5 productos que jamás debes usar como lubricante

Claudia Pamela Forestello · 15 mayo, 2018
Las relaciones con hombres de pene grande, el sexo anal o simplemente la falta de lubricación natural abre las puertas para utilizar otros tipos de productos, descubre cuáles jamás debes usar como lubricante.

Lubricar los genitales antes del coito es necesario, en algunas ocasiones especiales, para lograr mayor placer. Pero no todo lo que está al alcance de tu mano puede ser utilizado como tal. Existen productos que jamás debes usar como lubricante si no quieres que las consecuencias sean aún peores.

5 productos que jamás debes usar como lubricante

1. Vaselina

A pesar de la creencia popular que alienta a colocar vaselina para una mejor dilatación, su uso es muy arriesgado. Para comenzar, sus propiedades son nocivas para la salud provocando infecciones bacterianas.

Dedos con vaselina

Los tratamientos para estas enfermedades son muy lentos y los resultados no están garantizados. Por otro lado, los preservativos se dañan fácilmente, por lo que existen peligros de embarazos no deseados.

2. Aceite de cocina

Si bien en el apuro, algunos comienzan a ver todo como un excelente auxilio sexual, jamás hay que usar como lubricante el aceite que tienen para cocinar.

Su textura afecta negativamente a los condones provocando roturas o incomodidades. Además, en la zona vaginal o anal ocasiona irritaciones o lastimaduras que llevan su tiempo para sanar.

Aclarar aceite de almendras

3. Gel para el cabello

Otro elemento que seguramente se encuentra al alcance de la mano, en una nueva experiencia, es el gel para el cabello. Pero precisamente es para utilizar solo en peinados y nada más.

Cada cosa a su lugar y así podemos prevenir lesiones en la piel por deshidratación o sufrir una picazón intensa, producto de los químicos. Cuidar la salud sexual es parte del encanto íntimo con la pareja.

4. Cremas corporales

Las cremas que existen para hidratar el cuerpo cada día, tampoco cumplen con esta función. Más bien, conllevan inconvenientes difíciles de sortear, como ardor o una posible rotura del profiláctico. A esto se le suma que la crema se seca muy rápidamente, por lo que no surte el efecto deseado como lubricante.

5. Saliva

Algunos hombres tienen el hábito de recurrir a su saliva para utilizarla como lubricante durante un encuentro sexual. Pero no es lo más recomendable.

Verdaderamente, lo único que ocasiona es la exposición de los genitales a posibles bacterias que derivan en infecciones. Y contra lo que muchos piensan, su verdadero resultado es secar la vagina, en lugar de humedecerla.

¿Cuáles son los beneficios de los lubricantes durante el sexo?

Si bien durante la excitación se produce una lubricación natural, muchas veces utilizar lubricantes a base de agua favorece la penetración. Incluso, en ciertas circunstancias está indicado por los profesionales para llegar al placer sin dolores o lesiones.

Contra la vagina reseca

En ciertas épocas de las mujeres, como el período gestacional o la menopausia, la vagina suele resecarse. Esto sucede por los cambios hormonales que sufre el organismo en los que la lubricación natural no sucede tan habitualmente. Los médicos aconsejan utilizar, entonces, otros productos para que el coito se sienta más suave y ambos puedan disfrutar.

Sexo anal

El ano no tiene la misma posibilidad de dilatación, por lo que es recomendable siempre una ayuda extra para que sea placentero. Claro está que este beneficios es para personas de cualquier condición sexual. No está limitado el uso de lubricantes solo a las mujeres que se atreven a determinados juegos.

practicar-sexo-anal

Evitar dolores

Según sea las posiciones sexuales elegidas para compartir una rato de pasión con el compañero, se puede exponer a ángulos de penetración más dolorosos. El uso de lubricantes adecuados disminuye el dolor ocasionado por las fricciones y brinda la posibilidad de entregarse con confianza a nuevas experiencias.

Relaciones con hombres de pene grande

Cuando se topa en el camino con un hombre de pene grande la sorpresa es grande al momento de ir a la cama. Inevitablemente necesita, de manera urgente, un lubricante para hacer del coito un acto más sencillo. De lo contrario se expone, no solo a sufrir molestias sino a lesiones internas.

Masturbación con juguetes

Cada vez aparecen más  juguetes sexuales nuevos para ser incorporados en el sexo compartido o disfrutarlos de forma individual. Si tenemos uno de ellos para masturbarnos, podemos probar con estos productos dilatadores que nos harán sentir nuevas sensaciones. Es probable que deseemos hacerlo con más frecuencia tras la primera prueba, ya que la experiencia es fantástica.

Reflexión

Podemos encontrar en las tiendas productos específicos que nos ayudarán a tener un sexo más saludable y satisfactorio. Y pese a que en casa hay cantidad de elementos ‘aceitosos’, jamás debes usarlos como lubricantes. Antes de actuar, piensa que estás tratando con una parte íntima y muy sensible de tu cuerpo.