4 remedios caseros que te ayudan a lubricar tu zona íntima de forma natural

Daniela Echeverri Castro · 4 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 13 marzo, 2019
Aunque estos remedios pueden ayudarte a humectar tu zona íntima, también sería conveniente que acudieras al ginecólogo para verificar que la falta de lubricación no se debe a ningún problema de mayor cuidado

La pérdida de humedad natural en la zona íntima, suele producirse debido a los cambios hormonales, casi siempre por la disminución en los niveles de estrógenos.

Esto produce una alteración del pH natural de la flora microbiana, un conjunto de bacterias saludables que protegen el área frente al ataque de virus, levaduras y bacterias.

Junto a esto, la piel delicada tiende a irritarse y se producen síntomas como:

  • El picor vaginal.
  • Los malos olores.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.

Lo más preocupante es que también aumenta la tendencia a sufrir infecciones y, debido a los síntomas, afecta el desempeño sexual.

Por esto es muy importante brindarle un tratamiento, eligiendo ingredientes con propiedades lubricantes que sean aptos para el uso en esta zona.

En esta ocasión queremos compartir 4 opciones naturales, ideales para aliviar este problema sin tener que gastar demasiado.

Sin embargo, no es recomendable usar ningún elemento en la zona vaginal sin contar con la aprobación del médico. Podrían causar irritaciones o agravar la situación.

1. Aloe vera y aceite esencial de árbol de té

aloe vera juice with fresh leaves

El gel de aloe vera cuenta con propiedades hidratantes, calmantes y cicatrizantes, acorde al estudio realizado por el Grand Medical College de la India. Por otra parte, y a pesar de sus supuestas propiedades, no recomendamos el aceite de árbol de té, puesto que puede provocar reacciones alérgicas, según afirma esta investigación realizada por el Complejo Hospitalario de Navarra.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aloe vera (45 g).
  • 5 gotas de aceite esencial de árbol de té.

Preparación

  • Introduce el gel de aloe vera en un recipiente y mézclalo con el aceite esencial de árbol de té.

Modo de aplicación

  • Frota el producto en las áreas externas de la vagina y, si lo consideras necesario, repite su uso 2 veces al día.

Lee también: Mascarillas de aloe vera para cada tipo de piel

2. Infusión de manzanilla para la zona intima

La manzanilla tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, y según este estudio del Hospital Nacional de Niños de Costa Rica, podría ayudar a aliviar los síntomas relacionados con la vulvovaginitis. No obstante, reiteramos la necesidad de hablarlo primero con un médico o ginecólogo.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de flores de manzanilla (15 g).
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Incorpora las flores de manzanilla en el agua hirviendo, tápalo y espera que repose 20 minutos.
  • Luego, filtra el líquido con un colador y procede a usarlo.

Modo de aplicación

  • Usa la infusión de manzanilla para lavar la zona vaginal, 2 o 3 veces al día.
  • Repite su aplicación todos los días.

 

3. Té de semillas de fenogreco

Las semillas de fenogreco contienen ácidos grasos y antioxidantes que, en conjunto, son recomendados en algunos estudios para las mujeres con dismenorrea, ya que alivia los dolores asociados.

Estas estimulan la actividad de las bacterias saludables y previenen el desarrollo de infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de fenogreco (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Preparación

  • Vierte las semillas de fenogreco en una olla con agua y déjala hervir 5 minutos.
  • Pasado este tiempo, espera que repose a temperatura ambiente hasta que sea apta para su uso.

Modo de aplicación

  • Lava las áreas externas de tu zona íntima con el té de fenogreco.
  • Úsalo todos los días hasta restablecer el pH.

4. Infusión de caléndula

calendula

Las flores de caléndula contienen activos antiinflamatorios y antisépticos que ayudarían a prevenir las infecciones en la vagina gracias a su acción antifúngica, tal y como afirma esta investigación realizada por la Universidade Paranaense (Brasil).

Sin embargo, antes de aplicarla, recomendamos hablar primero con un médico.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de caléndula (40 g).
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • Pon a calentar las tazas de agua y, cuando alcancen el punto de ebullición, retíralas del fuego y agrégales la caléndula.
  • Deja que la infusión repose un par de horas, o bien, ponla en el refrigerador para que se enfríe antes.

Modo de aplicación

  • Realiza baños de asiento con el líquido o aplícalo con un baño.
  • Úsalo todos los días.

¿Tienes sequedad e irritación en tu zona V? Si estás teniendo problemas para producir flujos naturales, prueba estos remedios para contrarrestar los síntomas.

Por supuesto, para óptimos resultados, complementa su uso con el consumo de agua y alimentos saludables. Recuerda que primero debes acudir a un especialista.