5 remedios con aloe vera para calmar las quemaduras solares

Además de tratar las quemaduras solares con estos remedios a base de aloe vera también es fundamental que consumamos mucha agua para hidratar la piel desde dentro

Las quemaduras solares son lesiones cutáneas que, además de causarnos dolor, nos pueden dejar cicatrices, manchas y otras alteraciones difíciles de borrar.

Se producen por el impacto negativo de los rayos UV del sol y sus características son similares a las que causan otras fuentes de calor.

Según el grado de gravedad con que se den pueden causar enrojecimiento, ampollas e incluso muerte de los tejidos subyacentes de la piel.

Además, incrementan el riesgo de infecciones y otras complicaciones graves como el cáncer de piel.

Por fortuna, en la actualidad se pueden prevenir con el uso continuo de protector solar y otras medidas contra los rayos ultravioleta.

Sumado a esto hay una amplia variedad de remedios naturales que estimulan la actividad celular para reparar la piel afectada.

Entre estos nos encontramos con el prodigioso gel de aloe vera, un ingrediente orgánico que podemos combinar con otros ingredientes para conseguir productos más eficaces.

¿Te animas a probarlo?

1. Gel natural de aloe vera

Plantas y gel de aloe vera

El cristal que contiene la planta de aloe vera está lleno de agua y nutrientes esenciales que estimulan la reparación celular para restaurar la piel afectada por el sol.

Sus propiedades combaten la resequedad y calman la irritación que se produce por las quemaduras de primero y segundo grado.

¿Qué debes hacer?

  • Corta una hoja de aloe vera y extrae el gel que contiene en su interior.
  • Limpia la zona afectada y aplícale una cantidad generosa del producto.
  • Espera hasta que se seque y retira los posibles excesos con un paño húmedo.
  • Si la quemadura es reciente, aplícalo dos o tres veces al día.

Lee también: Cómo hacer un jabón de aloe vera con efecto hidratante

2. Aloe vera con aceite de coco

La acción hidratante y antimicrobiana del aceite de coco complementa este tratamiento natural que busca refrescar y revitalizar la piel dañada por las quemaduras solares.

Su combinación con los cristales de aloe vera nos permite obtener una crema natural para calmar las irritaciones y prevenir las infecciones.

Ingredientes

  • ¼ de taza de aloe vera (50 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora el gel de aloe vera en la licuadora y combínalo con el aceite de coco.
  • Tras obtener una pasta homogénea, aplícala sobre las quemaduras y haz suaves movimientos circulares hasta que absorba.
  • Úsala todos los días, dos veces al día.

3. Cubitos de aloe vera

aloe vera

Los cubitos de gel de aloe vera son una solución muy interesante contra las quemaduras superficiales que se producen por la sobreexposición al sol.

Sirven para remover las células muertas y nutrir las áreas que perdieron humedad natural a causa de la lesión. También contribuyen a prevenir las manchas y cicatrices, devolviéndole un aspecto saludable a la piel.

Lo mejor de todo es que representan una buena opción para conservar la planta hasta por seis meses.

Ingredientes

  • 2 hojas de aloe vera
  • 1 cubitera de hielo

¿Qué debes hacer?

  • Corta las dos hojas de aloe vera y extrae el gel transparente que contienen en su interior.
  • Bátelo en la licuadora y usa el jugo obtenido para cubrir la totalidad de la cubitera de hielo.
  • Llévalo al congelador de tu nevera y espera hasta que se solidifiquen.
  • Cuando estén listos, extrae un cubito y frótalo con cuidado sobre la quemadura.
  • Repite su uso todos los días.

4. Mascarilla de aloe vera y yogur

Este remedio contra las quemaduras combina las cualidades del aloe vera con el ácido láctico del yogur y el alto contenido de agua del pepino.

La mascarilla resultante sirve para regular el pH natural de la piel y promover su reparación natural.

Gracias a sus propiedades remueve las impurezas y calma la sensibilidad que queda por el efecto nocivo de los rayos UV del sol.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de gel puro de aloe vera (60 g)
  • 2 cucharadas de yogur natural (40 g)
  • 6 cucharadas de jugo de pepino fresco (60 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Incorpora todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta conseguir una pasta espesa.
  • Frótala sobre las quemaduras y déjalo actuar durante 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y seca con un paño suave.
  • Úsala hasta curar por completo la piel.

Visita este artículo: 12 razones por las que el pepino no debería faltar en tu dieta

5. Crema de aloe vera y cúrcuma

Miel y cúrcuma

El poder antioxidante y antiinflamatorio de la cúrcuma se une a la acción refrescante del aloe vera para acelerar la recuperación de las quemaduras solares.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma  (5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 cucharada de leche (10 ml)
  • ¼ de taza de aloe vera (50 g)
  • 10 gotas de agua de rosas

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una pasta con todos los ingredientes mencionados y frótala con cuidado sobre las partes del cuerpo quemadas.
  • Espera a que sus activos hagan efecto en 20 minutos y enjuaga.
  • Úsala todos los días.

Recuerda que solo debes elegir uno de los remedios mencionados para no sobrecargar la piel que está tratando de recuperarse.

Sé paciente con su aplicación y descubre en poco tiempo todos los beneficios que tiene para tratar este tipo de condiciones.

Te puede gustar