Flexiones de brazos para tonificar y bajar de peso

Las flexiones de brazos ayudan a fortalecer músculos y huesos, a bajar de peso. Planifica un buen entrenamiento con una dieta adecuada para los mejores resultados.

Las flexiones de brazos, como otro ejercicio físico, es una de las mejores formas de quemar calorías, bajar de peso, tonificar los músculos, y conservar la salud y la movilidad corporal.

Sin embargo, no existen ejercicios que trabajen todos los músculos juntos y de forma pareja.

Por eso, para lograr un buen entrenamiento integral, las rutinas suelen combinar diferentes ejercicios de fuerza y ejercicios cardiovasculares.

Las flexiones de brazos o lagartijas suelen tener un impacto positivo en la rutina, siempre y cuando las ejecutes correctamente.

De hecho, no hacer correctamente los ejercicios de fuerza puede provocar lesiones. Aquí te enseñamos cómo hacerlas correctamente.

Y, no olvides que el entrenamiento debe acompañarse de una dieta saludable.

Leer también ¿Qué debes comer después de tu entrenamiento deportivo?

Ventajas de hacer flexiones de brazos

Una de las ventajas de hacer flexiones de brazos, es que no requiere material. Se realizan solo con el peso corporal y sin ningún tipo de accesorio.

Esto significa que puedes hacer las flexiones de brazos cuando y donde quieras, tanto en un parque como en tu casa o en la oficina.

Al aumentar progresivamente la cantidad de flexiones de brazos todos los días, estarás mejorando la fuerza de la parte superior del cuerpo.

Además, el cuerpo debe trabajar intensamente varios grupos de músculos al mismo tiempo. Esto hace que el corazón tenga que trabajar más para bombear sangre, y la respiración se acelera.

El beneficio de esto es un aumento de la tasa metabólica, que es clave para perder peso y mejorar la salud en general.

A su vez, el aumento de tasa metabólica y la fuerza corporal, ayudan a mantener la masa ósea, y prevenir o reducir la osteoporosis.

huesos sanos y osteoporosis

Leer también Ejercicios para prevenir y tratar la osteoporosis

¿Qué músculos se trabajan en las flexiones de brazos?

Durante una flexión de brazos se movilizan muchos músculos a la vez. Aún así, los principales protagonistas son los músculos del pecho, de los hombros y los brazos.

Particularmente, este ejercicio trabaja los músculos del pecho y de los hombros, así fortalece y define el tronco del cuerpo.

El abdomen recto durante el ejercicio ayuda a estabilizar la columna vertebral, lo que a su vez fortalece y tonifica el abdomen.

Gracias a que en cada flexión de brazos moviliza casi todo tu peso corporal, ganarás fuerza y resistencia.

¿Cómo se hacen correctamente las flexiones de brazos?

 

flexiones de brazos

Para hacer la flexión clásica es necesario realizar apropiadamente estos pasos:

  1. Acostarse boca abajo
  2. Colocar las palmas de las manos extendidas y en contacto con el suelo, a la altura de los hombros
  3. Es fundamental mantener la espalda recta durante todo el proceso para no generar lesiones en la zona lumbar y para trabajar apropiadamente los brazos y el tronco.
  4. Con la fuerza de los brazos, levanta el cuerpo hasta enderezar lentamente toda la longitud del brazo. La articulación del codo no se debe bloquear al estar extendida ya que eso genera una tensión innecesaria.
  5. Bajas el cuerpo doblando los brazos lentamente hasta llegar a la posición inicial. El pecho solo debe rozar el suelo cuando se llegue hasta abajo pero no debe ser un apoyo.
  6. Cuando el pecho roza el suelo, la pelvis debe mantenerse en el aire y la mirada debe estar dirigida al frente.
  7. Cada vez que llegas al suelo cuentas una repetición.

Puedes hacer varias repeticions e ir incrementando a medida que el cuerpo se adapta.

La idea es que en tres días logres hacer 12 flexiones y, luego, puedes seguir incrementando.

Pero, tan pronto como sientas que necesitas un descanso, debes hacerlo y luego retomar. 

Una buena idea es añadir cada día dos flexiones más de brazos, aunque sea necesario descansar para lograr el objetivo. De este modo llegará un momento en que logres hacerlas sin parar y varias sesiones al día.

Recuerda consultar con un entrenador para que evalúe si haces correctamente el ejercicio, y asegurarte que no te lesionas.