5 razones por las que puede subir la presión arterial

María Eugenia Thomas · 12 febrero, 2018
Existen factores de riesgo asociados a nuestros hábitos cotidianos que pueden incidir en una subida de la presión arterial.

La presión arterial alta también conocida como hipertensión es una enfermedad que pone en riesgo nuestra salud.

La presión sanguínea es imprescindible para la circulación normal de la sangre, aportando el oxígeno y los nutrientes que el cuerpo necesita. Es la fuerza que ejerce la sangre en las arterias cuando viaja por nuestro organismo para irrigar los órganos.

La presión arterial alta se origina cuando las arteriolas se estrechan, obligando al corazón a esforzarse más para bombear la sangre. Las consecuencias de la hipertensión pueden ir desde insuficiencia cardíaca, derrames cerebrales hasta infartos.

Cuando se desconoce su padecimiento, el riesgo de sufrir un ataque al corazón o un accidente cerebro vascular aumenta 60%.

Presión arterial alta, “la muerte silenciosa”

La hipertensión arterial es asintomática, por lo que suele pasar desapercibida en la mayoría de los casos. Percatándose solo cuando ya se presentan problemas serios en nuestra salud.

Un 31% de la población mundial padece de hipertensión. Cerca de 16 millones de personas ni siquiera saben que la tienen.

Existe una predisposición genética a padecer esta enfermedad. Investigaciones recientes han demostrado que las modificaciones que sufren algunos genes inciden en la acción reguladora renal de la sal y otras mutaciones.

Pero, no siempre se sufre de presión arterial alta por ese motivo. Sin embargo, resulta importante evitar el sedentarismo y cuidar nuestros hábitos alimenticios.

Ver también: 8 tips para tomarse correctamente la presión arterial en casa

5 razones por las que puede subir la presión arterial

Cada caso de hipertensión posee sus particularidades. No obstante, existen factores de riesgo que pueden incidir en una subida de tensión. La mayoría de estos factores están asociados a nuestros hábitos diarios.

1. Sobrepeso

Obesidad metabólica prediabética

Estudios recientes han demostrado que las personas con sobrepeso u obesidad tienden a aumentar la resistencia de los vasos sanguíneos, por consiguiente, el corazón debe trabajar con un mayor esfuerzo.

Bajar de peso reduce las subidas de tensión arterial, disminuyendo así el riesgo cardiovascular.

2. Estilo de vida poco saludable

El consumo excesivo de alcohol, fumar, la ingesta desmedida de sal y la ausencia de actividad física favorecen la presión arterial alta.

El sedentarismo tan arraigado en nuestra cultura incide negativamente en el aumento de casos de hipertensión en adultos y jóvenes.

Intenta hacer ejercicio todos los días. Puedes iniciar con caminatas de media hora cada día y posteriormente ir agregando otros ejercicios cardio a tu rutina.

Mantener una dieta balanceada prefiriendo las frutas y verduras, los productos bajos en grasas y los granos integrales es un aporte significativo a tu salud.

Estudios clínicos han determinado que la ira, la hostilidad, el estrés y otras emociones y sentimientos fuertes no resueltos contribuyen a subir la presión arterial.

3. Causas clínicas

Cómo saber si necesito una limpieza renal

La presión arterial alta puede estar relacionada a patologías renales crónicas, problemas de tiroides, la diabetes y la apnea del sueño.

Ciertos estudios han determinado que un 10% de los pacientes sufre de hipertensión secundaria. Es decir, que la presión arterial alta es provocada por otra afección clínica.

Te recomendamos leer: Tratamiento de la insuficiencia renal crónica

4. Medicinas

Algunos medicamentos como los usados para tratar el asma y los hormonales como los anticonceptivos pueden subir la presión arterial.

Se incluyen también ciertas drogas antiinflamatorias no esteroideas, algunos antidepresivos y analgésicos.

Esto sucede porque los medicamentos cambian el equilibrio del sodio y los líquidos que existen en el organismo lo que produce la contracción de los vasos sanguíneos causando así la hipertensión.

5. La edad

Mujer médico aplicando el tratamiento del Alzheimer a una paciente anciana

Las personas mayores de 40 años son más propensas a las subidas de tensión arterial. Esto se debe a que con la edad los vasos sanguíneos se debilitan perdiendo la elasticidad.

Las arterias se modifican y endurecen con el pasar de los años haciendo que el corazón se sobrecargue de trabajo.

De igual manera que otro músculo sometido a exceso de ejercicio, el corazón aumenta de tamaño para cumplir con el trabajo adicional.

Por lo tanto, mientras más grande se pone el corazón más sangre y oxigeno requerirá, pero no siempre podrá conservar los niveles de circulación apropiados.

Por tal razón, resulta esencial moderar tus conductas cotidianas para enfrentar el paso de los años disfrutando de una vida saludable.

Evita las comidas preparadas así como ingerir más sal que la que requieres. Baja el consumo de alcohol y trata de fumar cada día menos.

Modificando tu forma de vida y tomando los medicamentos que te prescribe tu medico podrás controlar la presión arterial y disminuir sus efectos secundarios

Recuerda que la presión arterial alta quizás no te haga sentir ningún malestar, pero es un asunto que debe tratarse con la seriedad que amerita.