5 remedios caseros para combatir la flacidez facial

Katherine Flórez 7 julio, 2016
Aunque nuestra piel aún no refleje los signos de la edad es conveniente empezar a utilizar estos tratamientos lo antes posible para poder lucir una piel tersa y suave

Tener un rostro joven y firme es el resultado de una amplia variedad de hábitos y secretos de belleza que permiten mantener la nutrición y buen estado de la piel.

La flacidez es un problema estético que, además de provocar arrugas tempranas, refleja una posible deficiencia nutricional y la falta de precaución ante los efectos nocivos del sol y las toxinas del ambiente.

Y es que, aunque no siempre somos conscientes de esto, la estructura de la elastina y el colágeno se ven afectados por la deshidratación, el impacto de los rayos UV del sol y las partículas ambientales que a simple vista no podemos percibir.

Además, por los cambios biológicos del envejecimiento, los músculos faciales se van debilitando y poco a poco pierden la firmeza que los caracteriza en las edades más jóvenes.

Por fortuna, en la actualidad se han desarrollado muchos productos y tratamientos cosméticos que tienen como finalidad nutrir la piel para disminuir la flacidez y evitar la formación acelerada de signos de la edad.

Entre estos nos encontramos con varios remedios caseros que podemos preparar con ingredientes económicos y completamente naturales.

¿Te animas a probarlos?

1. Clara de huevo para combatir la flacidez

Clara-de-huevo

La clara de huevo es uno de los mejores astringentes naturales y, por lo tanto, es una gran solución contra el exceso de producción de grasa y la flacidez.

Sus hidrolipídicos nutren en profundidad las capas dérmicas y disminuyen la pérdida de colágeno y elastina.

Ingredientes

  • 2 claras de huevo
  • 1 cucharada de yogur natural (15 g)

¿Cómo prepararla?

  • Bate las claras de huevo y combínalas con una cucharada de yogur natural.
  • Limpia las áreas que deseas tratar y extiende el producto en una fina capa.
  • Déjalo secar durante 30 minutos y enjuaga.
  • Úsala tres veces a la semana.

Ver también: Tratamiento de clara de huevo y cáscara de naranja para tonificar la piel

2. Aloe vera

El gel que contiene el aloe vera es uno de los ingredientes por excelencia para tensar la piel floja y deshidratada.

Su significativo aporte de ácido málico frena el envejecimiento prematuro y disminuye pequeñas imperfecciones como las manchas, cicatrices y arrugas.

Ingredientes

  • 1 cucharada de gel de aloe vera (15 g)
  • 1 cucharada de aceite de coco (15 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

¿Cómo prepararla?

  • Agrega el gel de aloe vera en un bol y mézclalo con el aceite de coco y la cucharada de miel de abejas.
  • Tras obtener una pasta homogénea, aplícala sobre el rostro y déjala actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua fría y repite su aplicación cada dos días.

3. Pepino

Crema de pepino

El pepino está compuesto en más de un 90% por agua y sustancias antioxidantes protectoras. Su aplicación sobre la piel tiene un efecto refrescante y rejuvenecedor que previene las arrugas prematuras.

Actúa como un reconstituyente natural, idóneo para tonificar la piel flácida y deteriorada. Además, reduce el exceso de grasa y las células muertas.

Ingredientes

  • ½ pepino fresco
  • 1 cucharada de crema agria (10 ml)

¿Cómo prepararlo?

  • Tritura la mitad de un pepino fresco y exprime su jugo a través de un colador.
  • Mézclalo con la cucharada de crema agria y forma una pasta espesa.
  • Extiende el producto sobre el rostro y, si lo deseas, también en el cuello y escote.
  • Déjalo actuar 15 minutos y enjuaga con agua templada.
  • Repítelo dos o tres veces a la semana.

4. Miel

La miel de abejas puras es un poderoso hidratante natural que beneficia tanto las pieles secas como las que sufren de exceso de producción de sebo.

Su alto contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales hacen que sea una de las mejores aliadas para combatir la flacidez y las arrugas prematuras.

Ingredientes

  • 8 cucharaditas de miel de abejas (60 g)
  • El jugo de ¼ de limón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva (32 g)

¿Cómo prepararla?

  • Agrega la miel de abejas en un bol y mézclala con el jugo de limón fresco y las cucharadas de aceite de oliva.
  • Extiende el producto por todo el rostro, déjalo secar y enjuaga con abundante agua tibia.
  • Repite el tratamiento todas las noches, mínimo durante dos semanas.

5. Agua de rosas

Agua de rosas

El agua de rosas es un tónico natural que disminuye la flacidez facial y otros problemas estéticos como los puntos negros, el exceso de sebo o la acumulación de células muertas.

Ingredientes

  • ¼ de taza de agua de rosas (62 ml)
  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)
  • 1 cucharada de agua de hamamelis (10 ml)

Te recomendamos leer: Cómo hacer una tira adhesiva para remover los puntos negros de la nariz

¿Cómo prepararla?

  • Combina todos los ingredientes en un frasquito con tapa y agítalos para que queden bien integrados.
  • Sumerge un algodón en el producto y aplícalo sobre el rostro y el escote todas las noches.
  • Repite su aplicación todos los días como parte de la rutina de belleza.

Aunque tu piel aún luzca joven es conveniente que comiences a utilizar este tipo de tratamientos con el fin de evitar la flacidez.

Elige el que más te llame la atención y úsalo de forma regular para aprovechar sus maravillosos beneficios.

 

Te puede gustar