5 remedios herbales que te ayudan a estimular el sistema linfático

Además de apoyar las funciones del sistema linfático, estos remedios también nos aportan múltiples nutrientes que nos permiten tratar también otros tipo de complicaciones, como la inflamación

El sistema linfático es el responsable de mantener nuestros tejidos y células saludables, a través de una serie de procesos que permiten liberarlos de toxinas y agentes patógenos.

Consiste en una red de conductos por los que circula la linfa, una sustancia transparente cuya composición es similar a la del plasma sanguíneo.

Entre otras cosas, es esencial para la producción de glóbulos blancos y, además, participa en el control de la inflamación y la formación de anticuerpos.

Sin embargo, como ocurre con todo el organismo, la acumulación de desechos puede interferir en sus funciones y, producto de esto, producir graves enfermedades.

De hecho, la insuficiencia circulatoria, el sobrepeso y los trastornos metabólicos se relacionan de algún modo con dificultades en este sistema.

Por esta razón nos conviene adoptar hábitos y remedios para estimularlo antes de que conlleve a problemas de salud de mayor cuidado.

En el siguiente espacio queremos compartir 5 buenos remedios herbales que, ingeridos de forma regular, nos ayudan a mantenerlo en buen estado.

¡Pruébalos!

1. Trébol rojo

Infusión de trébol rojo

Gracias a sus propiedades desintoxicantes y antiinflamatorias, la infusión de trébol rojo nos ayuda a remover las toxinas de la sangre para mejorar el funcionamiento del sistema linfático.

Sus compuestos antioxidantes optimizan la actividad celular y, de paso, contrarrestan el impacto negativo de los radicales libres.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharada de trébol rojo (10 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, un poco antes de que llegue a ebullición, agrégale el trébol rojo.
  • Deja que repose a temperatura ambiente durante 10 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión en ayunas, mínimo 3 veces a la semana.

Ver también: Conoce los beneficios del té rojo

2. Nogal

Las hojas de nogal contienen sustancias antioxidantes y diuréticas que ayudan a limpiar el sistema linfático para mejorar su funcionamiento.

Estas mantienen una buena producción de líquido linfático y, además, optimizan las funciones del riñón y el hígado.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de nogal secas (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega las hojas de nogal en una olla con agua y déjalas hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Espera que la bebida se refresque y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma una taza de té en ayunas, durante 2 semanas seguidas.

3. Apio

Apio

La infusión de apio ayuda a purificar la sangre para eliminar las toxinas y metales pesados que pueden afectar la salud celular.

Sus vitaminas, minerales y antioxidantes actúan como estimulantes sobre el sistema linfático, evitando interferencias en sus labores.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 2 cucharadas de hojas de apio (20 g)

Preparación

  • Hierve una taza de agua, agrégale las hojas de apio y tápala.
  • Espera que repose 10 minutos y fíltrala con un colador.

Modo de consumo

  • Toma la infusión de apio 2 veces al día, por un periodo de 2 o 3 semanas.

4. Bardana

Conocida por sus propiedades depurativas y antioxidantes, la bardana es otra de las hierbas que pueden estimular las funciones linfáticas para remover los desechos que viajan a través del torrente sanguíneo.

Esta facilita el alivio de la inflamación y, además, es ideal para tratar dificultades hepáticas e infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bardana (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega la bardana en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 15 minutos.

Modo de consumo

  • Toma la bebida hasta 2 veces al día, mínimo 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: 3 jugos antioxidantes para combatir el envejecimiento prematuro

5. Ortiga

ortiga para rinitis alérgica

Los antioxidantes que contiene la ortiga pueden ayudar a descomponer las toxinas para optimizar las funciones linfáticas del organismo.

Estas sustancias, además de sus minerales, controlan el exceso de inflamación y regulan los procesos que filtran los residuos de la sangre.

Ingredientes

  • 1 cucharada de ortiga seca (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando alcance su punto de ebullición, agrégale las hojas de ortiga.
  • Reduce el fuego a mínimo y déjalo durante 2 o 3 minutos.
  • Luego, retíralo y espera que repose a temperatura ambiente durante 10 minutos más.
  • Cuélala e ingiérela tibia.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión de ortiga con el estómago vacío, durante 2 o 3 semanas seguidas.

¿Tienes sensación de pesadez? ¿Notas una ligera inflamación en tus extremidades? Si tienes estos síntomas es probable que necesites apoyar tu sistema linfático.

Elige cualquiera de los remedios mencionados y comprueba cuán buenos son para restablecer estas funciones.

 

 

 

Te puede gustar