5 remedios caseros con anís que te gustará saber

Ya sea solo en infusión, mezclado con otras hierbas medicinales o consumido directamente, el anís puede ser un gran aliado de nuestra salud digestiva e incluso aliviar cefaleas

El anís es una de las plantas medicinales que, desde la antigüedad, ha sido empleada por diferentes culturas y civilizaciones para beneficio de la salud humana.

En la actualidad se ha vuelto muy popular, no solo por su contenido de nutrientes esenciales, sino por su capacidad para prevenir y tratar varias afecciones.

De hecho, se le atribuyen propiedades sedantes, carminativas y antiespasmódicas que, de modo alternativo, se emplean con frecuencia contra los problemas digestivos.

Además, equilibra el apetito, disminuye el nerviosismo y favorece el control de los procesos inflamatorios que, entre otras cosas, reducen la recurrencia de los dolores de cabeza.

Considerando que muchos aún no lo han probado, a continuación queremos compartir 5 formas de utilizarlo como remedio casero.

¡Toma nota!

1. Remedio con anís para las digestiones pesadas

digestion-pesada

Las propiedades antiinflamatorias y carminativas de esta especia pueden ayudar a mejorar las digestiones pesadas cuando consumimos platos demasiado copiosos.

Sus compuestos activos evitan la formación de gases en el intestino y, de paso, reducen la hinchazón abdominal y la sensación de pesadez.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de semillas de anís (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega una cucharadita de semillas de anís en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida, espera que se refresque durante 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Bebe la infusión 30 minutos después de comer platos irritantes o abundantes.
  • De modo opcional, consúmela a media mañana, mínimo 3 veces a la semana.

Visita este artículo: 6 remedios caseros para depurar el estómago y aliviar la pesadez

2. Remedio para las flatulencias

La acción carminativa del anís hace que sea una solución efectiva contra las incómodas y recurrentes flatulencias.

Su ingesta habitual disminuye la formación de gases y mejora el proceso de digestión de los alimentos para evitar su fermentación en el intestino.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ramitas de anís picadas (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega las ramitas de anís en una taza de agua y ponlo a hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, apaga la bebida, tápala y deja que repose 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere hasta 2 tazas de bebida de anís al día.

3. Remedio con anís para el dolor de cabeza

dolorcabeza

Gracias a su ligero efecto analgésico esta semilla puede contribuir a calmar los dolores de cabeza que se producen por el estrés y los descontroles nerviosos.

Su acción sedante relaja el sistema nervioso y disminuye la tensión.

Ingredientes

  • 1 cucharada de anís estrellado (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega el anís estrellado en una taza de agua hirviendo y tapa la bebida.
  • Deja que repose 10 minutos y fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión cuando sientas señales de dolor.
  • Si lo consideras necesario, tómala 2 veces al día.

4. Remedio para el hipo

El hipo es un movimiento convulsivo e involuntario del diafragma que nos produce cierta incomodidad al causar una expulsión de aire de manera brusca.

Si bien muchos aseguran que no hay trucos que aceleren su recuperación, tradicionalmente se han utilizado remedios caseros como el que exponemos a continuación.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de anís (2 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Muele o tritura media cucharadita de anís.

Modo de consumo

  • Consume el anís molido y, enseguida, bebe media taza de agua.

¿Quieres conocer más? Lee: Cómo quitar el hipo con remedios naturales

5. Remedio con anís para limpiar los riñones

riñones

La combinación de anís con otras plantas medicinales nos permite obtener una bebida desintoxicante y antiinflamatoria, ideal para mejorar el funcionamiento de los riñones.

Su efecto diurético aumenta la producción de orina y favorece la expulsión de las toxinas y metales pesados que se filtran mediante el trabajo de este órgano.

A su vez, disminuye el riesgo de cálculos y favorece la eliminación de bacterias que causan infecciones en el sistema urinario.

Ingredientes

  • 1 taza de agua
  • 1 cucharadita de anís verde (5 g)
  • 5 hojas secas de menta
  • 1 cucharadita de hinojo (5 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, reduce el fuego y agrégale las hierbas.
  • Tapa la bebida y déjala a fuego mínimo durante 3 minutos.
  • Luego, espera que repose a temperatura ambiente, 10 o 15 minutos más.
  • Cuando esté apta para su consumo, fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida después de tus 2 comidas principales.
  • Consúmela, por lo menos, 3 veces a la semana.

¿Conocías estos usos del anís? Si aún no has comprobado por ti misma sus propiedades, asegúrate de adquirirlo en la tienda herbolaria más cercana y mantenlo a la mano.

 

Te puede gustar