5 remedios caseros para mejorar la circulación

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 13 marzo, 2019
Daniela Echeverri Castro · 14 marzo, 2019
Una buena circulación sanguínea es determinante para muchos procesos vitales. Por eso, proponemos 5 remedios caseros que ayudan a mejorarla cuando presenta dificultades. ¡Pruébalos! 

En la actualidad tenemos muchas facilidades para preparar remedios caseros para mejorar la circulación. Si bien existen medicamentos y suplementos con el mismo fin, las soluciones de origen natural siguen siendo buenas alternativas. ¿Sabes cómo prepararlos?

Los problemas circulatorios pueden detonar síntomas como sensación de hormigueo, dolor e inflamación. De hecho, en los casos más graves, son los responsables de muchas enfermedades cardiovasculares. Por eso, es importante atender cualquier irregularidad, tanto con remedios convencionales como con complementos naturales.

Remedios caseros para mejorar la circulación

A la hora de combatir los problemas de circulación sanguínea es importante hacer una revisión previa del estilo de vida. Aunque los remedios pueden ayudar a controlarlo, es primordial asegurar una buena alimentación y evitar malos hábitos como el sedentarismo y el tabaquismo.

Existen muchas enfermedades que comprometen la salud circulatoria que deben ser atendidas por un profesional. No existen remedios naturales que puedan remplazar los tratamientos recomendados por el médico. Ahora bien, si se trata de un problema leve, no hay problema en probar estos remedios para mejorar la circulación.

Son soluciones 100 % naturales cuyas propiedades reactivan la circulación, previenen los coágulos y combaten la inflamación. Su ingesta debe hacerse con precaución, especialmente si hay un diagnóstico de enfermedades graves o si se está consumiendo un tratamiento farmacológico.

No dejes de leer: 5 ejercicios para reactivar la circulación sanguínea

1. Cúrcuma

Raíz y polvo de cúrcuma
Según estudios, la cúrcuma puede reducir la agregación de las plaquetas, mejorando la circulación sanguínea.

Una bebida natural con cúrcuma puede estimular la circulación sanguínea y disminuir la hinchazón. De hecho, hay estudios que sugieren que la curcumina, compuesto activo de la cúrcuma, actúa de manera positiva sobre las plaquetas para evitar la formación de coágulos de sangre.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel de abejas (opcional)

Preparación

  • Primero, pon a hervir la taza de agua.
  • Cuando esté bien caliente, agrégale la cúrcuma y déjala reposar.
  • Por último, endúlzala con miel de abejas.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de bebida de cúrcuma en ayunas y repite su consumo a media tarde.
  • Tómalo por lo menos durante 2 semanas seguidas.

2. Canela

Uno de los remedios caseros para mejorar la circulación que debes probar es la infusión de canela. Esta bebida tiene propiedades antiinflamatorias y anticoagulantes que benefician la salud cardiovascularDe hecho, se aconseja para controlar la presión arterial alta.

Ingredientes

  • 1/2 cucharadita de canela en polvo (3,5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de miel (15 g)

Preparación

  • Primero, vierte la canela en polvo en una taza de agua hirviendo.
  • A continuación, deja reposar la bebida y endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión de canela 2 veces al día.
  • Tómala una semana, descansa otra y retómala.

Precaución: algunos estudios sugieren que el consumo excesivo de canela puede producir daño hepático. Evita exceder la cantidad recomendada. 

No dudes en leer: 7 tratamientos naturales para la circulación

3. Pimienta de cayena

Pimienta cayena
La cayena mejora la circulación como consecuencia de sus efectos antiplaquetarios.

La pimienta de cayena concentra una cantidad importante de salicilatos que favorecen a la sangre para una óptima circulación. Aunque está disponible en cápsulas y suplementos, también se puede usar en polvo sobre las comidas o en té.

