5 remedios caseros para reducir la congestión nasal

Si bien estos remedios caseros son efectivos para aliviar la congestión nasal, deberemos combinarlos con otros para combatir de forma efectiva las afecciones que la originan

La congestión nasal es un incómodo síntoma que se produce cuando los tejidos y vasos sanguíneos nasales se inflaman debido al exceso de fluidos.

Es una condición transitoria, a menudo relacionada con enfermedades respiratorias, que puede venir acompañada con secreciones o “moqueo”.

Puede afectar a las personas de todas las edades, aunque, en el caso de los niños y bebés, tiende a producir complicaciones que impiden su descanso.

Si bien hay muchos tratamientos médicos diseñados para su control, también hay remedios caseros que pueden contribuir a generar una sensación de alivio.

A continuación queremos repasar sus principales causas antes de dar a conocer 5 soluciones que pueden ayudar a reducir su severidad.

Causas de la congestión nasal

congestion

La congestión nasal se puede producir por algún tipo de contacto con sustancias que provocan irritación de los tejidos nasales.

Asimismo, es uno de los síntomas principales de infecciones que comprometen la salud respiratoria, como los resfriados y la gripe.

En menos casos, esta molestia indica la presencia de pólipos nasales o tumoraciones.

Los factores relacionados incluyen:

  • Sinusitis aguda y crónica, rinitis no alérgica, pólipos nasales
  • Exposición a partículas alérgenas o al humo de tabaco
  • Resfriado común, influenza (gripe)
  • Uso excesivo de aerosol nasal
  • Tabique nasal desviado
  • Drogadicción (trastorno por uso de sustancias)
  • Exposición a aire seco
  • Cambios hormonales, trastornos de la tiroides
  • Consumo de algunos medicamentos (como los fármacos para la presión arterial alta)
  • Asma
  • Estrés

Ver también: La rinitis

Remedios caseros para tratar la congestión nasal

Los remedios caseros para reducir la congestión nasal emplean ingredientes antiinflamatorios, expectorantes y mucolíticos que pueden ayudar a reducir la irritación y obstrucción causada por el exceso de moco.

No obstante, es importante mencionar que, aunque calman el síntoma, no son suficientes para combatir las afecciones que influyen en su aparición.

1. Infusión de menta y regaliz

Infusión de menta

La combinación de plantas que hacemos en esta infusión nos brinda un remedio antiinflamatorio y mucolítico que nos ayuda a disolver el moco para disminuir la congestión nasal.

Su consumo, en cantidades moderadas, despeja las vías respiratorias y ayuda a reducir la irritación de los conductos nasales.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas secas de menta (5 g)
  • 1 cucharadita de raíz de regaliz (5 g)
  • 1 cucharadita de zumo de limón (5 ml)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora la menta seca y la raíz de regaliz en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida y, cuando repose, cuélala y agrégale una cucharadita de zumo de limón.

Modo de consumo

  • Disfruta la infusión en la mañana y antes de acostarte.

2. Té con pimienta negra

Los flavonoides que contiene el té con pimienta negra son beneficiosos para disminuir los síntomas de la congestión, dado que actúan como potentes antiinflamatorios.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de té negro (5 g)
  • ¼ de cucharadita de pimienta negra (1 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora el té negro y la pimienta negra en una taza de agua hirviendo.
  • Tapa la bebida, déjala reposar 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión ante cualquier señal de congestión nasal.
  • Tómala máximo 2 veces al día.

3. Solución salina

solucion-salina

El clásico remedio de la solución salina casera continúa vigente como alternativa para despejar los conductos nasales y remover el exceso de moco.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal marina (5 g)
  • 1 taza de agua destilada (250 ml)

Preparación

  • Diluye una cucharadita de sal marina en una taza de agua destilada tibia.

Modo de uso

  • Vierte el líquido en un gotero y aplica la solución en cada fosa nasal.
  • Si es necesario, repite su uso 2 veces al día.

Te recomendamos leer: Remedios caseros para la “nariz tapada”

4. Infusión de malva y propóleo

Este remedio no solo ayuda a disolver el moco que produce congestión nasal, sino que limpia las vías respiratorias y ayuda a aumentar las defensas para luchar contra los agentes patógenos que producen la afección respiratoria.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de hojas de malva (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ¼ de cucharadita de propóleo (1 g)

Preparación

  • Vierte las hojas de malva en una taza de agua hirviendo y agrégale el propóleo.
  • Tapa la bebida y déjala refrescar de 5 a 10 minutos.

Modo de consumo

  • Toma la infusión caliente, antes de acostarte.

5. Jugo de rábano picante

zumo-rabano

El jugo de rábano picante produce una sensación de calor corporal que ayuda a disminuir la congestión causada por la producción excesiva de flemas.

Ingredientes

  • 1 rábano picante
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Lava y pica un rábano picante, y procésalo en la licuadora con media taza de agua.
  • Asegúrate de obtener una bebida homogénea y sírvela al instante.

Modo de consumo

  • Consume el jugo una vez al día, durante una semana o hasta aliviar la congestión.

¿Tienes dificultades para respirar con normalidad debido a la congestión nasal? Prueba alguno de los remedios mencionados y reduce este malestar de forma natural.

Categorías: Remedios naturales Etiquetas:
Te puede gustar