5 recetas con espinacas que debes incluir en tu dieta

Las espinacas pueden comerse crudas y ser el ingrediente perfecto para tus ensaladas, pero también el toque que necesitan tus guisados.

Las espinacas son un vegetal cultivado por sus hojas, nutritivas y exquisitas. Están formadas por agua, grasas e hidratos de carbono.

Cuenta con propiedades antioxidantes, es rica en vitaminas A y C y fibra, sobre todo en el área de los tallos, y también contiene minerales.

Además aporta calorías y grasas buenas.  

Por lo regular se cultivan dos tipos de espinacas: las de verano que tienen semilla lisa y las de invierno que tienen semillas espinosas con las hojas más lobuladas.

Gracias a estas podemos disfrutar de espinacas todo el año.

Beneficios

Beneficios

  • Favorecen el transporte del oxígeno de los pulmones hacia el resto del organismo.
  • Aumentan la fuerza en los músculos.
  • Ayudan a bajar de peso gracias a su bajo nivel de calorías y una gran cantidad de nutrientes.
  • Mejoran el tránsito intestinal.
  • Nos aportan energía y vitalidad.
  • Disminuyen el riesgo de enfermedades cardiovasculares por sus propiedades antioxidantes.
  • Tienen una gran cantidad de ácido fólico.
  • Mejoran la visión.
  • Mantienen en equilibrio la presión arterial gracias a su aporte de magnesio y potasio.

Lee también: Chips vegetales: 3 deliciosas maneras de prepararlos fácilmente.

¿Qué esperas para incluirla en tu dieta? ¡Las siguientes recetas te encantarán!

Crema de espinacas

Si no te dio tiempo a preparar algo para comer, esta receta es tu mejor opción. La crema de espinacas no sólo es fácil de preparar, además, es rica y nutritiva.

Ingredientes

  • Una cebolla.
  • Un manojo de espinacas.
  • Dos cucharadas de mantequilla (40 g).
  • Cinco tazas de caldo de pollo (1250 ml).
  • Queso en crema (200 g).
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación

  • En primer lugar, corta la cebollas en pequeños trozos.
  • Enseguida, vierte la mantequilla en un sartén y agrega la cebolla.
  • Cuando la cebolla esté ligeramente dorada echa las espinacas lavadas. Cocina hasta que adquieran un color verde oscuro.
  • Posteriormente añade la mezcla en la licuadora y añade el caldo de pollo y el queso en crema y tritura durante unos minutos.
  • Añade sal y pimienta al gusto.
  • Finalmente pon a hervir a fuego lento durante 5 minutos.

Ensalada de surimi con espinacas

Sin duda, un plato nutritivo y diurético es la ensalada, pues contiene fibra, pocas calorías y, además, proporciona hidratación al organismo.

Ingredientes

  • Cinco manojos de espinacas.
  • Tres barritas de surimi (palitos de cangrejo).
  • Queso en crema (100 g).
  • Un mango.
  • Una cucharada de ajonjolí (10 g).

Preparación

  • En primer lugar, lava y desinfecta las espinacas. Reserva.
  • Corta el mango en cuadros pequeños. También corta las espinacas, el surimi y el queso crema.
  • Posteriormente mezcla todos los ingredientes.
  • Para concluir, vierte la cucharada de ajonjolí y está lista para servir.

Tarta de espinacas

Tarta de espinacas

¿Quién no adora las tartas? Hasta los pequeños caen en sus redes. Con esta receta ni siquiera se darán cuenta de que están comiendo verduras.

Ingredientes

Para la masa:

  • Harina (250 g).
  • Mantequilla (200 g).
  • Un huevo grande.
  • Agua fría (20 ml).
  • Una pizca de sal.
  • Dos cucharadas de aceite de oliva (32 g).

Para el relleno:

  • Espinacas  (500 g).
  • Queso crema (150 g)
  • Dos huevos grandes y una yema.
  • Tres yogures griegos (375 ml).
  • Queso parmesano (15 g).
  • Queso feta (100 g).
  • Diez tomates cherry.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación

  • En primer lugar, pasa la harina por un colador y añade la sal.
  • Seguidamente añade la mantequilla con los dedos para darle textura.
  • A continuación, añade la yema de huevo y el agua para empezar a amasar.
  • Precalienta el horno a 190 ºC.
  • Envuelve en papel film y mételo en el refrigerador durante una hora.
  • Ahora llena de aceite el molde donde pondrás la tarta y pon la masa.
  • Cubre con papel aluminio y hornea durante 15 minutos.
  • Retira el papel aluminio, vierte la clara de huevo batida y baja la temperatura a 180 ºC.

Para el relleno

  • Primero lava y desinfecta las espinacas.
  • Bate el queso en crema.
  • Mezcla el queso con los dos huevos y la yema.
  • Después añade los yogures y el queso parmesano.
  • Seguidamente añade sal y pimienta al gusto.
  • Incorpora las espinacas y vierte la mezcla sobre la masa.
  • Posteriormente corta el queso feta en pequeños dados y los tomates cherry por la mitad.
  • Pon el queso feta y los tomates encima.
  • Finalmente, hornea durante 30 minutos y disfruta esta riquísima receta.

Te recomendamos: Pollo horneado con limón y vegetales

Espinacas gratinadas

El gratinado permite que nuestros platillos adquieran un tostado en la superficie que le da un toque único. Si, además, lo combinas con el jugo de las espinacas, el resultado es sencillamente espectacular.

Ingredientes

  • Dos manojos de espinacas.
  • Dos tomates.
  • ¼ de cebolla.
  • Dos dientes de ajo.
  • Queso asadero (100 g).
  • Consomé de tomate.
  • Agua (125 ml).
  • Aceite de oliva (15 g).

Preparación

  • Lo primero que tienes que hacer es licuar el tomate con la cebolla.
  • Añade uno de los ajos, el consomé y el agua hasta formar un caldo.
  • Seguidamente vierte el aceite de oliva en una sartén, pica el otro ajo y la cebolla.
  • Después de freír la mezcla durante 4 minutos, agrega el tomate picado y guisa durante 5 minutos.
  • Posteriormente añade el primer caldo y deja hervir 5 minutos más.
  • En un recipiente vierte la salsa y pon una capa de espinacas con queso.
  • Del mismo modo, vuelve a poner salsa y otra capa de espinacas y queso hasta llenar el recipiente.
  • Tapa con aluminio y pon en la estufa a fuego lento para que se derrita el queso.
  • Si lo deseas, al servirlo puedes acompañarlo con arroz.

Plátano y espinacas

Plátano y espinacas

Los batidos son muy buenos para comenzar el día y tener energía para nuestras actividades. Además favorecen la buena digestión y depuran el organismo.

Ingredientes

  • Plátano.
  • Dos manojos de espinacas.
  • Leche de almendra (250 ml).
  • Miel (25 g).
  • Hielo.

Preparación

  • En primer lugar coloca el plátano y las espinacas en el vaso de la licuadora y añade la leche de almendras.
  • Seguidamente añade la cucharada de miel.
  • Después bate hasta obtener una mezcla cremosa y espesa.
  • Finalmente agrega el hielo y disfruta.

¿Lista para deleitar a todos con tu menú?