5 remedios caseros para bajar los niveles de ácido úrico

Si padecemos dolores articulares o gota es fundamental atender los niveles de ácido úrico y mantenerlos bajo control para evitar así que puedan derivar en otras complicaciones de mayor cuidado

La acumulación de ácido úrico en el organismo, un trastorno conocido como hiperuricemia, puede causar reacciones inflamatorias y problemas de salud que reducen la calidad de vida.

El ácido úrico se origina cuando el organismo descompone las purinas provenientes de los alimentos, enviándolas al torrente sanguíneo y los riñones para posteriormente, eliminarlas.

El problema ocurre cuando se acumula en cantidades excesivas, ya sea porque el cuerpo reduce su capacidad para removerlo, o bien porque hay mayor cantidad para procesar.

Producto de esto pueden originarse molestias en las articulaciones, además de piedras en los riñones, gota y otros trastornos que tienden a empeorar cuando no se controlan a tiempo.

La buena noticia es que existen formas naturales que pueden ayudar a estimular su eliminación. En esta oportunidad queremos compartir en detalle 5 remedios caseros que pueden acompañar al tratamiento médico para bajar el ácido úrico.

¡Apunta!

Ácido úrico: remedios caseros para bajarlo

1. Agua tibia con vinagre de manzana

Vinagre de manzana para bajar el ácido úrico

Los ácidos orgánicos del vinagre de sidra de manzana, sobre todo el ácido málico, ayudan a descomponer el ácido úrico para evitar la formación de cristales y afecciones inflamatorias.

Este ingrediente natural promueve la limpieza de la sangre y ayuda a regular el pH del organismo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de sidra de manzana (20 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Diluye el vinagre de manzana en una taza de agua tibia.

Modo de consumo

  • Toma la bebida en ayunas y repite su consumo a media tarde.
  • Repite el tratamiento durante 2 o 3 semanas seguidas.

Lee también: 5 curiosos usos del vinagre de manzana que te gustará conocer

2. Infusión de ortiga

Las propiedades depurativas de las hojas de ortiga se pueden emplear para limpiar la sangre y remover los residuos de ácido úrico.

Sus activos naturales impulsan el funcionamiento de los riñones y ayudan a limpiar las vías urinarias para evitar obstrucciones.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de hojas de ortiga (10 g)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando hierva, agrégale las hojas de ortiga.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión 2 veces al día, durante 10 días.

3. Infusión de cola de caballo

Infusión de cola de caballo

La cola de caballo es una planta desintoxicante y antiinflamatoria que ayuda a eliminar el ácido úrico mediante el aumento de la producción de orina.

Sus antioxidantes protegen el sistema contra la acción negativa de los radicales libres y, entre otras cosas, reducen el riesgo de cálculos renales.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de cola de caballo (10 g)

Preparación

  • Hierve una taza de agua y agrégale la cola de caballo.
  • Deja reposar la bebida 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Consume una taza de infusión en ayunas y repite su ingesta 2 o 3 veces al día.
  • Tómala, por lo menos, 2 semanas seguidas.

4. Infusión de sauce

Por su capacidad para ayudar a descomponer las purinas, la infusión de sauce se ha utilizado como complemento para reducir el exceso de ácido úrico.

Sus antiinflamatorios calman el dolor de las articulaciones y facilitan el tratamiento de la gota.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de corteza de sauce (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la corteza de sauce en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 10 minutos.
  • Cuela la bebida y consúmela.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión de corteza de sauce a media mañana.
  • Si gustas, sumerge un paño en la bebida caliente y aplícalo sobre las zonas doloridas.

Visita este artículo:  Prepara un alcohol de hierbas para calmar los dolores articulares

5. Té de cebolla

té de cebolla

Aunque su sabor no es el más agradable, el té de cebolla es una bebida desintoxicante que ayuda a controlar la hiperuricemia.

Sus antioxidantes y ácidos naturales limpian la sangre y ayudan a descomponer los cristales de ácido úrico en los riñones.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Trocea media cebolla y ponla a hervir en una olla con 2 tazas de agua.
  • Déjala a fuego mínimo durante 10 minutos y apágala.
  • Cuando repose, cuélala y endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de té de cebolla en la mañana y repite su consumo en horas de la tarde.
  • Realiza el tratamiento, por lo menos, 2 semanas seguidas.

¿Tienes dolores articulares o gota? ¿Tu examen sanguíneo reveló niveles altos de ácido úrico? Además de mejorar tu alimentación, prepara alguno de los remedios mencionados.

Por supuesto, consulta con tu médico para evaluar el mejor tratamiento de tu condición. Recuerda que los remedios caseros no son excluyentes de la consulta médica ni la medicación que el especialista pueda recomendarte.

  • BIOLIQUID. (2015). Ácido Úrico. Procedimento Operacional Padrão.
  • Sánchez Pozo, A., & Faus, M. J. (2003). Hiperuricemia y gota. Pharmaceutical Care Espana.