Ingredientes

  • 1/4 de cucharadita de pimienta de cayena (1,5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de miel (30 g)

Preparación

  • Primero, calienta la taza de agua.
  • Cuando hierva, agrégale la pimienta de cayena.
  • Finalmente, endúlzala con las cucharadas de miel.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión a media mañana, todos los días, durante 2 semanas.
  • Pasado este tiempo, descansa y retómalo a la semana siguiente.

4. Jengibre

El jengibre forma parte de la misma familia de la cúrcuma. Por ello, no es extraño que pueda emplearse para hacer remedios caseros para mejorar la circulación. La raíz contiene salicilato, un ácido que mejora el flujo sanguíneo, evitando la coagulación. 

Ingredientes

  • 1 cucharadita de raíz de jengibre rallado (7 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel de abejas (opcional)

Preparación

  • Primero, vierte el jengibre rallado en una taza de agua.
  • Luego, endúlzalo con miel de abejas.

Modo de consumo

  • Ingiere entre 2 o 3 tazas de infusión de jengibre al día.

5. Té verde

Té verde
Los flavonoides antioxidantes del té verde favorecen la salud vascular.

La infusión de té verde está repleta de compuestos antioxidantes que benefician la salud. Su consumo regular bloquea los efectos negativos de los radicales libres y estimula la eliminación de toxinas. Además, mejora la circulación de la sangre y disminuye el riesgo de afecciones cardíacas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té verde (7 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega el té verde en una taza de agua y déjalo hervir.
  • En seguida, déjalo reposar y fíltralo con un colador,

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de té verde al día.
  • Consúmelo por lo menos 3 veces a la semana.

¿Tienes problemas de circulación? Anímate a probar estos remedios caseros. Sin embargo, ten en cuenta que puede haber causar subyacentes, por lo que debes consultar al médico.

  • AKRAM, M., SHAHAB-UDDIN, AHMED, A., USMANGHANI, K., HANNAN, A., MOHIUDDIN, E., & ASIF, M. (2010). Curcuma Longa and Curcumin : a Review Article. Rom. J. Biol. – Plant Biol.
  • Prasad, S., & Aggarwal, B. B. (2011). Turmeric, the Golden Spice: From Traditional Medicine to Modern Medicine. Herbal Medicine: Biomolecular and Clinical Aspects.
  • Rao, P. V., & Gan, S. H. (2014). Cinnamon: A Multifaceted Medicinal Plant. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine. https://doi.org/10.1155/2014/642942
  • Fotland, T., Paulsen, J. E., Sanner, T., Alexander, J., & Husøy, T. (2012). Risk assessment of coumarin using the bench mark dose (BMD) approach: Children in Norway which regularly eat oatmeal porridge with cinnamon may exceed the TDI for coumarin with several folds. Food and Chemical Toxicology. https://doi.org/10.1016/j.fct.2011.12.005
  • McCarty, M. F., DiNicolantonio, J. J., & O’Keefe, J. H. (2015). Capsaicin may have important potential for promoting vascular and metabolic health: Table 1. Open Heart. https://doi.org/10.1136/openhrt-2015-000262
  • Vasala, P. A. (2012). Ginger. In Handbook of Herbs and Spices: Second Edition. https://doi.org/10.1533/9780857095671.319
  • Stoilova, I., Krastanov, A., Stoyanova, A., Denev, P., & Gargova, S. (2007). Antioxidant activity of a ginger extract (Zingiber officinale). Food Chemistry. https://doi.org/10.1016/j.foodchem.2006.06.023
  • Alexopoulos, N., Vlachopoulos, C., Aznaouridis, K., Baou, K., Vasiliadou, C., Pietri, P., … Stefanadis, C. (2008). The acute effect of green tea consumption on endothelial function in healthy individuals. European Journal of Preventive Cardiology. https://doi.org/10.1097/HJR.0b013e3282f4832f
  • Martini, N. (2016). Green tea. Journal of Primary Health Care. https://doi.org/10.1071/HC15914