5 remedios caseros para tratar las infecciones en la piel

Tratar las infecciones en la piel se vuelve una tarea fundamental si queremos prevenir problemas mayores, dado que, si no las combatimos a tiempo, pueden presentarse complicaciones

La piel es una de las partes del cuerpo humano que puede contraer infecciones con más facilidad, ya que se encuentra totalmente expuesta ante las inclemencias del medio ambiente.

Las infecciones en la piel se pueden manifestar desde esas pequeñas pústulas, originadas por el exceso de pus en los poros, hasta los temidos hongos cutáneos, una de las afecciones más molestas y desagradables desde el punto de vista estético.

Por eso, en este artículo te presentamos algunos remedios caseros para tratar las infecciones de la epidermis. Recuerda que la importancia de la salud de la piel va más allá del bienestar físico.

La piel es nuestra carta de presentación, así que debe lucir en el mejor estado.

¿Qué es la piel?

Se trata del sistema más extenso del cuerpo humano. Por lo general, tiene una extensión total de 2 metros en la edad adulta. Sin embargo, las dimensiones varían de acuerdo a la contextura y el transcurrir del tiempo.

Su función principal es servir de barrera protectora de los órganos internos del organismo, ante los factores externos.

El grosor de la piel varía desde los 0,5 mm hasta los 4 mm, de acuerdo a las distintas zonas del cuerpo. En relación a su estructura, se divide en tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis.

  • La epidermis: Es la capa más superficial de la piel. Se encuentra constituida por queratinocitos, células que contienen una proteína llamada queratina. Esta es la encargada de actuar como órgano defensivo ante el impacto del agua.
  • La dermis: Se trata de la segunda capa de la piel, la más gruesa. Se encuentra directamente unida a la membrana basal. Su función es de protección ante los diferentes traumatismos a los que se pueda tener exposición.
  • La hipodermis: Es el tejido subcutáneo, la capa dispuesta para el almacenaje de grasa. Está compuesta por fibras colágenas y elásticas que le otorgan movilidad a la piel, además de capacidad para expandirse.

Visita este artículo: Recomendaciones para evitar el cáncer de piel

¿Por qué combatir las infecciones en la piel?

Piel de gallina

Las infecciones en la piel que no son tratadas a tiempo pueden causar una serie de desequilibrios graves en el funcionamiento del organismo, que incluso pueden llevar a la muerte. Entre ellos se puede destacar la producción elevada de glóbulos blancos en la sangre, que terminan convirtiéndose en pus.

Por estos motivos, resulta de suma importancia mantener al margen la producción de bacterias y microorganismos que puedan causar estos desequilibrios. Aun más, esto debe cumplirse en las personas con sistemas inmunitarios débiles.

Para estos fines, hay una serie de antibióticos caseros que resultan muy efectivos.

¿Cómo prevenir las infecciones en la piel?

Resulta fundamental mantener la piel libre de cualquier tipo de lesiones. Los cortes y las quemaduras, por ejemplo, son catalizadores de la proliferación de bacterias cutáneas.

Por otro lado, conservar la piel correctamente aseada resulta vital. Recordemos que la acumulación de gérmenes es una de las causas principales para la aparición de infecciones.

Del mismo modo, es imprescindible evitar la humedad en la piel, puesto que los microorganismos tienden a reproducirse en ambientes acuosos.

Remedios caseros para infecciones en la piel

Actualmente, existen una serie de alternativas caseras, elaboradas con productos naturales, que pueden ser igual de efectivas que los antibióticos y no tienen efectos secundarios nocivos. Algunas de ellas son:

1. Bicarbonato de sodio

bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un remedio ideal para lidiar con las infecciones de la piel y conservar su belleza. Esto se debe a que tiene propiedades antibacterianas y evita las inflamaciones cutáneas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato (18 g)
  • 2 cucharadas de agua tibia (30 ml)

¿Qué debes hacer?

Para aprovechar sus beneficios elabora una mascarilla con ambos ingredientes y espárcela por la superficie del cuerpo que desees tratar.

2. Ungüento de yogur y limón

El yogur es un probiótico  que resulta muy efectivo para reforzar el sistema inmunitario. Además, funciona como un desinfectante y agente humectante de la dermis.

Por su parte, el limón contiene hidroxiácidos que actúan como agentes curativos que remueven las bacterias y células muertas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de yogur (40 g)
  • 3 cucharaditas de jugo de limón (15 ml)

¿Qué debes hacer?

Combina el yogur con el jugo de limón hasta conseguir una mezcla homogénea. Esta puede convertirse en el remedio casero más indicado para el tratamiento de una infección en la piel.

3. Aloe vera

aloe-vera

Una de las infecciones más comunes en la epidermis es la aparición de hongos. Estos surgen por una deficiencia inmunitaria que ocasiona daños en la queratina.

¿Qué debes hacer?

Para combatirlos se recomienda la aplicación del gel extraído de la planta de aloe vera sobre las zonas afectadas.

Lee también: Mascarillas de aloe vera para cada tipo de piel

4. Miel

Se trata de uno de los antibióticos naturales más efectivos. Sus poderes curativos han sido aprovechados desde tiempos inmemoriales.

¿Qué debes hacer?

Aplicar pequeñas porciones de este producto sobre las zonas afectadas puede resultar una gran alternativa para deshacerte de la proliferación bacteriana.

5. Infusiones de olivo

Hojas de olivo

Las hojas de olivo pueden otorgar múltiples beneficios para el combate de las infecciones cutáneas. Esto se debe al fortalecimiento que generan sobre el sistema inmunitario y a su carácter antiséptico.

¿Qué debes hacer?

Puedes aprovecharlo ingiriendo el té que se extrae de las hojas, o aplicándolas directamente sobre la zona afectada.

Ante cualquier efecto nocivo causado por estos productos, es fundamental acudir al dermatólogo.

Te puede gustar