5 razones sorpresivas para visitar al dermatólogo

Deberíamos visitar al dermatólogo en muchas más ocasiones de las que lo hacemos. El problema es que, a veces, no relacionamos nuestro problema con esta especialidad médica

El cuerpo humano es tan misterioso y complicado que, en ocasiones, nos surge la pregunta: “¿cuál es el especialista al que debo acudir?”.

Sabemos que los problemas de la piel producen reacciones en el cabello o las mucosas a causa de factores como el estrés o la mala alimentación.

La exposición prolongada del sol y la contaminación ambiental son solo dos de los motivos para visitar al dermatólogo.

¿A quiénes están dirigidas estas recomendaciones? ¿A hombres o a mujeres? Bien, sabemos que la mayoría de los caballeros suelen prestar poca atención a su piel.

Lo mismo ocurre con las mujeres que tienen hijos pues el único médico al que piensan visitar es al pediatra. Sin embargo, es momento de que te preocupes por tu salud.

1. Si tu cabello empieza a caerse sin motivo, deberías visitar al dermatólogo

caidadelcabello

El cabello es uno de los encantos de cualquier persona. Usualmente las mujeres más atractivas suelen tener el cabello largo y los hombres no se quedan atrás.

A algunos hombres les gusta llevarlo largo y amarrarse una coleta o simplemente llevarlo corto. Lo que sí está claro es que siempre, sea largo o corto, es un gancho que llama la atención del sexo opuesto.

Sin embargo, si últimamente al despertar ves alguno de estos síntomas ve cuanto antes al dermatólogo:

  • Parte de tu cabello queda en la almohada.
  • Ha perdido ese brillo que indica que está sano.
  • Con solo pasar tu mano por la cabeza, se te caen algunos mechones.
  • La raíz de tu cabello es cada vez más grasosa.

En ciertas ocasiones también deberás visitar al endocrino para identificar si es un problema del cuero cabelludo o de las glándulas que deba ser controlado por él.

No olvides leer: Cómo prevenir la caída del cabello con este remedio casero

2. Tus heridas tardan en curar

Tus heridas tardan en curar

Una pequeña caída produce una pequeña herida que al poco tiempo debería curarse. Sin embargo, a algunas personas no les sucede esto. También pueden aparecer heridas constantes que tardan en sanar.

Esto es una advertencia que indica que es momento de consultar lo que sucede con tu piel. Para que identifiques si es una consulta dermatológica lo que necesitas, presta atención a cómo lucen las manchas sangrantes que más adelante se transforman en costra.

Es muy importante no pasar por alto las heridas que una vez cicatrizadas vuelven a sangrar.

En este caso es recomendable que acudas a un médico general ya que no solo la piel puede tener problemas. También podría tratarse de una señal de diabetes o de otras enfermedades.

Habrá situaciones en las que debas combinar las consultas con el dermatólogo y otro especialista al mismo tiempo.

3. ¡Qué lindo lunar!

Lunares

Los lunares son pequeños accesorios o adornos que la naturaleza le regala a nuestro cuerpo. Ellos hacen que un niño se vea más tierno de lo que es y que una mujer o un hombre luzcan sexy con solo un puntito encima del labio o en la mejilla.

Tanto es así que muchas personas optan por dibujarlo en el rostro para simular que tienen uno y dar un aspecto distinto a su imagen. Sin embargo, no todo es tan lindo como pensamos. Si descubres que tienes un lunar que anteriormente no habías visto, debes tomarlo como una señal para visitar al dermatólogo.

Un lunar no siempre es peligroso pero debes tener cuidado cuando aparecen cada vez más o cambian de tamaño, forma o color. Debes acudir al dermatólogo para que observe si se trata de una anomalía grave o solo algo muy puntual.

4. Uñas frágiles, secas o escamosas

uñas fragiles

Tanto las mujeres como los hombres tienen una carta de presentación que llevan a donde quiera que van: las uñas. Ellas reflejan tus cuidados personales y hasta tu manera de alimentarte.

Las uñas dicen mucho de ti y pueden ser fundamentales al momento de buscar trabajo o de evaluar tu salud.

Tal vez siempre las has tenido así, o han comenzado a mostrarse quebradizas, escamosas o no tienen nada de brillo. Esto podría significar que tienes problemas de salud.

Es en este momento en el que debes visitar al dermatólogo de tu confianza, especialista que desempeña un papel muy importante.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 curiosos trucos para secar tus uñas antes de que se arruinen

5. Prurito en la zona genital

Es malo quitarse o depilarse el vello genital

Otra de las razones sorpresivas para visitar al dermatólogo y la más impactante es esta última. Esto se debe a que solemos imaginar que lo que ocurre en los genitales solo es de interés para el ginecólogo o urólogo.

Sin embargo, a veces ocurre que la persona tiene hongos o alguna infección de la piel de la zona genital y que debe ser tratada por un dermatólogo con mayor precaución.

Respecto a esto, algunos dermatólogos coinciden en que la condición más común es la llamada esclerosis del liquen, picazón que puede progresar a cáncer de células escamosas, si se deja sin tratamiento.

Aunque esta no es la única situación que puede presentarse sí es una de las más comunes.

Así como  expresamos lo que sentimos con palabras, la piel también es capaz de manifestar mucho de lo que está sucediendo en nuestro interior. Por eso hay que tener cuidado.

Recuerda que la piel es el órgano más grande del cuerpo y no debes menospreciar lo que ocurre en ella y en sus extensiones de pelo y uñas.

Cuando tus órganos están en problemas, el mensaje te llegará a través de la piel.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas: