5 razones para hacer flexiones de brazos todos los días

Daniela Castro 16 junio, 2015
Si tu cuerpo no está acostumbrado a las flexiones, procura no forzarlo demasiado al principio. Puedes empezar de a poco e ir aumentando las repeticiones

El ejercicio es una de las mejores formas de quemar una cantidad significativa de calorías, bajar de peso y tonificar los músculos para lucir la figura deseada. Sin embargo, no todos los ejercicios involucran a todos los músculos del cuerpo, pues en la mayoría de las rutinas es necesario hacer una combinación de ejercicio cardiovascular con ejercicio de fuerza para trabajar las diferentes áreas del cuerpo. Afortunadamente, las flexiones de brazos son uno de esos ejercicios “todo en uno” que le aportan diferentes beneficios al cuerpo sin tener que hacer mayor esfuerzo o someterse estrictamente a una rutina. Si bien es bueno complementarlo con otros ejercicios, hacerlas solas también causa impacto positivo en nuestra figura.

Fortalece la parte superior del cuerpo

Al aumentar progresivamente la cantidad de flexiones de brazos todos los días, estarás mejorando la fuerza de la parte superior del cuerpo sin tener que estar levantando kilos y kilos de peso. Este ejercicio trabaja el pecho y los hombros, desarrollando una parte superior del cuerpo fuerte y definida.

Trabaja los abdominales

Trabaja-los-abdominales

Aunque las flexiones son un ejercicio que trabaja en especial la parte superior, también pueden trabajar otros músculos del cuerpo si se realizan correctamente. El abdomen recto durante el ejercicio ayuda a estabilizar la columna vertebral, lo que a su vez fortalece y tonifica el abdomen sin necesidad de hacer una gran cantidad de abdominales.

Aumenta la energía rápidamente

Aunque el ejercicio parezca la peor forma para aliviar la debilidad corporal, unas cuantas flexiones podrían dar un impulso de energía para recuperarse. El movimiento mejora la circulación, acumula calor en el cuerpo y se dispara hasta el cerebro para trabajar más eficientemente. Lo mejor es que se pueden hacer en cualquier espacio y estará siempre disponible para recargar las energías sin recurrir a productos energizantes.

Aumenta la masa ósea

Aumenta-la-masa-ósea

A medida que el cuerpo envejece, la masa ósea va disminuyendo y hace que los huesos sean susceptibles de sufrir fracturas. Los ejercicios con pesas son esenciales para fortalecer los huesos, pero un beneficio similar se logra con las flexiones. Al realizar este ejercicio tan completo se trabajan diferentes grupos musculares, así como las muñecas y los codos, fortaleciendo los huesos y reduciendo el riesgo a sufrir lesiones.

Aumenta la tasa metabólica

Al hacer flexiones el cuerpo está ante el desafío de trabajar varios grupos de músculos al mismo tiempo. Esto hace que el corazón tenga que trabajar más para bombear sangre, y la respiración se acelera. El gran beneficio de todo esto es un aumento de la tasa metabólica, lo cual es clave para perder peso fácilmente y mejorar la salud en general. En un solo movimiento se estará obteniendo un beneficio doble, ya que cumple el papel de ejercicio cardiovascular y ejercicio de fuerza.

¿Cómo hacer flexiones de brazos?

¿Cómo-hacer-flexiones-de-brazos

Ahora que ya tienes razones de peso para empezar a hacer flexiones todos los días, de seguro querrás ponerte un reto diario. Si estás lista para construir masa muscular, quemar grasa y mejorar la condición física, no te pierdas estos consejos para hacerlo correctamente.

  • Adopta una posición boca abajo mirando hacia el suelo. Los pies deben estar juntos y el peso debe caer sobre el pecho.
  • Coloca las manos apoyadas en el suelo sobre tus palmas, separadas aproximadamente por la distancia de los hombros.
  • Dobla los dedos de los pies, de tal modo que las puntas queden tocando el suelo.
  • Levántate utilizando los brazos, de modo que se sienta el peso sobre las manos y las puntas de los pies. La cabeza debe formar una línea recta hasta los talones.
  • Por último, solo tienes que flexionar los brazos, manteniendo exactamente esta posición.

Para empezar se pueden hacer tantas flexiones como sea posible, pero sin forzar demasiado el cuerpo que no está acostumbrado. Tan pronto como sientas que necesitas un descanso, debes hacerlo y retomar. Puedes hacer varias series e ir incrementando la cantidad a medida que el cuerpo se adapta.

Una buena idea es añadir cada día dos flexiones más de brazos, aunque sea necesario descansar para lograr el objetivo. De este modo llegará un momento en que logres hacerlas todas sin parar y realizar varias sesiones un mismo día. La idea es que en tres días hayas logrado un total de 12 flexiones, las cuales puede seguir incrementando.

Te puede gustar