5 prácticos ejercicios para el cuello

Jesus · 7 mayo, 2013
El cuello es una zona que tiende a cargarse mucho cuando nos mantenemos en una mala postura o bien, en una misma postura por periodos de tiempo prolongados.

Realizar ejercicios para el cuello puede ayudar a aliviar la tensión acumulada y a continuar las actividades diarias de la mejor manera posible. Todo ello gracias a los estiramientos suaves y mantenidos, que además de facilitar el movimiento, aumentan la flexibilidad de los músculos y reducen el riesgo de sufrir lesiones.

La rigidez que provoca el hecho de permanecer en una misma postura por varias horas seguidas es una molestia que nadie desea experimentar y, cuando aparece, por lo general se desea aliviarla cuanto antes. Veamos a continuación qué se puede hacer.

Ejercicios para el cuello

Si permaneces en una misma postura durante varias horas seguidas, por ejemplo, sentado mirando el ordenador, es recomendable que pongas en práctica los siguientes ejercicios.

Ejercicio número 1

En una posición erguida, con la espalda recta, con tu mano derecha abierta (o la izquierda si eres zurdo), cierra los cuatro dedos del índice al meñique y coloca tu mano bajo tu mentón, a la vez que tus dedos cerrados tocan tus labios.

Ejerciendo un poco de presión con tu mano, abre tu boca y ciérrala lentamente. Repite este movimiento entre 15 y 20 veces.

Ejercicio número 2

Aunque tal vez el gesto para realizar este ejercicio no es necesariamente estético, en realidad puede ser de mucha ayuda para trabajar esos músculos bajo tu mentón.

Abre tu boca ampliamente, bajando tu mandíbula inferior y luego, ciérrala de manera que tus labios inferiores cubran o envuelvan tus labios superiores.

Este ejercicio lo puedes realizar cuando te encuentres a solas en cualquier momento del día.

Ejercicio número 3

Mientras estás en una posición erguida, cuidadosamente mueve tu cabeza un poco hacia atrás, mirando hacia arriba. Luego, mueve tu boca como si estuvieras masticando comida con la boca llena. Repite este movimiento unas 15 veces lentamente.

Ejercicio número 4

Este ejercicio es como una versión de los abdominales, pero enfocado en los músculos del cuello, específicamente los que se encuentran en el cuello.

Con el cuerpo acostado sobre una colchoneta o esterilla y con las piernas y brazos extendidos, levanta tu cabeza hasta que el mentón toque o se acerque a tu pecho, manteniendo la posición por unos pocos segundos.

Ejercicio número 5

Mujer sacando la lengua.

Por último, este ejercicio bastante fácil de realizar consiste en posicionarte de manera erguida, abrir tu boca ampliamente y sacar tu lengua, estirándola. Espera unos pocos segundos con tu lengua afuera y repite el movimiento.

Nota

Además de practicar estos ejercicios para el cuello, te recomendamos que mantengas una buena higiene postural y, en general, buenos hábitos de vida para gozar de bienestar día a día.

En caso de que tengas molestias musculares o articulares más intensas, considera acudir a un fisioterapeuta.