5 preguntas para encontrar el camino cuando te sientes perdido y confundido

Brunilda Zuñiga 26 noviembre, 2016
Si te sientes perdido es fundamental saber a qué cosas estás dispuesto a renunciar y cuáles son fundamentales en tu camino. Debes ser consciente de qué precio quieres pagar por tus sueños

¿Cómo dirías que te sientes hoy? Si estás leyendo este artículo tal vez lo haces porque te sientes perdido y confundido o porque te has sentido así recientemente.

Esto no es tan raro como podrías pensar.

Todos hemos pasado por estos momentos en los que encontrar la brújula de nuestra vida es todo menos sencillo. Esto pasa sin importar si tenemos la mejor familia, los mejores amigos o el empleo que siempre soñamos.

Si estás pasando por esta situación, lo primero que debes hacer es reconocer que está bien. Tal vez es momento de bajar un poco la velocidad y darte cuenta de que te estás olvidando de los más importante en tu vida: tú.

Responde a estas preguntas cuando te sientas perdido y encuentra la vía para salir adelante.

1. ¿Cómo puedo traer más felicidad y diversión a mi vida hoy?

felicidad

Antes hablamos de cuando te sientes perdido y aparentemente lo tienes todo. Uno de los motivos de que esto pase es que te concentras en cumplir con todas tus obligaciones y con lo que los demás esperan de ti.

Eso no está mal, siempre que no pierdas de vista que en tu vida debe haber diversión y felicidad.

Antes de preocuparte por todo lo que puedas cambiar, primero piensa en cómo obtener un poco de felicidad. Es algo tan simple que, en ocasiones, lo pasamos por alto.

Piensa en esas cosas simples que te cambian el humor con el mínimo esfuerzo.

Las opciones son infinitas, pero la correcta dependerá solo de ti y de lo que consideres divertido, así que manos a la obra y recuerda qué te saca una sonrisa enorme.

No olvides leer: La felicidad debe nacer de tu interior, no al lado de nadie

2. ¿Qué precio estoy dispuesto a pagar por dejar ese sueño que estoy persiguiendo?y si

Si te sientes perdido porque estás trabajando arduamente por un proyecto o sueño que, de pronto, parece imposible, quizás te has planteado darlo por terminado.

Antes de dar ese paso, es importante que te detengas a pensar qué pasará si lo haces.

No decimos que nunca debas dejar una meta. Al contrario, esto es válido cuando en verdad ya no es lo que deseas.Lo que decimos es que debes tomar consciencia de lo que esa renuncia significa para ti.

Analiza seriamente qué precio tendrás que pagar por dejar ese sueño. En ocasiones, lo único es la tensión que te trae y, en otras, puede afectar relaciones y mucho trabajo.

Nadie más que tú puede decidirlo, pero es importante que sepas las consecuencias y que te prepares para lo que suceda.

3. ¿Qué precio estoy dispuesto a pagar con continuar con ese sueño o meta?

Esta pregunta complementa a la anterior y siempre debe ser de las primeras que te hagas cuando te sientes perdido.

A veces, continuar con un sueño implica más estrés, más cansancio y la toma de decisiones difíciles que no deseamos.

En estos casos es buena idea que pongas en una balanza los pros y contras de dejar de intentar o continuar.

Al momento de hacer este análisis, procura ser lo más objetivo posible y piensa en cómo tu decisión afectará a amigos, familia y a todos los que te rodean.

Al final, todas las decisiones deben ser tuyas, pero es mejor tomarlas siendo absolutamente consciente de lo que implican. Esto te requerirá mucha reflexión, así que llévalo con calma y mucha paciencia.

4. ¿Qué puedo hacer para ser una mejor persona?

Es posible que el motivo por el que te sientes perdido sea que tus acciones y tus valores no son congruentes.

Tal vez tú mismo te has engañado al tomar ciertas decisiones, o al actuar de una determinada manera para que no te afectase.

También puede pasar que te hayas concentrado en ti y en tus deseos y que estás olvidando al resto.

Entonces, piensa por un momento qué puedes hacer para ser una mejor persona. Cualquier cosa vale, siempre que sea algo que aporte a los demás y que a ti te nazca de dentro.

Piensa, que seguro encuentras más de una opción que puedes hacer al mismo tiempo.

¿Quieres conocer más? Lee: No tomar decisiones es peor que cometer errores

5. ¿Cómo me siento conmigo mismo?mujer-narcisista-mirándose-al-espejo

Vaya pregunta es esta, ¿cierto? Cuando te sientes perdido, confundido o sin saber adónde vas, esta pregunta puede ser muy compleja, pero también la clave para saber cuál es el camino que debes tomar.

Olvida por un momento todo lo que sientes que deberías hacer y las opiniones del resto.

Al hacerte esta pregunta debes concentrarte solo en ti mismo. ¿Te sientes orgulloso de lo que haces? ¿Crees que aportas algo a quienes están cerca de ti?

Si en tu interior hay algo que te dice que no estás haciendo lo correcto con tu vida, sin duda te vas a sentir mal con los resultados por mucho que trates de engañarte.

Con estas cinco preguntas en mente estamos seguros de que te será más fácil hallar el camino que debes seguir.

Tan solo ten un poco de paciencia porque, aunque parecen preguntas simples, te obligarán a hacer un análisis realmente profundo que te llevará algún tiempo.

Lo más importante es que seas honesto contigo mismo y no te juzgues. Solo escúchate y comprende qué quieres.

Te puede gustar