5 remedios naturales con ajo para combatir la caspa

Además de ayudarnos a combatir la caspa y sus molestos síntomas, como el picor o la irritación, aplicado de forma tópica el ajo también estimula el crecimiento del cabello

La caspa es una afección del cuero cabelludo que se produce por la infección de un tipo de levadura que altera su pH natural.

Se caracteriza por la formación excesiva de pequeñas costras de color blanco, las cuales tienden a ser visibles a lo largo del cabello.

Su aparición está relacionada con las alteraciones en la actividad de las glándulas sebáceas, pero también con el uso de algunos productos químicos y las toxinas del ambiente.

Si bien no suele ser un problema grave, casi siempre viene acompañado con una incómoda sensación de picor, además de irritación y pérdida del cabello.

La buena noticia es que no es necesario gastar en costosos tratamientos comerciales para hacerle frente de manera eficaz.

Gracias a las propiedades de ingredientes como el ajo podemos combatirla de forma natural y sin riesgo de efectos secundarios indeseados.

En esta ocasión queremos compartir 5 formas de utilizarlo para que no dudes en probarlo cuando te aqueje esta condición.

¡Apunta!

1. Ajo y miel de abejas

Ajo con miel

Tanto el ajo como la miel de abejas tienen propiedades antifúngicas y antibacterianas que contribuyen a controlar la infección que produce la caspa.

Su absorción a través del cuero cabelludo limpia a profundidad la melena, removiendo las células muertas y otras impurezas que se retienen en los folículos pilosos.

Además, dado que contiene sustancias sulfurosas, su uso regular contribuye a estimular el crecimiento saludable de la melena.

Ingredientes

  • 6 dientes de ajo crudo
  • 3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

Lee también: 7 razones por las que deberías tomar un vaso de leche con miel antes de dormir

Preparación

  • Tritura los dientes de ajo en un mortero y déjalos en reposo durante 10 minutos para que se activen sus compuestos de azufre.
  • Pasado este tiempo, mézclalos con la miel de abejas y asegúrate de obtener una pasta suave.
  • Separa el cabello en varios mechones y frota el tratamiento por todo el cuero cabelludo.
  • Deja que actúe de 20 a 30 minutos y enjuaga con un champú suave.
  • Repite su aplicación 3 veces a la semana.

2. Ajo y limón

El tratamiento de ajo con limón es una solución natural que ayuda a frenar el exceso de producción de grasa en las raíces del pelo.

Sus compuestos antifúngicos y antibacterianos controlan los hongos que producen la caspa y, de paso, brindan un efecto protector frente a otras infecciones.

Ingredientes

  • 5 dientes de ajo crudo
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  • Tritura los dientes de ajo crudo en un mortero y, a continuación, agrégale el jugo de un limón.
  • Deja que se concentre durante 20 minutos y procede a aplicarlo.
  • Toma la cantidad que consideres necesario y asegúrate de extenderla por todo el cuero cabelludo.
  • Cubre la melena con un gorro y deja que actúe 40 minutos.
  • Enjuaga con tu champú favorito y repite su uso 2 veces a la semana.

3. Ajo y aceite de coco

Ajo y aceite de coco

El aceite de coco es un gran complemento para el ajo en cuanto al tratamiento de la caspa, dado que también concentra poderosos agentes antifúngicos.

La aplicación de esta mezcla sobre las raíces del pelo contribuye a regular el pH natural y, de paso, remueve el exceso de piel muerta.

Ingredientes

  • 6 dientes de ajo crudo
  • 2 cucharadas de aceite de coco orgánico (30 g)

Preparación

  • Tritura los dientes de ajo y mézclalos en un recipiente con las dos cucharadas de aceite de coco orgánico.
  • Tras obtener una pasta espesa, frótala por todo el cuero cabelludo y deja que actúe 30 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso 2 o 3 veces a la semana.

4. Ajo y aloe vera

Los cristales que contiene la hoja de aloe vera son hidratantes y tienen compuestos antifúngicos que combaten la levadura que produce la caspa.

Su combinación con los agentes sulfurosos del ajo ayuda a ponerle freno a este problema y, de paso, deja el pelo más fuerte y saludable.

Ingredientes

  • 5 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)

Preparación

  • Incorpora los ajos con el gel de aloe vera en la licuadora y procésalos hasta conseguir una pasta cremosa.
  • Frota el preparado por todo el pelo y deja que actúe 30 minutos.
  • Enjuaga con un champú suave y repite su aplicación 3 veces a la semana.

Visita este artículo: 8 razones para consumir jugo de aloe vera y cómo prepararlo

5. Ajo y manzanilla

ajo

La combinación de ajo y manzanilla es perfecta para aliviar la caspa en aquellas personas con cuero cabelludo sensible.

Sus compuestos naturales reducen la formación excesiva de costras blancas y remueve las células muertas que se quedan en la superficie.

Además, dado que tiene efectos antiinflamatorios, es ideal para aliviar la irritación y el picor.

Ingredientes

  • 1 taza de infusión de manzanilla (250 ml)
  • 6 dientes de ajo
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Coloca todos los ingredientes en la licuadora y procésalos hasta obtener un producto homogéneo.
  • Aplícalo por todo el cabello, cúbrelo con un gorro y deja que actúe 40 minutos.
  • Enjuaga y repite su uso 2 veces a la semana.

Como puedes ver, el ajo se puede combinar con facilidad con otros ingredientes para frenar la producción de caspa.

Anímate a probarlo como tratamiento alternativo y comprueba por ti misma todas sus bondades.

 

 

Te puede gustar