5 recetas con agua de rosas para embellecer tu rostro - Mejor con Salud

5 recetas con agua de rosas para embellecer tu rostro

Aunque podemos encontrar agua de rosas ya lista, siempre será mejor que la elaboremos en casa para asegurarnos de que es de la mejor calidad y de que no incluye ingredientes nocivos

¿Te gustaría tener un rostro más bello? ¿Has escuchado que el agua de rosas puede ser tu mejor aliada para conseguirlo? Tiene un aroma delicioso y sus beneficios son increíbles.

Entre sus propiedades destacan:

  • Ayudar en la cicatrización de la piel.
  • Tonificar la dermis y reducir el riesgo de formación de queloides.
  • Es un potente rejuvenecedor natural.
  • Deja tu piel suave, fresca y tersa.
  • Funciona como un colirio de aplicación óptica, muy eficaz en irritaciones oculares leves.

El agua de rosas es muy sencilla de elaborar y se puede adaptar a cualquier tipo de rostro. Prepara estas recetas y aprovecha todos sus beneficios.

Cómo preparar la base para las recetas con agua de rosas

Antes de darte las recetas que te ayuden a embellecer tu rostro, es importante saber cómo preparar el agua base. 

Ingredientes

  • 500 g de pétalos de rosas
  • 2 tazas de agua destilada (500 ml)

Utensilios

  • 1 cacerola con su tapa
  • 1 botella de cristal con cierre hermético

Preparación

  • Comienza seleccionando los pétalos de rosas (las rosas rojas son las que gozan de mejor fragancia).
  • Llena la cacerola con medio litro de agua destilada, añade los pétalos de rosas y calienta a fuego alto.
  • Cuando el agua comience a hervir, baja el fuego, con cuidado de que el vapor no escape, ya es el que contiene los aceites esenciales de las rosas.
  • Mantén bien tapado por 10 minutos más.
  • Apaga el fuego y deja reposar por una hora sin destapar la olla.
  • Una vez haya bajado todo el vapor, pasa todo el contenido por un filtro.
  • Guarda el agua en la botella de cristal, cierra bien y deja en la nevera.

Mascarillas faciales a base de agua de rosas

Ahora que ya tienes el agua de rosas, prueba con las siguientes mascarillas. Descubrirás que son sumamente sencillas y agradables.

1. De glicerina y limón

La primera de las recetas es una excelente opción para combatir el envejecimiento y la piel seca.limon-y-glicerina

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de rosas (20 ml)
  • 4 gotas de glicerina
  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)

Preparación

  • Mezclar el agua de rosas con la glicerina y el jugo de limón.
  • Con ayuda de un algodón, aplica esta mezcla en la cara todas las noches.
  • Espera a que seque y enjuaga con agua tibia.
  • Para terminar, aplica tu crema hidratante.

2. Agua de rosas, papa y miel

Esta alternativa es un remedio casero eficaz para limpiar manchas de la piel. Ayuda a hidratar la piel, haciendo que sea más flexible, al tiempo que la rejuvenece.

Ingredientes

  • 1 papa mediana
  • 3 cucharadas de agua de rosas (30 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)
  • El jugo de ½ limón

Preparación

  • Pela una papa y pícala en trozos.
  • Licua la papa hasta obtener un puré y añade el agua de rosas, la miel y el jugo de limón y mezcla hasta formar una pasta de consistencia suave.
  • Aplicar la mascarilla en la cara y deja reposar por 15 minutos.
  • Lava bien con agua templada.

Utiliza este remedio una vez a la semana para obtener una piel radiante y libre de arrugas.

3. Agua de rosas, cúrcuma y sándalo

¿Tu rostro está inflamado y maltratado por culpa del maquillaje y la contaminación? En ese caso, esta receta es justo lo que necesitas.

Además de tener un aroma increíble, cuenta con propiedades antiinflamatorias que no debes perderte.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de agua de rosas (30 ml)
  • ½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
  • 2 cucharadas de sándalo en polvo (20 g)

Preparación

  • Mezcla los tres ingredientes en un bol hasta que queden perfectamente integrados.
  • Con ayuda de una brocha, esparce la mascarilla desde el cuello hasta el rostro. Asegúrate de cubrir perfectamente toda la piel.
  • Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Aplica esta mascarilla tres veces por semana para obtener mejores resultados.

4. Jugo de tomate y agua de rosas

La prolongada exposición al sol puede producir daños permanentes en la piel.

Por suerte, los efectos negativos pueden resolverse gracias a las propiedades astringentes y antiinflamatorias de esta receta.

El jugo de tomate ayuda a reducir las molestias causadas por la exposición excesiva al sol.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de rosas (20 ml)
  • 2 cucharadas de jugo de tomate natural (20 ml)

Preparación

  • Mezcla el jugo de tomate con el agua de rosas y aplica en rostro quemado por el sol.
  • No es necesario que enjuagues y puedes aplicar tantas veces como desees este remedio.

5. Agua de rosas y mangomango

¿Buscas recetas con agua de rosas que aporten muchas vitaminas a tu piel? En ese caso, debes probar esta mascarilla. Además de tener una textura increíble, es una buena fuente de antioxidantes y vitamina C.

Esta mascarilla es ideal si tu piel es muy seca y quieres hidratarla sin sensaciones grasas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de agua de rosas (20 ml)
  • 1 cucharada de pulpa de mango (10 g)

Preparación

  • Combina ambos ingredientes muy bien y aplica la mezcla sobre tu cuello y rostro.
  • Deja reposar por 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  •  Si la piel de tu rostro tiende a la sequedad puedes repetir dos veces a la semana este procedimiento.