5 remedios caseros para deshacerte de los juanetes en poco tiempo

Carolina Betancourth 12 agosto, 2016
Además de aplicar con frecuencia los remedios indicados, para evitar los juanetes es fundamental que utilicemos un calzado adecuado y que mantengamos un peso saludable para no sobrecargar los pies

Los juanetes son una protuberancia anormal que, además de ser antiestética, puede resultar dolorosa cuando no se le brinda tratamiento. 

Se produce cuando la presión del peso del cuerpo cae de forma desigual sobre los pies, haciendo que el hueso del dedo se inflame y deforme la articulación.

A menudo se desarrollan en edades superiores a los 30 años, y casi siempre afecta a los dos pies.

Su presencia está relacionada con los factores genéticos, lesiones en los pies y enfermedades como la artritis.

No obstante, algunos expertos aseguran que el uso de calzado demasiado ajustado o alto contribuye de forma directa en su aparición.

Dado que es una condición que compromete la articulación, sus síntomas incluyen:

  • Dolor intenso al caminar
  • Reducción de la flexibilidad del dedo afectado
  • Callos
  • Irritación en la piel

Son progresivos y, en ocasiones, se agravan tanto que solo se pueden corregir con una intervención quirúrgica profesional.

Por fortuna, existen algunos remedios naturales que pueden detener su crecimiento y calmar los síntomas antes de que se conviertan en un problema mayor.

A continuación queremos revelar los 5 más efectivos para que no dudes en utilizarlos si notas que te está afectando este problema.

¡Apunta!

1. Hielo

Hielo

Con el paso del tiempo los juanetes se van inflamando y causan un intenso dolor tras haber estado mucho tiempo de pie.

Para disminuir estos síntomas y prolongar el descanso, la terapia con hielo es una excelente opción.

Las bajas temperaturas adormecen las terminaciones nerviosas y proporcionan una duradera sensación de alivio.

Ingredientes

  • ½ taza de hielo picado (55 g)
  • 1 toalla delgada

¿Qué debes hacer?

  • Envuelve el hielo picado en una toalla delgada y ponlo sobre el juanete durante 5 o 10 minutos.
  • Descansa la misma cantidad de tiempo y repite la aplicación 2 o 3 veces más.
  • Utilízalo cada vez que sientas presión o dolor.

2. Masaje con aceite esencial

Los masajes con aceites esenciales relajantes son un método terapéutico que aumenta la circulación sanguínea de la zona afectada, a la vez que proporciona alivio y desinflamación.

Su aplicación regular disminuye el tamaño del juanete y previene la formación de callos y durezas en las partes que lo rodean.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aceite (lavanda, coco, oliva, ricino, etc.) (32 g)

¿Qué debes hacer?

  • Calienta un poco el aceite elegido y ponlo en las palmas de tus manos.
  • Frótalo en el área afectada y realiza un masaje profundo, con fricción, usando los dedos.
  • Repite los movimientos durante 10 minutos y descansa.
  • Úsalo todas las noches.

3. Cúrcuma

Cúrcuma

La curcumina, el compuesto activo de la cúrcuma, bloquea el dolor y disminuye la inflamación que empeora los juanetes.

Esta se puede aprovechar tanto de forma oral como a través de su aplicación tópica.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cúrcuma (2 g)
  • 1 cucharadita de aceite de oliva (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una pasta espesa con la cúrcuma y el aceite de oliva, y aplícala sobre el juanete.
  • Espera unos 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Repite su uso 2 veces al día, todos los días.
  • Para uso oral se recomienda ingerir máximo una cucharadita al día.

4. Manzanilla

Las flores de manzanilla se destacan por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes que pueden controlar el crecimiento de estas protuberancias.

Su aplicación directa reduce la sensación de dolor y calma el enrojecimiento de la piel.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (30 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 toalla

¿Qué debes hacer?

  • Pon a hervir la taza de agua y agrégale las flores de manzanilla.
  • Baja el fuego, déjala hervir un par de minutos y retírala.
  • Espera a que reposen un poco y, mientras esté aún caliente, sumerge una toalla y aplícala sobre el dedo afectado.
  • Repite el tratamiento 2 veces al día.

5. Yodo y aspirina

Yodo y aspirina

Una mezcla de yodo con aspirinas trituradas detiene el crecimiento anormal en el dedo gordo y favorece la desinflamación de la articulación.

Su uso continuo remueve el exceso de piel muerta, disminuye la irritación y previene la formación de callosidades.

Ingredientes

  • 1 cucharada de yodo (10 ml)
  • 3 aspirinas
  • 1 venda

¿Qué debes hacer?

  • Tritura las aspirinas en un mortero y mezcla el polvo con el yodo.
  • Tas obtener una pasta, aplícala sobre el juanete y cúbrela con una venda para fijarla por un par de horas.
  • Repite el procedimiento todos los días para obtener buenos resultados.

Recuerda que para detener el crecimiento de los juanetes debes usar calzado cómodo y, preferiblemente, ventilado.

Por otro lado, si padeces sobrepeso u obesidad es primordial hacer algo al respecto para que no empeoren esta condición.

Elige el remedio que consideres más apropiado y aplícalo bajo las recomendaciones dadas para mantener controlados los síntomas.

Te puede gustar