5 razones por las que tienes gases todo el tiempo

Okairy Zuñiga · 23 octubre, 2019
Si tienes gases con frecuencia y la situación no remite con un cambio de alimentación, prueba con las infusiones y acude a un especialista para que evalúe tu caso particular

Los gases estomacales son una de las condiciones que más molestias e incomodidad causa para cualquiera de nosotros. Las razones por las que a veces tienes gases son muy variadas, aunque una de las más importantes es la alimentación.

Por lo general, las molestias que sientes cuando tienes gases se deben más a lo personal o lo social, pues son expulsados como eructos o en forma flatulenciasTodos sabemos que no es nada agradable estar en una reunión con amigos o en casa con la familia al tiempo que se presentan los gases.

Si este es tu caso, revisa algunos de los detonantes de los gases y, si te es posible, procura adoptar algunas medidas para controlarlos. Además, si se presentan de forma simultánea con otros síntomas digestivos, consulta al médico.

¿Tienes exceso de gases? Descubre 5 posibles causas

Como lo destaca la Clínica Mayo en su página web, la presencia de gases en el sistema digestivo es completamente normal. Sin embargo, pueden llegar a causar dolor cuando no son expulsados o tienen dificultades para moverse por el tracto digestivo.

Ahora bien, esta publicación también coincide en que su presencia tiene que ver con los hábitos alimentarios. Por lo tanto, para abordarlos es necesario corregir algunos errores en la dieta. ¿Qué debes tener en cuenta?

1. Vigila tu alimentación

Algunos de los factores por los que tienes gases, o que podrían generar este problema son el consumo excesivo de fibra (o la falta de ella), la lactosa, las sodas o mascar chicle, entre otros. Lo importante es saber con qué alimentos se presenta este tipo de crisis, con el fin de evitarlas en un futuro.

Café, alimento que puede causar gases

Sufrir de este tipo de espasmos intestinales no suele suceder por igual a todas las personas. De hecho, siempre va a depender de la tolerancia de cada quien a ciertos alimentos.

Por eso es importante estar atentos a lo que hemos comido antes de que aparecieran los gasesEs importante que recuerdes que no todos procesamos los alimentos de la misma forma. Por eso, el que un amigo no pueda comer semillas no quiere decir que tú tampoco puedas.

Entre los alimentos con mayor probabilidad de causarte gases están:

  • El café
  • La familia de los coles y repollo
  • Los granos (garbanzos, lentejas o judías)
  • Picantes como el chile
  • Alimentos grasos o a media cocción
  • Sodas o bebidas alcohólicas
  • Productos lácteos, incluyendo el yogur
  • Condimentos como el curry
  • Frutos secos y frutas (manzana, plátano, durazno y uvas)

Ver también: ¿Qué pueden revelar los gases intestinales sobre tu salud?

2. Comer rápido

Otra de las razones por las que tienes gases se asocia con comer excesivamente rápido y sin darte tiempo para masticar con calma lo que estás ingiriendo.

Las personas que sufren episodios de ansiedad, nerviosismo, estrés o atracones de comida pueden experimentar episodios de flatulencias o eructos en exceso. Debido a esto, te recomendamos que no solo vigiles lo que comes: también asegúrate de tomarte tu tiempo.

  • Recuerda tener un horario específico para comer y hacerlo con calma y tranquilidad.

3. Medicamentos

Medicamentos para aliviar gases

De acuerdo con una revisión publicada en Frontline Gastroenterology, el consumo de algunos medicamentos puede causar trastornos gastrointestinales. Por eso, es probable sufrir episodios de gases intestinales cuando se inicia un tratamiento. 

De ser así, habla con tu médico y pregúntale si pueden ser dos hechos realmente relacionados. De ser así, él te dirá si es conveniente cambiar la medicación o te indicará un tratamiento para proteger tu estómago.

Es muy importante que, aunque veas la relación entre los gases y los medicamentos, no suspendas tus tratamientos sin avisar al médico.

4. Problemas intestinales

Aunque es muy probable que las razones por las que tienes gases se relacionen con tu alimentación, es recomendable observar la frecuencia con la cual está sucediendo. En ocasiones, los gases son un aviso de que algo en tu organismo va mal.

Por ejemplo, el síndrome del intestino irritable  tiene como síntoma el exceso de gases durante la noche. De hecho, como lo destaca una publicación en Best Practice & Research: Clinical Gastroenterology, este síndrome incluye síntomas gaseosos como eructos, flatulencias e hinchazón.

5. El trabajo de las bacterias intestinales

Mujer con gases

En su paso por nuestro organismo los alimentos hacen un viaje sorprendente. Cuando van del intestino delgado al colon, los alimentos se encuentran parcialmente digeridos, lo cual hará actuar a las bacterias intestinales.

En el momento en que estas bacterias empiezan a trabajar, se pueden acumular los gases que después buscarán salir del organismo, como lo explica una investigación publicada en Gastroenterology & Hepatology.

Te recomendamos leer: 4 señales que indican la perforación del intestino

¿Qué hacer si hay exceso de gases?

Si tienes gases todo el tiempo y ya es algo que se te está saliendo de control, es aconsejable visitar a un gastroenterólogoEste es el médico indicado para dar un diagnóstico acertado.

Como hemos visto, las razones por las que tienes gases son diversas, por lo que debemos prestar atención para ver lo que los está ocasionando.

  • Roudebush, P. (2001). Flatulence: causes and management options. Comp Contin Edu Pract Vet.
  • Kurbel, S., Kurbel, B., & Včev, A. (2006). Intestinal gases and flatulence: Possible causes of occurrence. Medical Hypotheses. https://doi.org/10.1016/j.mehy.2006.01.057
  • Sahakian, A. B., Jee, S. R., & Pimentel, M. (2010). Methane and the gastrointestinal tract. Digestive Diseases and Sciences. https://doi.org/10.1007/s10620-009-1012-0
  • Hasler WL. Gas and Bloating. Gastroenterol Hepatol (N Y). 2006;2(9):654–662.
  • Philpott HL, Nandurkar S, Lubel J, Gibson PR. Drug-induced gastrointestinal disorders. Frontline Gastroenterol. 2014;5(1):49–57. doi:10.1136/flgastro-2013-100316
  • Lacy BE, Gabbard SL, Crowell MD. Pathophysiology, evaluation, and treatment of bloating: hope, hype, or hot air?. Gastroenterol Hepatol (N Y). 2011;7(11):729–739.
  • Hasler, W. L. (2007). Irritable bowel syndrome and bloating. Best Practice and Research in Clinical Gastroenterology21(4), 689–707. https://doi.org/10.1016/j.bpg.2007.03.007