5 reflejos primitivos en los bebés

Raquel Lemos 4 diciembre, 2017
Uno de los reflejos primitivos que el bebé tiene durante sus primeros meses de vida es el de la natación, aunque suele desaparecer llegados los seis meses

A lo largo de nuestro desarrollo como especie hay algunos reflejos primitivos que aparecen cuando aún somos bebés, aunque estos van desapareciendo a los pocos meses de vida.

Aunque puede que no les demos ninguna importancia especial, el hecho de que estos reflejos primitivos no se manifiesten puede indicar que existe una enfermedad neurológica. Por eso es tan importante tenerlos en cuenta.

Lee: ¿Los bebés amamantados son más listos?

¿Qué 5 reflejos primitivos aparecen en los bebés?

1. Succión

Amamantar

Este es uno de los reflejos primitivos que no solo tiene el ser humano, sino también muchas especies animales. Si hemos tenido mascotas como perros o gatos, habremos visto este reflejo en los recién nacidos.

  • Este reflejo tiene una labor muy importante y es la de permitir que el bebé se nutra de lo que le es indispensable para vivir.
  • Además, el reflejo de succión va acompañado del de búsqueda que le permite detectar el objeto que le permitirá alimentarse.

Cuando ya lo ha hecho, succiona y en el momento en el que algo toca su paladar, aprieta de manera instintiva con la lengua para favorecer la succión.

2. Presión

Este es otro de los reflejos primitivos que tienen los bebés y que les permite agarrar objetos. Por eso, muchas veces los bebés tienden a agarrar un dedo o una manta, algo que tienen a su lado.

Descubre: ¿Cómo podemos estimular a un bebé en los 6 primeros meses de vida?

  • En muchas ocasiones los padres o las personas de su alrededor pueden sorprenderse de la fuerza que ejercen al sujetar un dedo, por ejemplo.
  • Esta fuerza es fruto de ese reflejo que les permite aferrarse a algo de manera segura, evitando soltarlo con facilidad.

Los objetos que pueden sostener los bebés gracias a este reflejo primitivo en los primeros meses son el equivalente al peso que tienen.

3. Natación

matronatacion

Un bebé puede nadar, de hecho hay incluso clases para las madres y sus bebés denominadas “matronatación“.

  • Este es un reflejo primitivo en el que, en cuanto el bebé se pone con el vientre en el agua, empieza a mover los brazos y las piernas de manera instantánea.
  • Sin embargo, a los 6 meses este reflejo, como muchos otros, suele desaparecer.

Por eso, iniciarse en la matronatación puede ser muy interesante, tanto para reforzar el vínculo con la madre como para estimular al bebé mediante juegos y diversas actividades en el agua muy divertidas.

A pesar de esto, es recomendable no iniciar a los bebés en esta práctica hasta los 4 meses debido a que pueden ser más susceptibles a padecer infecciones de oído o resfriarse.

4. Sobresalto

Tal vez no nos hayamos fijado, pero cuando un bebé escucha un ruido repentino y muy fuerte, extiende las manos, las piernas y se aferra a la persona que lo esté sosteniendo.

De esta manera, evita caerse mientras es sujetado.

Lee: El tamaño del bebé podría afectar a su salud mental posterior

  • Este reflejo, como los anteriormente mencionados, no es más que un instinto de supervivencia que evita que al propio bebé le pase algo.

En este caso evita una posible caída. Lo mismo ocurre en algunos animales, como los koalas o los orangutanes, que también se aferran a sus madres mientras los transportan.

En el caso de los bebés, esto solo sucede cuando oyen un ruido fuerte que los alerta de algún peligro y, por eso, se aferran a lo que les proporciona protección.

5. Marcha automática

Bebé caminando

Este es el último de los reflejos primitivos que trataremos y que hace referencia a que, cuando se pone al bebé en posición vertical, este empieza a dar pasos como si caminase.

  • Este reflejo termina desapareciendo a los 4 o 6 meses para dar paso a los primeros ejercicios que le permitirán prepararse para empezar a caminar.
  • La ausencia de este reflejo puede indicar un problema posterior, por lo tanto es necesario verificar que está presente.

Antes de irte no te pierdas: Calma los cólicos de tu bebé con estos 4 remedios caseros

Existen muchos más reflejos primitivos, pero estos tan solo son algunos sobre los que hemos arrojado alguna luz.

La ausencia de los mismos durante el tiempo que perduran pueden indicar un problema al que hay que prestar atención.

Como hemos podido ver, muchos de estos reflejos primitivos son un instinto de supervivencia que termina desapareciendo a los pocos meses.

Te puede gustar