5 remedios con pimienta que no conocías

Para elaborar los remedios con pimienta deberemos asegurarnos de elegir siempre una de la mejor calidad, ya que no todas las presentaciones son igual de beneficiosas

La pimienta es una planta que tiene múltiples propiedades beneficiosas para la salud. Por eso, en este artículo te traemos cinco remedios hechos a base de pimienta que puedes elaborar fácilmente.

¿Qué es la pimienta y cuáles son sus tipos?

Pimienta de Cayena

La pimienta es un grupo de plantas de distintas especies, que tienden a estar agrupadas en el género Piper. Todas ellas producen un fruto que también suele ser conocido con el mismo nombre. Este fruto varía entre colores según la especie.

Su forma de presentación más común es el fruto molido, que se usa en la gastronomía y la medicina.

Dentro del género Piper destacan los siguientes tipos:

  • El nigrum es el más conocido y difundido, pues de ahí se extraen las pimientas negra, blanca y verde.
  • El longum es muy similar al nigrum, pero más larga y picante.
  • Por otra parte, el guineense es natural de África Occidental y tiene un fruto elíptico rojo y pequeño de sabor más amargo, ideal para condimentos.
  • El cubeba o pimienta de Java emplea su baya principalmente para elaborar aceites esenciales utilizados en los remedios caseros.

Quizás la otra especie más común sea la pimienta roja o de Cayena, que proviene del chile, así como la de Sichuan, propia de Asia Oriental y considerada como una de las más fuertes.

Desde Malasia y el subcontinente indio proviene el betle, que es una planta ampliamente conocida por sus propiedades medicinales. Su fruto en forma de baya redonda se utiliza para combatir diferentes enfermedades.

Todo esto sin olvidar a la pimienta negra de Tasmania y al sauzgatillo, conocido como pimienta silvestre y muy común en Europa.

Visita este artículo: Remedio anticancerígeno con aceite de oliva, pimienta negra y cúrcuma

¿Cuáles son sus propiedades medicinales?

Pomadas-antiinflamatorias-de-pimienta-de-cayena

La pimienta es conocida por sus propiedades en el mundo de la gastronomía, ya que le añade un toque picante a cada receta en la que se utilice. Sin embargo, son millones las personas que, en cualquier punto del globo terráqueo, usan la pimienta por sus propiedades medicinales.

Por ejemplo, la pimienta de cayena tiene un sinnúmero de propiedades, entre las que destaca decididamente el hecho de poder aliviar los dolores musculares. Además, puede beneficiar para prevenir los coágulos, acelerar el metabolismo y ayudar en los dolores de garganta.

La pimienta betle se usa para combatir el mal aliento, así como afecciones que producen la tos y el dolor de garganta. De la racemosa se obtiene una loción que puede ser aplicada en la piel para los dolores y aliviar las tensiones.

La pimienta dioica, originaria de Centroamérica, actúa como un antiséptico, además de analgésico. Además, la pimienta negra puede ser un anticancerígeno, por sus características de antioxidante.

¿Cómo se puede usar en remedios naturales?

Existen muchas alternativas para preparar remedios naturales con pimienta. Aunque tratar este fruto puede parecer complicado, aquí descubrirás cómo hacer remedios rápidos y sencillos.

1. Pimienta betle para la tos

Toser

Cualquier remedio natural para la tos que involucre pimienta será efectivo. La pimienta betle es la ideal para aliviar los malestares de la zona del cuello, haciendo énfasis en la garganta. Una infusión con pimienta betle puede resultar excelente.

Ingredientes

  • 1 cucharada del fruto de la pimienta betle rallado (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel (opcional)

Preparación

  • Añadiremos el fruto rallado de la pimienta betle a una taza de agua hirviendo y dejaremos reposar. Podemos añadir algunas cucharaditas de miel.
  • De no tener pimienta betle, también puede funcionar con la pimienta negra.

2. Pimienta de cayena para los tirones

Es difícil contar las propiedades de la pimienta de cayena, pero uno de sus mejores usos es el que se refiere a aliviar las molestias de las zonas musculares. Es especialmente útil para aliviar los dolores generados por los tirones.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de pimienta de cayena (30 g)
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g)

Preparación

  • Un remedio sencillo de hacer es mezclar unas cuantas cucharadas de pimienta de cayena molida con aceite de coco.
  • A continuación, calentaremos la combinación en una olla y dejaremos reposar por una noche.
  • Pasado el tiempo indicado, colaremos la mezcla y la almacenaremos en un tarro con tapa.

Con este remedio se podrán aliviar muchos dolores musculares, al masajear varias veces al día la zona afectada.

¿Quieres conocer más? Beneficios del aceite de coco en la estética

3. Pimienta negra para desintoxicar

pimienta-negra

Liberarse de las toxinas suele ser algo muy necesario para nuestro cuerpo. La pimienta negra es una gran aliada en esta tarea, debido a que sirve como un efectivo depurador. Un batido de hierbas con varias cucharadas de pimienta negra molida, puede ser un buen compañero en tu labor de desintoxicación.

Ingredientes

  • 1 ramo de berros acelgas (con sus tallos)
  • 3 cucharadas de pimienta negra
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Licua todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Consume después de las comidas.

4. Sauzgatillo para aliviar los síntomas premenstruales

Las mujeres tienen un gran apoyo en la pimienta del sauzgatillo, ampliamente usada para desarrollar productos que alivien los síntomas premenstruales. Se toma en forma de infusión, acompañada por un poco de miel si resulta muy picante. Es efectiva para aliviar los antojos y los primeros dolores de vientre antes de la menstruación.

Ingredientes

  • 1 cucharada de pimienta de sauzgatillo (15 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • Miel (opcional)

Preparación

  • Calienta el agua y, cuando llegue a ebullición, añade la pimienta y deja infusionar durante unos minutos.
  • Cuela el contenido, endulza y bebe.

5. Pimienta racemosa para la resequedad de la piel

Aceite de pimienta bay-rum.

 

 

Conocida popularmente como malagueta, esta planta caribeña se utiliza mucho para combatir la resequedad en la piel. Esto se hace mediante un proceso de destilación de las hojas, que da como resultado un aceite llamado bay-rum.

La mejor forma de combatir la piel quemada y reseca por el sol es aplicar el aceite bay-rum en todas las áreas afectadas. Se aconseja hacerlo después del baño, para que tenga un efecto mucho más prolongado.

Te puede gustar