5 remedios caseros que puedes preparar a base de manzana

Para obtener los máximos beneficios de la manzana procuraremos conseguir aquellas que sean de procedencia ecológica para poder incluir también su peladura, que nos aporta incluso más nutrientes que la pulpa

La manzana es una de las frutas más populares y consumidas en todo el mundo, no solo por su exquisito sabor sino porque son versátiles y están llenas de nutrientes esenciales. Además, están disponibles en todas las épocas del año y, aunque hay distintas variedades, todas se caracterizan por su alta concentración de antioxidantes y fibra.

Aunque muchos las conocen por el delicioso toque que le da a las ensaladas y zumos, las manzanas también destacan por sus beneficios para la salud y su poder medicinal. ¿Lo sabías? ¡Sigue leyendo para descubrir más!

Las manzanas cuentan con propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias que, tras ser asimiladas, apoyan el funcionamiento de los sistemas de nuestro cuerpo. Por eso, a continuación queremos compartir contigo 5 remedios para aprovechar las cualidades de esta maravillosa fruta.

Remedios naturales con manzanas para…

1. Controlar el colesterol

La fibra dietética que contiene la manzana es ideal para hacerle frente a la hipercolesterolemia. Este nutriente reduce la acumulación de lípidos en la sangre y, a su vez, promueve el aumento del colesterol bueno. La Fundacióin Española del Corazón explica lo siguiente:

Un elevado porcentaje de la población española, concretamente el 20% mayor de 18 años, presenta un nivel de colesterol superior a 250 mg/dl (un valor excesivo), según un estudio de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

batidos-manzana

Ingredientes

  • 2 manzanas
  • ½ vaso de agua (100 ml)
  • 1 cucharadita de jengibre (5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  1. Trocea las manzanas sin retirarles la cáscara
  2. Bátelas en la licuadora con medio vaso de agua y una cucharadita de jengibre fresco
  3. Procesa todo hasta obtener una bebida homogénea
  4. Endúlzala con una cucharada de miel, stevia, canela… lo que más te guste

Consume la bebida en ayunas, por lo menos 3 veces a la semana.

Ver también: 4 maneras de reducir el colesterol sin estatinas

2. Tratar la diarrea

La manzana es una de las frutas que más se recomiendan para el tratamiento de la diarrea ya que, además de detenerla, ayuda a reponer los nutrientes y electrolitos que se pierden a través de esta. Sus fibras naturales, además de vitaminas y minerales, regulan la digestión y controlan la inflamación.

Ingredientes

  • 3 manzanas
  • 1 cucharadita de canela (5 g)

Preparación

  1. Trocea las manzanas
  2. Procésalas en la licuadora hasta obtener un puré espeso
  3. Mézclalo con una cucharadita de canela en polvo y distribuye la porción para comerla 2 veces al día

3. Controlar la fatiga

Por su significativo contenido de vitaminas, minerales y antioxidantes, esta fruta también es una gran aliada para controlar la fatiga y aumentar los niveles de energía. Su ingesta alivia el nerviosimo y favorece la concentración y el rendimiento físico. La zanahoria que incluye este zumo, además, aporta potasio, fósforo… ¡y sobre todo da energía a las mentes cansadas!


Ingredientes

  • 3 manzanas
  • 1 zanahoria
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

Tan solo tendrás que cortar las manzanas y la zanahoria en varios trozos y mezclarlos en la licuadora con un vaso de agua. Asegúrate de obtener una bebida sin grumos y consúmela sin colar como parte del desayuno. Tómala 2 o 3 veces a la semana.

Te interesará: Propiedades de la zanahoria relacionadas con la salud

4. Desintoxicar el hígado

Los ácidos naturales que contiene esta fruta son útiles para regular el pH de la sangre y, de paso, impulsar los procesos que desintoxican el hígado. Sus antioxidantes minimizan la acción negativa de los radicales libres y previenen el deterioro prematuro de las funciones de este órgano.

Ingredientes

  • 4 manzanas
  • 2 cucharadas de jugo de limón (20 ml)

Preparación

Pasa las manzanas a través de un extractor de jugos y, tras obtener un zumo, mézclalo con las dos cucharadas del jugo de limón. Ingiere el remedio en ayunas durante dos semanas seguidas.

5. Combatir la retención de líquidos

La manzana contiene sustancias diuréticas que pueden ayudar a combatir la retención de líquidos y la inflamación. Sus aportes de potasio y magnesio ayudan a crear un equilibrio de los niveles de sodio, por lo que reducen el riesgo de problemas como la hipertensión, como hemos mencionado antes.

batido-manzana-platano-625x307

Ingredientes

  • 3 manzanas
  • 1 banana
  • 1 vaso de leche de almendras (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (25 g) (opcional)

Preparación

  1. Corta las manzanas en varios trozos y llévalas a la licuadora junto con la banana
  2. Agrega un vaso de leche de almendras y bátelo hasta obtener un líquido homogéneo y sin grumos

Sírvelo recién hecho para que no se pierdan sus propiedades. Puedes darle un toque de dulce con una cucharada de miel.