque tu objetivo sea tener un vientre plano, es recomendable que no solo realices ejercicios concretos para trabajar esta zona, sino también otras partes del cuerpo. Después de todo, esto te permite sumar salud y bienestar. 

Para ayudarte, a continuación te compartiremos 5 posturas de yoga. Estas, practicadas de forma regular, pueden ayudar a aplanar esta zona del cuerpo a la par que aumentan la quema de calorías. Lo más interesante es que tonifican los músculos y aumentan la resistencia física.

1. Postura de la cobra

Ejercicios de yoga para trabajar tus abdominales
La postura de la cobra es ideal para trabajar los músculos abdominales y la región lumbar.

La postura de la cobra (Bhujang asana) está recomendada para fortalecer los músculos abdominales y relajar la zona lumbar. Es ideal para aquellos que, además de combatir la grasa, buscan un vientre más plano, tonificado y esbelto.

¿Cómo hacerla?

  • Para empezar, sobre un tapete, acuéstate boca abajo sobre el estómago, con las piernas estiradas sobre el suelo y los brazos levantando el torso (como en la imagen superior).
  • Después inhala poco a poco y procura levantar el pecho tanto como te sea posible.
  • A continuación, sostén la posición 20 segundos y regresa al suelo con un movimiento lento.
  • Luego, realiza de 3 a 5 repeticiones, aumentando el tiempo conforme ganes fuerza.
  • Nota: evita esta postura si padeces lesiones en la espalda, hernia o estás embarazada.

¿Quieres conocer más? Lee: 6 excepcionales poses de yoga para perder peso

2. Postura del bote

Postura del bote. Yoga.

Si bien esta postura es ideal para tonificar los músculos abdominales, también se recomienda para fortalecer las piernas y la espalda. La posición trabaja en conjunto estos grupos musculares y, dado que requiere equilibrio y fuerza, es ideal para aumentar la resistencia.

¿Cómo hacerla?

  • En primer lugar, acuéstate boca arriba sobre un tapete, con las piernas juntas y extendidas y los brazos a los costados del cuerpo.
  • Inhala y empieza a levantar las piernas y el torso tanto como puedas.
  • Los brazos deben quedar estirados, como si quisieras tocar los pies.
  • A continuación, asegúrate de formar un ángulo de 45 grados con todo el cuerpo y respira profundamente mientras sostienes la posición de 15 a 20 segundos.
  • Realiza 3 o 5 repeticiones por sesión.

3. Postura del arco

Esta interesante postura es ideal para disminuir medidas de la cintura y conseguir un vientre más plano y tonificado. Su práctica regular relaja los músculos de la zona lumbar y, además, sirve para apoyar las funciones del sistema digestivo.

¿Cómo hacerla?

  • Acuéstate boca abajo sobre un tapete con las piernas estiradas y los brazos a los costados del cuerpo.
  • A continuación, flexiona las rodillas y lleva los brazos hacia atrás para agarrar los pies o los tobillos.
  • Inhala y levanta la cabeza mientras doblas el cuerpo como tratando de formar un arco.
  • Mantén la posición de 15 a 30 segundos y realiza una respiración profunda.
  • Exhala mientras regresas a la posición inicial y haz 5 repeticiones.

4. Postura de la tabla

La postura de la tabla (Kumbhakasana) es un ejercicio de resistencia física que permite trabajar el vientre y los músculos de la espalda. Si bien parece sencilla, su práctica requiere equilibrio y concentración, dado que pone a funcionar todo el cuerpo.

¿Cómo hacerla?

  • Boca abajo apoya el cuerpo con las puntas de los pies y las palmas de las manos.
  • Asegúrate de estirar bien las piernas y mantener las manos justo debajo de los hombros.
  • A continuación, levanta el torso del suelo, mientras empujas con las manos hacia abajo para aumentar la intensidad del ejercicio.
  • Inhala y mantén la columna alineada y aguanta de 20 a 30 segundos.
  • Exhala y baja el cuerpo con un movimiento suave hasta quedar en una posición de descanso.
  • Realiza 3 repeticiones.

Visita este artículo: 6 posturas para aliviar el dolor de espalda

5. Puente

Postura del puente. Yoga.
La postura del puente permite trabajar los glúteos, la espalda y los muslos.

La postura del puente es un ejercicio sencillo que ayuda a mejorar el aspecto del vientre mientras fortalece sus músculos. Su práctica habitual también permite disminuir la tensión de la espalda y la flacidez de los glúteos.

¿Cómo hacerla?

  • Acuéstate boca arriba con las piernas flexionadas y las manos a los costados del cuerpo.
  • Tira los hombros un poco hacia atrás y agarra los talones con las manos.
  • Sin despegar los pies del suelo, eleva la cadera y trata de separarla del suelo tanto como puedas.
  • Levanta también los glúteos y trata de formar un puente con la espalda.
  • Sostén la posición 15 segundos y, mientras regresas a la posición inicial, exhala.

¿Estás lista para empezar a fortalecer tu abdomen? Si ya estás mejorando tu alimentación y haces ejercicios aeróbicos, complementa tu rutina con estas posturas y descubre sus beneficios y efectividad para lograr un vientre más plano.