5 remedios caseros con cebolla para aliviar la tos

Daniela Castro 30 enero, 2017
Gracias a sus propiedades expectorantes y antiinflamatorias la cebolla es perfecta para aliviar la tos, aunque también debemos tener en cuenta que esta es un mecanismo de defensa que no conviene reprimir

La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo producido ante el ataque de virus y bacterias o la presencia de agentes extraños en las vías respiratorias.

Se produce de forma brusca por un vaciado explosivo de aire de los pulmones y, la mayor parte de las veces, viene acompañada con flemas e inflamación.

A pesar de que no se recomienda su detención, puesto que es la forma de eliminar el exceso de moco, muchos buscan controlarla porque suele ser molesta y dolorosa.

Por suerte, existen muchos métodos naturales que, por sus propiedades, ayudan a aliviarla sin ocasionar efectos secundarios indeseados.

Entre estos nos encontramos con varios remedios a base de cebolla cuyos compuestos antibióticos, expectorantes y antiinflamatorios aceleran la recuperación de esta condición.

En el siguiente espacio queremos compartir los 5 mejores para que no dudes en prepararlos cuando te aqueje este incómodo síntoma.

1. Té de cebolla y ajo para combatir la tos

té de cebolla

Una bebida caliente de cebolla y ajo le brinda un extra de nutrientes esenciales al cuerpo para mejorar su respuesta inmunitaria frente a los virus y las bacterias.

Estos ingredientes tienen efectos expectorantes y mucolíticos que facilitan la expulsión de las flemas para conseguir un rápido alivio de la tos.

Ingredientes

  • 2 tazas de agua (500 ml)
  • 1 ajo crudo
  • ½ cebolla

¿Cómo prepararlo?

  • Pon a hervir las dos tazas de agua y, mientras llega a ebullición, pica el ajo crudo y la cebolla.
  • Cuando el agua esté lista, retírala y viértela en una jarra junto con los dos ingredientes picados.
  • Deja que repose durante 20 minutos, cuela y consúmela.
  • Toma una taza en la mañana y otra antes de dormir.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 beneficios de la cebolla poco conocidos

2. Jarabe de cebolla y miel para calmar la tos

Un jarabe natural de cebolla y miel concentra sustancias antibióticas y expectorantes que ayudan a controlar la tos seca y con flemas.

Ambos ingredientes reducen la irritación de la garganta y promueven la limpieza de las vías respiratorias para calmar la congestión.

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 4 cucharadas de miel de abejas (100 g)

¿Cómo prepararlo?

  • Pica una cebolla en finas láminas y ponla en un frasco de vidrio.
  • Cubre el vegetal con las cuatro cucharadas de miel y déjalo reposar durante 10 o 12 horas.
  • Pasado el tiempo aconsejado, consume dos o tres cucharadas de jarabe al día.

3. Jugo de cebolla y limón contra la tos

jugo ajo-cebolla

El jugo natural de la cebolla combinado con un poco de limón puede reducir la inflamación de las vías respiratorias y controlar síntomas como la congestión y la tos.

Estos dos ingredientes controlan el crecimiento viral y bacteriano, y actúan de forma directa sobre la infección para evitar complicaciones.

Ingredientes

  • ½ cebolla
  • El zumo de ½ limón

¿Cómo prepararlo?

  • Pasa media cebolla por un extractor de jugos y mezcla el líquido con el zumo de medio limón.
  • Toma dos cucharadas del jugo cada tres horas.

4. Licuado de ajo, cebolla y zanahoria

El licuado de ajo, cebolla y zanahoria es una bebida de alta calidad nutricional cuyas propiedades frenan los síntomas de las infecciones respiratorias, incluyendo la tos.

Su ingesta alivia la garganta, limpia los pulmones y estimula la eliminación de las toxinas que impiden una pronta recuperación.

A su vez, es una buena solución para evitar la acumulación de colesterol en las arterias, dado que aporta fibra y sustancias antioxidantes.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla mediana
  • 2 ramas de apio
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Lava bien los ingredientes, córtalos en varios trozos y licúalos con un litro de agua.
  • Tras obtener una bebida homogénea, consúmela dos veces al día.

Visita este artículo: 5 increíbles beneficios del apio que tú desconocías

5. Cataplasma de cebolla

Cebollas cortadas

Las cataplasmas con cebolla son otra forma útil de aliviar la tos y la irritación de las vías respiratorias.

Los compuestos volátiles de este vegetal ejercen un efecto analgésico y calmante que resulta eficaz para el tratamiento de la gripe, los resfriados y la bronquitis.

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • ½ litro de agua

¿Cómo prepararlo?

  • Agrega una cebolla troceada en medio litro de agua y déjala hervir hasta que esté blanda.
  • Pasa el líquido a través de un colador y retira los restos de cebolla.
  • Sumerge un paño en el agua resultante y, antes de que se enfríe, ponlo en el pecho.
  • Repite la aplicación de las cataplasmas durante 10 minutos, antes de ir a dormir.

Como acabas de notar, hay formas muy interesantes de aprovechar las propiedades de la cebolla en el tratamiento contra la tos.

Elige la que más te llame la atención y úsala como complemento contra los problemas que aquejan tu salud respiratoria.

 

 

Te puede gustar