5 razones por las que tienes gases todo el tiempo - Mejor con Salud

5 razones por las que tienes gases todo el tiempo

Si tienes gases con frecuencia y la situación no remite con un cambio de alimentación, prueba con las infusiones y acude a un especialista para que evalúe tu caso particular

Los gases estomacales son una de las condiciones que más molestias e incomodidad causa para cualquiera de nosotros.

Las razones por las que estos aparecen son muy variadas, aunque la más importante es la alimentación.

Por lo general, las molestias que sientes cuando tienes gases se deben más a lo personal o lo social, pues son expulsados como eructos o en forma flatulencias.

Todos sabemos que no es nada agradable estar en una reunión con amigos o en casa compartiendo con la familia al tiempo que se presentan los gases.

Si este es tu caso, puedes tomar algunas infusiones como la de menta o hierbabuena. Lo más importante será evitar comer los alimentos que generan el malestar.

1. Identifica cuáles son los alimentos por los que tienes gases

Qué saber sobre la cafeína

 

Algunos de los factores por los que tienes gases o que podrían generar este problema son:

  • El consumo excesivo de fibra (o la falta de ella)
  • La lactosa
  • Semillas y granos
  • Hojas verdes
  • Sodas
  • Mascar chicle

Lo importante es saber con qué alimentos se presenta este tipo de crisis, con el fin de evitarlas en un futuro.

Sufrir de este tipo de espasmos intestinales no suele suceder por igual a todas las personas. De hecho, siempre va a depender de la tolerancia de cada quien a ciertos alimentos.

Por eso es importante estar atentos a lo que hemos comido antes de que aparecieran los gases.

Es importante que recuerdes que no todos procesamos los alimentos de la misma forma. Por eso, el que un amigo no pueda comer semillas no quiere decir que tú tampoco puedas.

Entre los alimentos con mayor probabilidad de causarte gases están:

  • El café
  • La familia de los coles y repollo
  • Los granos (garbanzos, lentejas o judías)
  • Picantes como el chile
  • Alimentos grasos o a media cocción
  • Sodas o bebidas alcohólicas
  • Productos lácteos, incluyendo el yogur
  • Condimentos como el curry
  • Frutos secos y frutas (manzana, plátano, durazno y uvas)

Ver también: 7 razones por las que debes ingerir frutos secos

2. Comer rápido

Otra de las razones por las que tienes gases se asocia con comer excesivamente rápido y sin darte tiempo para masticar con calma lo que estás ingiriendo.

Las personas que sufren episodios de ansiedad, nerviosismo, estrés o atracones de comida pueden experimentar episodios de flatulencias o eructos en exceso.

Debido a esto, te recomendamos que no solo vigiles lo que comes: también asegúrate de tomarte tu tiempo.

Recuerda tener un horario específico para comer y hacerlo con calma y tranquilidad.

3. Medicamentos

Algunos medicamentos

Algunos medicamentos a inhiben las enzimas digestivas, así que es probable sufrir episodios de gases cuando estás en un tratamiento.

Analiza si el comienzo de tu tratamiento coincide con el momento en que empezaron los gases.

De ser así, habla con tu médico y pregúntale si pueden ser dos hechos realmente relacionados. De ser así, él te dirá si es conveniente cambiar la medicación o te indicará un tratamiento para proteger tu estómago.

Es muy importante que, aunque veas la relación entre los gases y los medicamentos, no suspendas tus tratamientos sin avisar al médico.

4. Problemas intestinales

Aunque es muy probable que las razones por las que tienes gases se relacionen con tu alimentación, es recomendable observar la frecuencia con la cual está sucediendo.

En ocasiones, los gases son un aviso de que algo en tu organismo va mal.

El síndrome del intestino irritable es un padecimiento que tiene como principal síntoma el exceso de gases durante la noche.

Este síndrome se trata precisamente de una intolerancia a muchos alimentos. En este caso, tendrás episodios de gases acompañados de mucho dolor abdominal y náuseas.

5. El trabajo de las bacterias intestinales

parásitos intestinales

En su paso por nuestro organismo los alimentos hacen un viaje sorprendente.

Cuando van del intestino delgado al colon, los alimentos se encuentran parcialmente digeridos, lo cual hará actuar a las bacterias intestinales.

En el momento en que estas bacterias empiezan a trabajar, se pueden acumular los gases que después buscarán salir del organismo.

Te recomendamos leer: 4 señales que indican la perforación del intestino

¿Qué hacer si ya tienes gases?

Existen recetas caseras muy comunes a la hora de combatir un estómago inflamado por culpa de los gases.

Lo más común y eficaz son las infusiones a base de:

  • Manzanilla
  • Anís
  • Menta
  • Hierbabuena
  • Jengibre
  • Hinojo

Prueba cada una de estas infusiones hasta encontrar aquella que te resulte de ayuda. Por lo general, todas ellas son igual de efectivas y no ocasionan ningún problema.

También puedes probar con una cucharada de vinagre de manzana mezclada con un vaso con agua o agua con bicarbonato y limón.

¿Qué hacer si hay exceso de gases?

Si tienes gases todo el tiempo y ya es algo que se te está saliendo de control porque ningún tratamiento casero te está ayudando es aconsejable visitar a un gastroenterólogo.

Este es el médico indicado para dar un diagnóstico acertado.

Como hemos visto, las razones por las que tienes gases son diversas, por lo que debemos prestar atención para ver lo que los está ocasionando.