5 remedios de bicarbonato de sodio

Martín Perez · 19 enero, 2019
El bicarbonato de sodio lo podemos encontrar en múltiples establecimientos. Su poder alcalino y su reactividad lo convierten en un elemento con propiedades muy diversas.

Resulta casi imposible cuantificar todas las propiedades que se han utilizado en el bicarbonato de sodio. Estas van desde las simples estrategias de belleza hasta ideas para limpiar tu casa. En este artículo exponemos una lista de 5 remedios de bicarbonato de sodio que puedes hacer fácilmente.

¿Qué es el bicarbonato de sodio?

bicarbonato sódico.
Los múltiples usos del bicarbonato se deben a que se trata de una sustancia alcalina y muy reactiva.

Es un compuesto químico de color blanco, con la cualidad de hacerse soluble cuando entra en contacto con el agua. Su naturaleza es alcalina y su apariencia es de pequeños granos blancos, casi imperceptibles. Este elemento se puede encontrar en el medio ambiente y suele ser procesado para comercializar.

Su utilización es común tanto en amas de casa que lo utilizan como producto para la limpieza, hasta en atletas de alto rendimiento. Diversos estudios revelan con más asiduidad, las virtudes de los remedios de bicarbonato de sodio que puedes preparar tú mismo.

¿Qué remedios de bicarbonato de sodio se pueden preparar en casa?

En definitiva, la lista de propiedades que tiene el bicarbonato de sodio es ilimitada. Sus propiedades antiácidas han hecho que se convierta en una herramienta ideal para muchos propósitos de la cotidianidad. En este artículo te presentamos 5 remedios de bicarbonato de sodio para hacer fácilmente en casa:

1. Pasta de bicarbonato para la piel

Aunque no lo parezca, el bicarbonato de sodio es la base de muchas mascarillas faciales del mercado. Pero no hace falta que gastes tu dinero en una de ellas. Si tienes el cutis graso, puedes hacer una en casa y empezar el tratamiento. Este es un remedio a base de bicarbonato de sodio más fácil de hacer de lo que piensas.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de bicarbonato
  • 250 ml de agua

¿Qué debo hacer?

  • Limpiar el rostro con abundante agua y jabón.
  • Mezclar el bicarbonato con algunas gotas de agua hasta crear una pasta.
  • Aplicar la crema en las zonas del rostro más afectadas con un masaje circular.
  • Esperar unos minutos y enjuagar.

Quizá te interese: 5 maneras de utilizar bicarbonato de sodio y limón en la limpieza del hogar

2. Crema de bicarbonato para los dientes

Pasta de bicarbonato sobre un cepillo de dientes.
El bicarbonato ayuda al blaqueamiento dental, aunque puede resultar un poco astringente.

El bicarbonato es un aliado bastante efectivo para aquellos amantes de las sonrisas blancas y brillantes. Puedes usar el dentífrico de bicarbonato, aunque no es un producto adecuado para usar todos los días. Lo mejor es emplearlo una vez a la semana y asear tu dentadura, el resto de los días, con tu crema dental de siempre.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio
  • 500 ml de agua

¿Qué debo hacer?

  • Añadir medio litro de agua a un recipiente.
  • Mezclar con una cucharada de bicarbonato.
  • Diluir y enjuagar la boca con la mezcla.
  • Tomar otra cucharada de bicarbonato y humedecer hasta hacer una pequeña crema.
  • Aplicar con movimientos circulares en la dentadura y enjuagar.

3. Gotas nasales de bicarbonato

Hay pocas cosas menos molestas que la congestión nasal. Ya sea por sufrir de alergias, o por simples resfriados, esta se padece varias veces al año. Unas gotas de bicarbonato de sodio pueden ayudarte a combatirlas. Aprender a prepararlas en casa es muy sencillo.

Ingredientes

  • 1.5 g de bicarbonato de sodio
  • 10 ml de agua

¿Qué debo hacer?

  • En un gotero, mezclar el agua y el bicarbonato de sodio hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Aplicar dos gotas en cada fosa nasal.
  • Repetir el proceso, al menos, tres veces al día.

Quizá te interese: Cómo mejorar la salud con una mezcla de bicarbonato y miel de abejas

4. Pomada de bicarbonato de sodio para las quemaduras

pasta de bicarbonato
Las pasta de bicarbonato tiene múltiples usos. Aliviar quemaduras leves es una de sus principales indicaciones.

Sabemos cuán desagradable resultan las ampollas o los enrojecimientos que aparecen después de sufrir una quemadura. Pero puedes evitarlas con una simple pomada de bicarbonato hecha en casa. Este es uno de los remedios de bicarbonato de sodio que más fácil se puede preparar en casa:

Ingredientes

  • 5 g de bicarbonato de sodio
  • 100 ml de agua fría

¿Qué debo hacer?

  • Mezclar el bicarbonato de sodio con el agua fría en un recipiente.
  • Sumergir un paño suave en la sustancia.
  • Luego, frotar con suavidad sobre la parte afectada de la piel.
  • Repetir esta acción dos veces al día.

5. Desodorante de bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un excelente neutralizador de la transpiración y los malos olores. Por esto, puede ser una gran alternativa utilizarlo como desodorante. Además de ser efectivo, es una alternativa realmente económica y fácil de preparar.

Ingredientes:

  • 10 g de bicarbonato de sodio
  • 20 ml de agua

¿Qué debo hacer?

  • Mezclar el agua y el bicarbonato hasta obtener una pasta espesa.
  • Frotar en las axilas, preferiblemente durante la ducha.

En definitiva, el bicarbonato de sodio, es un compuesto lleno de propiedades. Él te puede sacar de muchísimos aprietos de una forma totalmente natural y sencilla. Solo debes estar dispuesto a darles la oportunidad a las alternativas caseras.