5 relajantes musculares de origen natural que debes probar

La aplicación tópica de estos relajantes musculares de origen natural por medio de masajes nos proporcionará un alivio considerable, pero debemos ser constantes con su uso

Cuando diversas enfermedades o patologías nos atacan, hay remedios naturales a nuestro alrededor que pueden ser una gran ayuda para el alivio de nuestras dolencias. Si tienes algún dolor o contracción muscular que te esté perjudicando, en este artículo te mostraremos 5 relajantes musculares de origen natural que debes probar.

¿Qué es un relajante muscular?

Su nombre nos da una aproximación sobre lo que son. Los relajantes musculares son sustancias que sirven para aliviar o relajar un músculo cuando se encuentra contraído. Otro nombre que reciben los relajantes musculares es el de microrrelajantes, que también se relaciona con los analgésicos.

Lee también: ¿Qué son los calambres musculares? ¿Cómo evitarlos?

Consecuencias de tener los músculos tensos

Es importante entender que nuestro cuerpo siempre busca maneras de hablarnos sobre las cosas que van mal en su funcionamiento. Por eso, cuando tenemos un músculo tenso o rígido, debemos actuar lo antes posible para evitar complicaciones en el futuro.

Músculos tensos.

Tener los músculos contraídos durante un tiempo prolongado puede tener importantes consecuencias. Por ejemplo, limitar la movilidad para realizar diversas actividades cotidianas. Por otro lado, las causas de las contracciones musculares son variadas y abarcan un uso excesivo del músculo o, por el contrario, el hecho de mantenerlo en la misma posición por tiempo prolongado.

Las contracciones musculares tienden a convertirse en fiebre, cansancio extremo y dolores de cabeza. No siempre es fácil saber cómo tratar una contracción muscular. Lo más común es que los médicos receten algún analgésico, antiinflamatorio o calmante, dependiendo también de la zona del cuerpo donde se presenta el dolor.

5 relajantes musculares de origen natural que debes probar

Existen diversos tipos de dolores musculares, por tanto, hay también muchas formas de relajarlos. Por eso, nos dedicaremos a enseñarte 5 remedios de origen natual que debes probar para mejorar este tipo de dolencias.

1. Manzanilla

La manzanilla es uno de los remedios más utilizados para este tipo de casos, por sus propiedades relajantes, antiinflamatorias y antiespasmódicas. Puedes preparar una sencilla infusión y consumir la bebida para obtener alivio y relajación

Ingredientes

  • 1 cucharada de infusión de manzanilla (15 g) o 1 bolsita
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Este remedio se utiliza como infusión y lo único que tienes que hacer es colocar la bolsa de manzanilla en la taza de agua hirviendo.
  • Deja reposar por algunos minutos para que las propiedades se concentren en el agua.
  • Esta bebida se puede tomar varias veces al día.

2. Lavanda

Esta es una flor de color lila, cuya ingesta a modo de infusión no es tan recomendable. Sin embargo, es útil emplearla como un aceite, por sus propiedades calmantes. De hecho, se utiliza mucho para las aromaterapias, por sus beneficios para tratar la falta de sueño, las afecciones de la garganta y pulmones.

Ingredientes

  • Aceite de flor de lavanda

¿Qué debes hacer?

  • Aprovecharemos el aceite de flor de lavanda para realizar un masaje con movimientos circulares en la zona afectada y contraída. Esto ayuda a mejorar la circulación sanguínea.
  • También, si se consigue la flor tropical, podemos hacer una decocción y darnos un baño caliente de flor de lavanda.

3. Romero

Romero para aliviar los músculos tensos.

Esta planta es original del Mediterráneo y gracias a sus propiedades antiespasmódicas y antiinflamatorias hace que los músculos se relajen y vuelvan a su estado natural. Puede consumirse en forma de infusión, o también en la modalidad de aromaterapia.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ramas de romero (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

Con las ramas de romero es posible preparar varios remedios útiles para relajar los músculos:

  • El primero de ellos es un baño de inmersión, que puede ser provechoso por el intenso y relajante olor de la planta. También, el aceite de ramas de romero sirve para relajar las articulaciones.
  • No obstante, el remedio más común es una infusión de romero. Para prepararla solo se necesita agregar las hojas de romero en agua hirviendo.
  • Se recomienda mojar un paño con este líquido y colocarlo sobre el músculo afectado. El tiempo recomendado es aproximadamente de 30 minutos.
  • Dado que es un remedio natural, se puede repetir de dos a tres veces por día.

4. Valeriana

La valeriana es una planta recomendada para distintas afecciones del organismo, entre ellas, los dolores menstruales. También, esta flor es sumamente útil para aliviar el estrés y calmar la ansiedad. Por ello, se utiliza mucho para mejorar el sueño. Su consumo generalizado es en forma de infusión.

Debes leer: Calma los cólicos menstruales preparando estas infusiones naturales.

Ingredientes

  • 1 cucharada de flores de valeriana (15 g)
  • 1 taza de agua hirviendo (250 ml)

¿Qué debes hacer?

La valeriana sí es recomendable para tomarla vía oral, como una infusión.

  • Por eso, infusionaremos algunas ramas  en una taza de agua hirviendo por un lapso de 5 a 10 minutos.
  • Luego, colaremos para dejar las impurezas fuera de la bebida.
  • No se recomienda tomar más de dos veces al día porque puede causar somnolencia.

5. Pimienta de cayena

Pimienta cayena para los músculos tensos.

Normalmente, se recomienda utilizar la pimienta de cayena y aunque su sabor pueda ser un poco fuerte para otras personas, sus propiedades antiinflamatorias son potentes. Su consumo puede realizarse en los alimentos de forma cotidiana, así sea de forma líquida o sólida.

Ingredientes

  • Pimienta de cayena

¿Qué debes hacer?

  • Es bastante fácil utilizar este remedio, pues solo tienes que agregar un poco de cayena a tus bebidas, infusiones o batidos.
  • También, podrías usarlo como una especie de exfoliante, realizando masajes en tus músculos con la pimienta de cayena.

Son muchas las opciones naturales con las que cuentas para tratar las diversas dolencias musculares. Sin embargo, debido a que los dolores pueden ser un síntoma de otras enfermedades, no está de más consultar al médico si las molestias persisten.