5 remedios caseros para quitar el olor de los pies

Hay algunos ingredientes naturales cuyas propiedades pueden ayudarnos a combatir tanto el mal olor de pies como el sudor y las bacterias que lo originan

La aparición de malos olores en los pies es un problema vergonzoso que, por desgracia, todos podemos padecer en algún momento de nuestras vidas.

Se origina por el contacto que tiene la piel con diversas fuentes de bacterias, restos de sudor y suciedad, los cuales pueden acumularse sin que nos demos cuenta.

Aunque hay muchos productos que ayudan a mantener la zona seca y desodorizada, en ocasiones se requieren “ayudas” adicionales para poder neutralizarlo por completo.

Es por esto por lo que, además de emplear polvos de talco y tratamientos comerciales, proponemos aplicar algunos remedios caseros que resultan efectivos.

¡Toma nota!

1. Aloe vera y aceite de árbol de té

aloe vera

El gel de aloe vera contiene sustancias antimicrobianas e hidratantes que ayudan a remover las bacterias que producen mal olor en los pies.

Sus compuestos se combinan con el poder antibacteriano y refrescante del aceite esencial de árbol de té que, entre otras cosas, evita la aparición de hongos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)
  • 6 gotas de aceite esencial de árbol de té

Preparación

  • Vierte el gel de aloe vera en un cuenco y mézclalo con el aceite esencial de árbol de té.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre los pies y déjalo actuar entre 20 y 30 minutos.
  • Pasado este tiempo, enjuaga con agua tibia.
  • Repite su uso todos los días, hasta deshacerte por completo del olor.

Lee también: Cómo identificar si tienes hongos en los pies

2. Hojas de salvia y harina de avena

Combinando el poder desodorizante de las hojas de salvia con la acción absorbente de la harina de avena podrás eliminar los residuos de sudor y bacterias que influyen en los olores desagradables de los pies.

Ingredientes

  • 3 hojas de salvia
  • 3 cucharadas de harina de avena (30 g)

Preparación

  • Tritura las hojas de salvia y mézclalas con la harina de avena.

Modo de aplicación

  • Rocía el producto en los zapatos que te generan mal olor y déjalo actuar mínimo 12 horas.
  • Repite su uso hasta neutralizar el olor.

3. Cola de caballo

cola-de-caballo

El poder antitranspirante y antibacteriano de la cola de caballo es ideal para mantener los pies limpios y libres de olores fuertes o ácidos.

Su aplicación en baños es una terapia relajante que, a su vez, mejora la circulación y disminuye el cansancio.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de cola de caballo (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Añade la cola de caballo y el agua en una olla.
  • Ponlo a hervir a fuego bajo durante 5 minutos y, luego, espera que repose.
  • Cuando esté apto para su uso, sin que se enfríe por completo, vierte la infusión en un barreño.

Modo de aplicación

  • Sumerge los pies en el líquido durante 20 minutos.
  • Repite el tratamiento 2 o 3 veces a la semana.

4. Romero

El romero es una planta con propiedades astringentes que pueden ayudar a limpiar los pies para alterar el ambiente que necesitan los microorganismos para proliferarse.

Su uso externo reduce la presencia de hongos y bacterias y ablanda las durezas que dan lugar a los molestos callos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de romero seco (45 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Incorpora el romero seco en el agua y ponlo a hervir, a fuego bajo, durante 3 o 5 minutos.
  • Cuando esté listo, tapa la bebida y espera que repose alrededor de 10 minutos.
  • Fíltrala con un colador y ponla en un barreño o recipiente grande.

Modo de aplicación

  • Remoja los pies en la infusión, o bien, aplícala con la ayuda de un spray.
  • Repite el tratamiento todos los días.

Ver también: Cómo ablandar los callos de los pies con 5 remedios naturales

5. Bicarbonato de sodio y aceite de limón

bicarbonato-de-sodio

Este desodorante natural ayuda a regular el pH de la piel de los pies para inhibir el crecimiento de las bacterias que influyen en la aparición de infecciones y malos olores.

Su poder absorbente elimina los residuos de sudor y, a su vez, su acción exfoliante remueve las células muertas e impurezas.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
  • 6 gotas de aceite de limón
  • Agua (la necesaria)

Preparación

  • Vierte el bicarbonato de sodio en un cuenco y mézclalo con el aceite esencial de limón.
  • Humedece la mezcla con un poco de agua, para obtener una pasta.

Modo de aplicación

  • Frota el preparado por todos los pies, incluyendo la zona entre los dedos, y déjalo actuar 20 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y úsalo, por lo menos, 3 veces a la semana.

Nota: Si lo deseas, deja el preparado seco, sin añadirle agua, y ponlo en el interior del calzado.

¿Te sientes avergonzado por el mal olor de tus pies? Si este síntoma te está aquejando, no dudes en probar alguno de los remedios citados para solucionarlo de una vez por todas.