5 recetas para hacer smoothie bowls en casa

Los smoothie bowls son la mejor opción para personas con estilos de vida vegetarianos o veganos, y son tan nutritivos que te darán energía y te mantendrán lleno hasta la hora del almuerzo.

Algunas veces, por falta de tiempo, no desayunamos. No obstante, el desayuno es una de las comidas más importantes del día, pues es la que nos otorgará la energía suficiente para enfrentar un nuevo día. Por ese motivo, te traemos algunas recetas para hacer smoothie bowls en casa; platos rápidos y sumamente nutritivos.

En sí, el smoothie bowl es una comida hecha a base de frutas o verduras congeladas, en combinación con leche, agua de coco o simplemente agua. Su consistencia es un poco más espesa que un batido debido a los ingredientes congelados y se sirve en un bol o tazón, como si fuese un cereal.

Es mucho más nutritivo que cualquier otro desayuno, pues utilizas alimentos bajos en calorías y edulcorantes naturales. La leche entera puedes reemplazarla por la de almendras o de coco, que son mucho más saludables. Y, para decorar, puedes utilizar cualquier tipo de fruto seco, cereales o un poco más de fruta o vegetales.

Su origen data de Estados Unidos, específicamente del Estado de California en la década de 1930, cuando se tomaron conceptos de alimentación sana como el vegetarianismo, la alimentación macrobiótica y el veganismo; aunque se hizo mucho más popular en los años 60.

Ahora bien, las personas que buscan seguir un estilo de vida saludable, optan por estos tipos de preparaciones. Si eres una de ellas, esperemos te gusten estas 5 recetas para preparar smoothie bowls en casa.

5 recetas para hacer smoothie bowls

1. Smoothie bowl de fresas y banana

Smoothie bowls de fresa

Sabemos que la mayoría de las personas con trabajos de oficina casi no tienen tiempo para desayunar, pero ahora con esta receta eso ya no es una excusa. Lo mejor de elaborar un smoothie bowl es su sencilla preparación, y no solo eso: con este plato te estarás alimentando adecuadamente y te mantendrá lleno por horas.

Ingredientes

  • 1 taza de fresas congeladas (150 g)
  • ½ taza de trozos de banana congelada (75 g)
  • 1 vaso de leche de almendras (200 ml)
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g)
  • ½ cucharada de esencia de vainilla (8 ml)
  • 1 cucharada de almendras (15 g)

Preparación

  1. Para empezar, coloca las fresas y la banana en la licuadora, y añade la leche de almendras, la miel y la esencia de vainilla.
  2. Licua bien hasta que te quede una mezcla homogénea, y luego sirve en un bol.
  3. Por último, decora tu plato con las almendras. También puedes utilizar un poco más de fruta congelada. ¡Buen provecho!

Ver también: Receta de torta de queso y mermelada de fresa

2. Smoothie bowl de piña y kiwi

La piña es una fruta rica en antioxidantes; además el kiwi le dará el dulzor que necesita este plato, por lo que no tendrás necesidad de utilizar ningún tipo de edulcorante. Un desayuno fresco, sano y colorido para hacer en casa.

Ingredientes

  • ½vaso de leche descremada (100 mL)
  • 3 rodajas de piña (120 g)
  • ½ taza de kiwi (75 g)
  • 2 cucharada de coco rallado (30 g)
  • 2 cucharadas avena (30 g)

Preparación

  1. Primeramente, pica y congela en una bolsa las rebanadas de piña y el kiwi durante, al menos, 30 minutos.
  2. Luego, coloca esos trozos en la licuadora y agrega el coco rallado y la leche descremada. Licua bien hasta que no te queden grumos.
  3. Para finalizar, decora tu smoothie esparciendo las cucharadas de avena sobre el tazón.

3. Smoothie de mango y frutos rojos

Smoothie bowls de mango en casa

Este desayuno que ha estado de moda por algún tiempo te ofrece muchos más beneficios que un desayuno tradicional, como el cereal o los huevos con tocino. No necesitas ser vegetariano o vegano para poder degustar de este plato.

Ingredientes

  • 2 mangos
  • El jugo de ½ limón (15 ml)
  • 2 cucharadas de frutos rojos (30 g)
  • 1 cucharada de avena en hojuelas (15 g)
  • 2 cucharadas de estevia (30 ml)
  • ½ vaso de yogur griego (100 ml)

Preparación

  • Para empezar, pela los mangos y trocéalos, luego agrega los trozos y el jugo a la licuadora.
  • Después, añade el jugo de limón, la estevia, los frutos rojos y el yogur. Licua bien hasta que tu mezcla quede sin grumos.
  • Por último, sirve en un bol y esparce la cucharada de avena en hojuelas. Degusta uno de los mejores smoothie bowls caseros.

4. Smoothie de col rizada con manzana

La col rizada es un vegetal muy nutritivo, primeramente porque cuenta con un alto contenido de fibra, y porque también es antioxidante al contar con grandes cantidades de carotenos y flavonoides.

Además, es rica en vitamina K, por lo que previene enfermedades cardiovasculares al no permitir la acumulación de calcio. Combinarlo con cualquier fruta u otro vegetal bastará para que te sientas saludable todo el día.

Ingredientes

  • 1 taza de col rizada (30 g)
  • 1 taza de trozos de manzana (150 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)
  • 1 vaso de yogur griego (200 ml)
  • 2 cucharadas de maní (30 g)
  • Trozos de manzana para decorar (opcional)

Preparación

  1. Primeramente, pela y corta la manzana en trozos medianos y colócalos en el vaso de la licuadora junto con la col rizada.
  2. Luego, agrega el yogur y la miel, y licua bien hasta obtener una mezcla homogénea.
  3. Al finalizar, añade las cucharadas de maní sobre el smoothie y los trozos de manzana. Esperamos que disfrutes.

Lee también: Deliciosa ensalada de manzana verde y apio

5. Smoothie de sandía y cerezas

La sandía está compuesta por un 90 % de agua, lo que resulta ideal en nuestro cuerpo para mantenerlo hidratado; también es baja en calorías y carbohidratos, y es rica en vitaminas A, B, y C. ¿Qué esperas para preparar smoothie bowls con esta fruta?

Ingredientes

  • 2 tazas de sandía (300 g)
  • ½ taza de cerezas (75 g)
  • ¼ vaso de agua (50 mL)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)
  • 1 cucharada de avellanas (15 g)

Preparación

  • Primeramente, coloca los trozos de sandía y las cerezas en la licuadora.
  • Después, añade la miel, y el agua y licua muy bien.
  • Por último, sirve en un tazón y añade las avellanas para decorar.
Te puede gustar