5 remedios caseros para aliviar la boca seca

Aunque podríamos consumir únicamente agua para aliviar la boca seca, existen ciertas alternativas nos beneficiamos también de las propiedades hidratantes y el aporte de nutrientes de sus ingredientes.

La boca seca, afección denominada como xerostomía, es una molestia frecuente que se produce por una alteración del funcionamiento de las glándulas salivales. Se caracteriza por la disminución de la producción de saliva o por un cambio en su composición que altera de forma significativa su pH.

Puede producirse por falta de líquidos en el organismo, aunque también se manifiesta a consecuencia de algunas enfermedades. Aunque no es un problema grave, sí causa molestias como el agrietamiento en los tejidos, deglutir y otros incómodos síntomas que suelen requerir tratamiento.

Por fortuna, como complemento a las recomendaciones médicas, el paciente puede hacer uso de algunos remedios caseros que ayudan a acelerar la recuperación.

¿Por qué se produce la boca seca?

Es importante tener claros cuales son los principales factores asociados a a aparición de este problema.

Los más comunes incluyen:

  • Consumo excesivo de tabaco, o ingesta insuficiente de agua o bebidas hidratantes, lo que conlleva deshidratación.
  • Alteraciones en los nervios o estrés emocional.También suele estar debido a trastornos metabólicos.
  • Consumo de algunos fármacos como anticolinérgicos, psicofármacos o antihistamínicos.
  • Tratamientos médicos como la quimioterapia, así como enfermedades autoinmunitarias o de las glándulas salivales.
  • Respiración por la boca, lo que suele conllevar ronquidos.

Tal vez te interese: Garganta y boca secas: ¿cómo evitarlas?

Síntomas de la boca seca

El síntoma principal de la boca seca es una disminución notoria en la producción de saliva. Sin embargo, a su vez, se desencadenan molestias como:

  • Lesiones bucales  o labios agrietados.
  • Sensación de sequedad en la cavidad bucal.
  • Ronquera o sequedad en la garganta.
  • Mal aliento y ardor en la lengua o boca.
  • Dificultades para deglutir los alimentos.

Remedios caseros para la boca seca

Las propiedades de algunos ingredientes naturales pueden contrarrestar la pérdida de humedad que se produce por la disminución de saliva.

Así mismo, al ayudar a inhibir el crecimiento de bacterias en la boca, estos remedios también pueden prevenir determinadas infecciones.

1. Té verde

Los taninos que contiene el té verde ayudan a tratar los problemas de la boca. Estos compuestos, además de sus vitaminas y minerales, rehidratan el cuerpo y ayudan a regular la producción de saliva.

Esto, a su vez, frena la proliferación bacteriana en las áreas poco accesibles de la boca y previene enfermedades como las caries.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té verde, 5 gramos.
  • 1 taza de agua, 250 ml.

Preparación

Incorpora una cucharadita de té verde en una taza de agua hirviendo y tápalo. Deja que repose 10 minutos y fíltralo con un colador. Ingiere hasta 2 tazas de té verde al día, hasta controlar la boca seca.

2. Manzanilla

La manzanilla actúa como un humectante natural para la boca y ayuda a restablecer el pH de la saliva. Sus compuestos rehidratan las células y aceleran la recuperación de las lesiones y grietas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de manzanilla, 5 gramos.
  • 1 taza de agua, 250 ml.

Preparación

Para empezar, vierte la cucharadita de manzanilla en una taza de agua hirviendo y tápala. Espera que repose 5 minutos y finalmente, cuélala.

Pueden consumirse hasta 3 tazas de infusión de manzanilla al día. Además, es recomendable repetir el tratamiento hasta controlar la afección.

3. Jugo de aloe vera

Los mucílagos que contiene el aloe vera pueden ayudar a proteger el tejido bucal y las papilas gustativas ante la disminución de la saliva.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de gel de aloe vera, 75 gramos.
  • ½ taza de agua, 125 ml.
  • 1 cucharada de miel, 25 gramos.

Preparación

Al principio, incorpora todos los ingredientes en la licuadora y procésalos hasta obtener una bebida homogénea. Después, ingiere un vaso de jugo de aloe vera en ayunas y, si lo consideras necesario, repite la toma a media tarde.

Cabe mencionar que consumirlo en exceso porque tiene un ligero efecto laxante. De este modo, no se debe abusar del método.

Ver también: 4 consejos para evitar la sequedad en tu boca

4. Vinagre de manzana

En primer lugar, es importante tener en cuenta que los ácidos orgánicos que contiene el vinagre de manzana ayudan a regular el pH de la boca y estimulan la salivación.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana, 30 ml.
  • 1 taza de agua, 250 ml.

Preparación

Diluye el vinagre de manzana en una taza de agua tibia. Se puede ingerir la bebida 2 veces al día, hasta restablecer la humedad natural de la boca.

5. Jengibre

El gingerol, principal compuesto activo del jengibre, regula la actividad de las glándulas salivales. También protege la boca contra los efectos de la deshidratación.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado, 5 gramos.
  • 1 taza de agua, 250 ml.

Preparación

Vierte el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo, después, tapa la bebida y para finalizar, deja que la mezcla repose 15 minutos. Antes de consumir, cuélala.

Es recomendable ingerir la bebida a sorbos, humectando toda la boca mientras se consume. Se pueden tomar hasta 2 tazas al día, hasta controlar el problema.