5 remedios caseros contra el dolor abdominal

El dolor abdominal puede afectar a cualquier miembro de la familia. Hay remedios caseros que combinados con una buena alimentación, proporcionan el alivio necesario para adultos y niños.

El dolor abdominal es un malestar común. Puede afectar por igual a adultos, jóvenes o niños. La mala alimentación y el estrés son importantes causantes de dolor abdominal.

Sin embargo, si el dolor persiste después de seguir las siguientes recomendaciones, debes consultar con un gastroenterólogo. El dolor abdominal puede ser el síntoma que esconda dolencias como úlceras, gastritis, hernia o una infección por bacterias, o incluso enfermedades mayores.

¿Cómo aliviar el dolor abdominal?

Si el dolor abdominal es causado por la ingesta de una comida excesiva, la mala digestión de un alimento o la acumulación de gases, es posible aliviarlo con los siguientes remedios caseros, que son muy fáciles de preparar.

1. Té de hojas de malva

Las propiedades medicinales de malva se encuentra en la raíz, las hojas y las flores. Se puede preparar una infusión o incorporar las flores de malva a las ensaladas ya que son comestibles.

Hojas de malva.

La malva es antiinflamatoria y regula el funcionamiento del intestino, de modo que se puede usar tanto para aliviar una diarrea como laxante. Está contraindicada si estás embarazada o si estás amamantando.

Ingredientes

  • 10 a 15 hojas de malva.
  • 1 taza (250 ml) de agua.

Preparación:

Agrega las hojas de malva en la taza de agua hirviendo y deja enfriar durante 15 minutos. Puedes tomar una taza de té tibio después de cada comida.

2. Infusión de canela, albahaca, anís y menta

Esta infusión combina las propiedades digestivas de la menta, la capacidad antiflatulenta del anís, el poder antibacteriano y antiinflamatorio de la albahaca y la combinación digestiva y antiinflamatoria de la canela.

Ingredientes

  • 2 o 3 de hojas frescas o 1/2 cucharadita (2,5 gramos) de albahaca seca.
  • 1/2 cucharadita (2,5 gramos) de semillas de anís.
  • 1 rama pequeña de canela.
  • 1 cucharadita (5 gramos) de menta.
  • 2 tazas (1/2 litro) de agua.
Té verde con canela.

Preparación

Vierte la canela, albahaca, menta y el anís en medio litro de agua. Deja hervir durante 10 minutos y apaga. Bebe una taza de la infusión tibia, tres veces al día, hasta que desaparezcan las molestias.

3. La cúrcuma

La cúrcuma tiene comprobadas capacidades para reducir el dolor estomacal y los síntomas asociados con el Síndrome del Intestino Irritable. La cúrcuma se puede utilizar de forma natural (rallada) o en polvo.

La mejor forma de aprovechar los beneficios de la cúrcuma, es incorporándola a la preparación de los alimentos, ya que los principios medicinales de la cúrcuma (los curcuminoides) se disuelven mejor en grasa.

Las infusiones con cúrcuma no son tan beneficiosas, a menos que se combinen con otra planta medicinal que potencie sus propiedades digestivas, como el diente de león. Los curcuminoides son poco solubles en agua, así que las infusiones exclusivamente de cúrcuma tienen pocos beneficios.

Leer también: Las 10 increíbles propiedades de la canela para la salud

4. Te de artemisa

La artemisa es una planta medicinal utilizada para aliviar el dolor abdominal producto de digestiones lentas y pesadas. Por sus propiedades antiinflamatorias y calmantes también sirve para calmar los dolores menstruales. Está contraindicada durante el embarazo y la lactancia materna.

Artemisa

La artemisa también es conocida por el nombre Hierba de San Juan. Sus propiedades medicinales se encuentran en las hojas, las flores y los tallos. Lo recomendable es beber esta infusión solo por 2 semanas seguidas. La artemisa es utilizada por la medicina china en la moxibustión.

Ingredientes

  • 10 a 15 hojas o 1 cucharada (10 gramos) de flores de artemisa.
  • 1 taza (250 mililitros) de agua.

Preparación

Calienta el agua, al hervir incorpora la artemisa. Tápala y sácala del fuego. Déjala reposar por unos 15 minutos. Toma una taza de té 2 a 3 veces por día.

Leer también: Moxibustión y sus aportes a la salud

5. Licuado de semillas de melón

El melón es conocido por sus propiedades diuréticas, reguladoras del tránsito intestinal y antiflatulentas. El melón, además, es un alimento estupendo para la mujer embarazada o que ya amamanta pues es rico en hierro y ácido fólico.

Incluir el melón en la alimentación es una forma de ayudar a la digestión, pero también se pueden aprovechar las propiedades que encierran sus semillas. Comer las semillas ayuda a eliminar parásitos grastroinstestinales que causan dolor abdominal, así como aportan importantes antioxidantes que retardan el envejecimiento.

Ingredientes

  • 1 cucharada (10 gramos) de semillas de melón.
  • 1 taza (250 mililitros) de agua tibia
  • 1 cucharada (10 miligramos) de miel.

Preparación

Licuar las semillas de melón y el agua. Endulzar con la miel. La forma más recomendable de consumir este licuado es 30 minutos antes de las comidas.

Infusión de melón.

¿Qué alimentos que hay que evitar cuando hay dolor abdominal?

Los remedios caseros tienen que ir acompañados de una buena alimentación para que se vean resultados. En el caso de las mujeres embarazadas, hay que verificar bien qué remedios naturales son recomendables y cuáles no. En caso de bebés, es mejor no administrar infusiones.

Cuando hay dolor abdominal, hay que evitar los alimentos ricos en grasas ya que hacen más lenta la digestión, los que generan gases como los frijoles, y los que irritan la mucosa gástrica, ya que pueden agravar la inflamación estomacal.

En los días en que tengas dolor abdominal lo mejor es comer alimentos preparados en el hogar, así como evitar el consumo de los siguientes alimentos:

  • Café, té negro y bebidas con cafeína, como las gaseosas.
  • Comida rápida.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Frituras de todo tipo, ya sean hechas con harinas o tubérculos, incluso las hechas en casa.
  • Embutidos, como chorizo, mortadela o salchichas.
  • Leche completa y los derivados lácteos.
  • Margarina.