5 relaciones que arruinan tu relación de pareja

Siempre y cuando nuestra relación de pareja se base en la comunicación y el respeto, estos factores no tiene por qué afectarnos, pero es conveniente tenerlos en cuenta y saber identificarlos

Muchos de nosotros concordamos en que sentir amor y conseguir esa relación de pareja en la que te sientas valorado y correspondido es uno de los placeres más grandiosos que nos entrega la vida.

A pesar de que te sientas perfectamente con tu media naranja, es posible que un tercero afecte la comunicación y llegue a ocasionar ciertos problemas.

Los motivos son diversos. A veces te enfrentarás a los celos de las personas que estuvieron antes que tu nuevo amor y tal vez quieran seguir manteniendo contigo la misma relación que antes.

Otras veces, serán personas importantes que demandan tiempo y atención sin darse cuenta de que dañan tu relación de pareja.

1. Tu suegra

Ya se ha vuelto popular la idea de que las madres siempre se meten en nuestras relaciones. Está claro que esta relación puede llegar a ser muy difícil en la mayoría de los casos. Hay personas que ya tienen bastantes dificultades en aceptar a sus propios padres.

Por un lado tú y tu pareja querréis darle valor a vuestra relación y apoyaros mutuamente. Por otro lado, mamá siempre será un ser especial e importante. En este caso lo mejor es tener paciencia, piensa qué vas a sentir tú cuando tus hijos consigan parejas.

A la larga, si lo haces bien y con respeto, lograrás establecer una excelente relación con la mamá de tu pareja. Eso sí, establezcan límites y mantente firme. Algunas suegras suelen ser un poco más complicadas que otras y se hace necesario tener paciencia.

Lee también: Evita dañar tu relación de pareja

2. El amigo del trabajo

celos con compañeros de trabajo

Lo que pasa en este caso es que tus compañeros de trabajo siempre reciben lo mejor de ti, porque en el sitio de trabajo siempre estás de buen humor. Os apoyáis unos a otros, salís a comer juntos y reís.

Sin embargo, cuando empiezas una relación de pareja, cambias drásticamente de tu trabajo a tu casa y este cambio te golpea fuertemente.

Recuerdas las cuentas que debes, los trastos sucios que debes limpiar antes de dormir y que tu pareja tal vez no esté con un humor agradable.

Lo que debes hacer es tratar de no hablar exageradamente sobre tu colega en casa, y no salir a citas a solas con esa persona.

La realidad es que los celos son un tema delicado y quizás a tu pareja no le enoje que salgas con amigos. Tan solo equilibra las cosas y pregúntate si tú te sentirías cómodo si ella saliera siempre con la misma persona del sexo opuesto.

3.- La mejor amiga

No puedes negarlo. Estás familiarizada con sentir celos de la mejor amiga de tu marido, y seguro que a él le pasa contigo. La mayoría de las veces ves que tu pareja se siente mucho más cómodo y suelto cuando habla con ella que contigo.

En este punto empiezan a pasar por tu cabeza una serie de dudas que hacen que esta sea una de las relaciones que arruinan tu relación de pareja. Llega un momento en que tienes la seguridad de que algo no va bien.

Lo fundamental en este caso es mantener una buena comunicación con tu pareja y hacerle saber lo que te molesta, y no irte de buenas a primeras a crear una situación tensa. Él sabrá definir los límites adecuados para evitarte esas preocupaciones.

No te olvides de que esto es igual contigo. Dale su tiempo y espacio a tu pareja.

4. Tu mascota

Perro de asistencia con un paciente

Aunque suene extraño, también forma parte de las relaciones que pueden arruinar tu relación de pareja.

Mayormente ocurre cuando la mascota es de uno sólo y no de ambos. Al ser dueño de un animal le das y demuestras un amor incondicional que nunca puede ser comparado con el amor de un matrimonio.

A veces tu pareja siente más facilidad en brindarle sus atenciones a su mascota que tener que lidiar con los problemas del quehacer diario.

La señal de que esto afecta tu relación es que le quite el espacio a tu pareja en la cama o que puedes llegar a ser más afectuosa con el animal que con tu compañero sentimental, por ejemplo.

5. El entrenador

El movimiento de los cuerpos y la liberación hormonal que provoca el ejercicio ocasiona que las endorfinas fluyan.  Por eso, el gimnasio es el lugar perfecto para conseguir pareja, a menos, claro, que ya tengas una relación de pareja seria.

Tu pareja fácilmente podría sentirse celoso y ver que compartes muchas conversaciones con tu entrenador personal puede darle una certeza errada.

Si deseas mantener una relación sana, siempre debes dejarle claro que solo se trata de una relación meramente profesional.

No te sugeriremos que cambies de entrenador, porque la confianza es vital. A cambio, ¿qué te parece incluir a tu pareja en la rutina? Seguro que al final se da cuenta de que el entrenador se muestra igual de amable con todos.

Visita este artículo: 4 razones para no conformarse en una relación de pareja

Límites y confianza, la clave del éxito en una relación de pareja

Cuando unes tu vida a otra persona, ese compañero pasa a ser parte de tu familia a tal punto que debes priorizar el tiempo que pases en su compañía.

Sabemos que el trabajo, los hijos y tus rutinas son importantes, pero te recordamos que decidiste unirte de por vida y que, a partir de ahora, él será tu compañero de la vejez.

No permitas que estas relaciones te alejen de quien demanda tu presencia. Será necesario saber poner límites, comunicarse y confiar.

Categorías: Relaciones Etiquetas:
Te puede gustar