5 recomendaciones para papás y mamás sin tiempo

Las múltiples ocupaciones laborales y la carga doméstica pueden robarse el tiempo para los hijos. Es importante aprender a compaginar las obligaciones con la vida familiar para no afectar su desarrollo

El estilo de vida moderno es el motivo por el que hay muchos papás y mamás sin tiempo. Tener que cumplir con una agotadora jornada laboral hace difícil la tarea de dedicarse a la familia.

Esta situación, además de preocupante, es uno de los principales desencadenantes de estrés entre los padres, sobre todo si los niños son demasiado pequeños.

Si bien hay servicios para cuidarlos y facilitar muchas tareas del hogar, la ausencia puede causar secuelas negativas en la personalidad y comportamiento de los niños.

Ellos necesitan sentir que son importantes para sus padres y requieren tiempo para fortalecer el vínculo y la confianza; sin embargo, con tanta carga, a veces parece que el día no alcanza.

¿Cómo compaginar el trabajo con las obligaciones parentales? ¿Qué hacer para optimizar el tiempo? Si formas parte del grupo de papás y mamás sin tiempo, no dejes de seguir los siguientes consejos.

Recomendaciones útiles para papás y mamás sin tiempo

Pasar tiempo de calidad con los hijos es determinante en su proceso de desarrollo integral; por esta razón, es normal que los papás y mamás sin tiempo sientan una fuerte preocupación.

Una de las misiones como padres es lograr establecer una relación constructiva y fuerte, en la que predomine la comunicación y la confianza.

No obstante, debido a las múltiples ocupaciones de día, a veces se pasan por alto esos detalles que permiten llegar a dicho objetivo. ¿Qué se puede hacer al respecto?

Ver también: La importancia de la familia en el crecimiento de un niño

1. Hacer de la familia una prioridad

Familia divirtiéndose.

Es difícil dedicar tiempo exclusivo para la familia cuando hay demasiado trabajo; sin embargo, esto es tan o más importante que ganar el dinero necesario para subsistir.

No se trata de tirar las obligaciones laborales para poder cumplir el papel de padres; aunque a veces uno de los miembros de la pareja lo hace, no siempre es necesario.

Establecer prioridades es entender que no todo puede ser trabajo. Si bien un dinero “extra” nunca cae mal, es mejor evitar exceso de cargas laborales para poder compartir con los hijos.

Consejos:

  • Evita trabajar horas extras en tu casa. Comparte con tus hijos la hora de la comida y cualquier rato libre.
  • Si te es posible, programa una noche en familia para hacer actividades juntos, al menos, una vez por semana.

2. Repartir las obligaciones domésticas

Las tareas domésticas también pueden robar el valioso tiempo que es para la familia. Algunas madres se tardan todo el día en realizarlas, y otras deben hacerlas antes o después de ir al trabajo.

Es fundamental que haya un acuerdo en pareja para que no toda la carga vaya sobre uno solo. Repartir las obligaciones optimiza el tiempo y permite compartir más con los hijos.

De hecho, conforme los niños crecen, es bueno enseñarles que pueden ayudar con distintas tareas. Así se fortalece la idea que “todos colaboran”.

Consejos:

  • Distribuye las tareas de la casa con tu pareja e hijos.
  • Establece un horario para que se cumplan y aprovecha el tiempo libre para hacer algo divertido.

3. Interesarse por los deberes escolares

Ayudar a tus hijos con los deberes.

La etapa escolar es una de las más importantes en la vida de toda persona. Por ello, los papás y mamás sin tiempo deben hacer todo lo posible para estar pendientes de cómo se desarrolla.

En este proceso surgen algunas dificultades y dudas que, para los niños, solo pueden ser resultas por sus padres. No tener tiempo puede causarles miedos y frustración.

Consejos:

  • Usa los ratos libres para verificar cómo van las notas escolares.
  • Revisa todos los días si están cumpliendo con sus tareas y deberes.
  • Tómate un tiempo para preguntarle cómo es su vida en la escuela; averigua si tiene amigos o si ha tenido algún problema con sus compañeros.

Lee también: ¿Qué es una familia disfuncional y cómo puede afectar a los hijos?

4. Crear tiempo de calidad

Cuando los niños son pequeños, incluso cuando van creciendo, las horas entre la vuelta a casa y el momento de dormir desempeñan un papel determinante para crear un vínculo afectivo.

Estas horas libres, así como las vacaciones o días festivos, son la oportunidad perfecta para compartir con ellos alguna actividad especial.

Crear un tiempo de calidad es poder aprovechar cada oportunidad para jugar, demostrarles afecto y explicarles por qué es necesario ausentarse para trabajar.

Consejos:

  • Usa tus ratos libres para jugar con tus niños pequeños o hablar con los más grandes.
  • Planea actividades que puedan ser divertidas para todos: deportes al aire libre, tardes de cine, paseos en bicicleta o excursiones.

5. Aprender a escuchar

Aprender a escuchar a tus hijos.

Uno de los grandes errores que cometen los papás y mamás sin tiempo es no escuchar a sus hijos cuando ellos desean preguntar o contar alguna experiencia.

¡Mucho cuidado! Estar atentos a comprender lo que los hijos intentan decir con sus palabras, expresiones y estado de ánimo es esencial para crear un ambiente de buena comunicación y confianza.

La manera de responder a sus inquietudes y la atención que se les dé puede prevenir o detectar muchas situaciones traumáticas que atraviesan.

Consejos:

  • Ten disposición de escuchar a tu hijo siempre que este lo desee.
  • Evita ser grosero o explosivo al momento de llamar la atención, no es conveniente crearles miedo.

La falta de tiempo no es una excusa para descuidar la crianza de los hijos; aunque la tarea puede ser difícil, ellos deben ser la prioridad. ¿Ya les dedicaste tiempo hoy?