5 remedios caseros para controlar el olor y exceso de flujo vaginal

Daniela Echeverri Castro · 22 octubre, 2019
La higiene y los hábitos saludables son muy importantes, pero a veces no son suficientes cuando hay un aumento del flujo vaginal o su olor es demasiado fuerte. Estos remedios te ayudarán a poner fin a estos problemas

El flujo vaginal es algo muy normal en las mujeres, aunque sobretodo necesario. En lugar de sentir preocupación porque este mancha un poco la ropa interior, debemos estar alerta cuando la vagina está seca por completo. Caso contrario, ¿qué hacer ante el exceso de flujo vaginal o un flujo vaginal anormal?

La razón principal por la que todas deben mantenerlo equilibrado es porque actúa como un protector de la zona íntima, dado que evita el desarrollo de infecciones u hongos. Además, es un lubricante necesario para disfrutar de las relaciones íntimas.

Las secreciones comunes son de un color transparente que puede variar en tonalidades blancas o amarillentas. Por lo general, no tienen un olor fuerte y tampoco suponen mayor molestia. Sin embargo, en ocasiones ese flujo aumenta de manera repentina, cambia de color y su olor empieza a ser tan fuerte que se puede percibir sin esfuerzo.

En este último caso, es muy probable que se trate de una infección por hongos, la cual se produce por una alteración en el pH natural de la vagina.

La buena noticia es que existen varios tratamientos naturales que pueden ayudar a neutralizarlo para reducir todas sus molestias. No olvides, eso sí, que deben ser complementarios al tratamiento pautado por el ginecólogo.

En esta ocasión, queremos compartir las mejores soluciones para el exceso de flujo vaginal y el mal olor en la zona íntima.

Soluciones caseras contra el olor y el exceso de flujo vaginal

1. Infusión de alholva

Infusión de alholva

La alholva es una hierba con increíbles propiedades medicinales. Es muy recomendada para las mujeres porque se cree que promueve el equilibrio hormonal, así como el ciclo menstrual. 

Lee también: Licuado para tratar los efectos de la menopausia

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de alholva (10 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Machacar bien una cucharada de semillas de alholva, en lo posible con la ayuda de un mortero.
  • Colocar a hervir el vaso de agua y verterlo sobre las semillas.
  • Cubrir con una tapa y dejarlo reposar durante 15 minutos.
  • Consumirlo hasta dos veces al día, durante 10 días.
  • También se puede utilizar para un lavado vaginal.

2. Yogur natural

El yogur natural es uno de los mejores remedios naturales para combatir los hongos y las bacterias que causan infecciones vaginales. Se debe a su alta concentración de lactobacilos, unas bacterias saludables que tienen la capacidad de regular la flora vaginal para alterar el ambiente que necesitan los patógenos.

Para mantener las infecciones y los hongos alejados, la mejor forma es tomando mínimo medio vaso de yogur todos los días.

Si prefieres usarlo de forma tópica, consulta primero con tu médico. Si te da el visto bueno, déjalo actuar unos 10 minutos en la vagina y después enjuaga. Puedes aplicarlo hasta tres veces al día, durante el tiempo que sea necesario para hacer desaparecer la infección.

3. Ajo

Beneficios del ajo

Está considerado como el antibiótico natural más poderoso. Sus compuestos activos son antibacterianos. Aun así, no existen evidencias de que su ingesta funcione para eliminar el mal olor. Puedes probar a incluirlo en tus menús, de todas formas:

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Machacar bien el diente de ajo crudo y agregarle por encima un vaso de agua caliente.
  • Dejarlo reposar durante 10 minutos y consume la infusión.
  • En lo posible, hacer el tratamiento en ayunas durante al menos dos semanas.

4. Leche y cúrcuma

Se cree que una combinación de leche y cúrcuma conformaría un sencillo remedio antibacteriano que eliminaría las levaduras y mantiene protegida la zona vaginal. Sin embargo, no existen suficientes evidencias que avalen su seguridad con respecto a tales afirmaciones; de hecho, el uso de la cúrcuma podría irritar la piel.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de polvo de cúrcuma (5 g)
  • 1 vaso de leche

Preparación

  • Colocar a calentar el vaso de leche y luego agregarle la cucharadita de polvo de cúrcuma.
  • Servir tibia y repetir su consumo todos los días hasta aliviar el flujo.

5. Té de hojas de guayaba

Té de hojas de guayaba

Las hojas de guayaba cuentan con propiedades antinflamatorias, antioxidantes y analgésicas que se han utilizado desde la antigüedad a nivel medicinal. Son idóneas para combatir los calambres menstruales en las mujeres y, además, podrían actuar como una excelente solución contra los problemas ligados al exceso de flujo vaginal. No obstante, no existen evidencias de estos casos particulares, por lo que se recomienda consultar primero con un médico.

Te puede interesar: Cómo combatir los calambres musculares rápidamente

Ingredientes

  • 10 hojas de guayaba.
  • 1 litro de agua.

Preparación

  • Vertir las hojas de guayaba en una olla con un litro de agua y dejarlas a fuego medio bajo hasta que se reduzca a la mitad.
  • Retirar, dejar reposar y luego usar el líquido para lavar la zona vaginal.
  • Repetir el tratamiento dos veces al día, una semana completa.

Para concluir, recuerda que solo se aconseja elegir uno de los remedios para combatir el exceso de flujo vaginal aquí citados, ya que la combinación de varios puede generar efectos no deseados. Complementa su uso con una buena higiene y la adopción de hábitos de vida saludables.