6 remedios caseros para recuperarte de la extracción de las cordales

Daniela Castro 10 enero, 2018
En las horas posteriores a la extracción debemos tener mucho cuidado y evitar el contacto directo con la zona inflamada. Si hacemos gárgaras, deberán ser suaves para prevenir las hemorragias

Las cordales, también llamadas muelas de juicio, son los últimos molares que aparecen en nuestra boca, por lo general entre los 16 y 21 años de edad.

Los especialistas suelen sugerir su extracción, en especial cuando no hay suficiente espacio en la boca, ya que puede producir presión sobre las demás piezas dentales.

Muchas veces, inclusive, desencadenan diversos problemas de salud dental que pueden venir acompañados con dolor, inflamación de las encías y daños en los nervios.

Si bien el procedimiento para retirarlas puede ser un poco traumático, es la forma más efectiva para evitar otras consecuencias negativas en la salud oral.

Afortunadamente, como complemento de los cuidados recomendados por el dentista, podemos considerar algunos remedios naturales para bajar la hinchazón que queda después de la intervención quirúrgica.

En esta oportunidad queremos compartir los 6 mejores para que no dudes en tenerlos en cuenta cuando atravieses esta situación.

¡Apunta!

1. Compresas de hielo

hielo-dolor-cordales

La aplicación de compresas de hielo es uno de los métodos más efectivos para disminuir la inflamación que se produce dentro de las primeras 24 horas después de la intervención.

De hecho, por su efectividad, es uno de los cuidados que suele recomendar el cirujano para calmar las molestias que se dan tras la cirugía.

¿Cómo utilizarlas?

  • Envuelve varios cubos de hielo en una toalla y aplica la compresa por la parte externa del rostro, justo en la zona inflamada.
  • Haz el tratamiento durante 15 minutos seguidos, descansa 5 o 10 minutos y vuelve a aplicarlo.
  • Debes prolongar la terapia por 2 o más horas para lograr mejores efectos.

2. Bolsitas de té de manzanilla

Por su ligero efecto analgésico y antiinflamatorio, la manzanilla es una de las hierbas más populares para acelerar la recuperación de los síntomas que se presentan después de la extracción de las cordales.

No es agresiva, contribuye a reducir las hemorragias y tiene un interesante efecto calmante que produce sensación de alivio.

¿Cómo utilizarla?

  • Pasadas por lo menos 12 horas después de la intervención, enfría una bolsa de té de manzanilla y aplícala sobre la zona afectada.
  • Si no te cuesta mucho trabajo, muerde la bolsa suavemente para liberar su líquido.
  • Realiza el tratamiento durante 15 minutos, descansa media hora y repítelo.
  • Empléalo hasta notar una mejoría.

Lee también: 6 propiedades medicinales de la manzanilla

3. Aceite esencial de clavo

aceite de clavo

Las propiedades analgésicas del clavo de olor puede contribuir a calmar la sensibilidad y el dolor que se produce horas después de la extracción de los molares de juicio.

Su aplicación no debe ser inmediata tras la cirugía, pero puede resultar útil cuando han pasado entre 12 y 24 horas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon un par de gotas de aceite esencial de clavo en un bastoncillo de algodón y aplícalo, con mucho cuidado, sobre las encías inflamadas.
  • Repite el procedimiento 3 o 4 veces al día, según lo consideres necesario.
  • Ten cuidado al frotarlo sobre la inflamación, puesto que la idea no es dañar la sutura.

Nota: En caso de presentar efectos adversos por el uso de eugenol, evita o suspende de inmediato su uso.

4. Esencia de geranio

Otro remedio analgésico de aplicación local es la esencia de geranio. Este calma los dolores fuertes y acelera el alivio de la inflamación.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón con el producto y aplícalo en la zona afectada.
  • Evita presionarlo o frotarlo en exceso, porque puedes abrir la herida.
  • En lo posible, trata de aplicarlo sobre la parte superior de la encía.

Visita este artículo: Cómo usar el geranio para cuidar tu piel

5. Agua con sal

Gárgaras de agua con sal y otros remedios para aliviar el dolor de garganta
Durante los primeros dos días después de la cirugía es fundamental tener cuidado con los enjuagues vigorosos debido al riesgo de hemorragia.

Sin embargo, la mezcla de agua con sal puede servir como alternativa, siempre y cuando se utilice suave y con cuidado.

Esta preparación tiene propiedades desinfectantes que reducen el riesgo de infección y, a su vez, favorece la cicatrización.

¿Cómo utilizarla?

  • Diluye una pequeña cantidad de sal en agua y haz un enjuague bucal, sin hacer demasiados buches.
  • Repite el tratamiento 2 o 3 veces al día.

6. Infusión de caléndula

La caléndula tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y analgésicas que nos pueden resultar útiles ante esta condición.

¿Cómo utilizarla?

  • Se puede utilizar en aceite esencial, o bien, su infusión fría se puede aplicar como enjuague, de forma similar al remedio anterior.

Como puedes notar, son varias las soluciones naturales para disminuir las molestias que tenemos en las encías y la boca debido a la extracción de estos molares.

Si presentas alguna complicación, como una hemorragia posterior, consulta de inmediato al especialista.

Te puede gustar