5 remedios naturales para bajar la tensión - Mejor con Salud

5 remedios naturales para bajar la tensión

Para bajar la tensión es esencial que nos ocupemos del cuerpo, pero también la mente es un pilar fundamental al que debemos prestar atención si queremos alcanzar el bienestar

¿Cada día te cuesta más tomar medicamentos? Hay determinadas personas que prefieren optar por remedios naturales siempre que sea posible, para así evitar posibles efectos secundarios.

En términos generales, lo que ocurre es que lo que es bueno para un órgano es perjudicial para otro, por lo que la tendencia a optar por remedios naturales cada vez es mayor.

En cuanto a la tensión arterial elevada, es importante mantenerla bajo control para evitar complicaciones.

No obstante, cualquiera que tenga un problema de este tipo, debería consultar cualquier decisión de este tipo con su médico de cabecera.

Antes de llegar a esto, antes de padecer hipertensión crónica, lo ideal es tomar medidas para prevenirlo.

En este sentido, los remedios naturales son la mejor opción, ya que nos ayudan a mantener la tensión en los niveles adecuados, sin dañar nuestro organismo.

Debemos tener en cuenta que esta patología pone en alto riesgo nuestra salud, por lo que merece la pena empezar a trabajar en ella desde ya.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las principales causas de muerte prematura (como son la cardiopatía isquémica y los accidentes cerebrovasculares) están vinculadas a dolencias relacionadas con esta cuestión.

A continuación te hablaremos de las mejores herramientas naturales para mantener la tensión bajo control.

Cómo bajar la tensión con remedios naturales

1. Hacer yoga

Que el ejercicio físico es básico ya lo sabemos. Sin embargo, el yoga aporta mucho más que esto, ya que tiene aparejada toda una filosofía que propicia la tranquilidad.

  • Hay un factor emocional importante en las subidas de tensión, además de los consabidos problemas circulatorios.
  • Por ello, el yoga es la disciplina perfecta para controlar esta cuestión.
  •  Lo mejor es que te lo tomes como un conjunto de rutinas físicas y mentales para armonizar el cuerpo y la mente y no como un mero modo de estirar y fortalecer tus músculos.

2. Practicar mindfulness

De nuevo, se trata de una estrategia para controlar el estrés y dominar tu mente.

Como ya hemos explicado en otras ocasiones, el mindfulness es un método de entrenamiento de la mente para conseguir centrarnos en el momento presente.

El objetivo es ser consciente de lo que se está viviendo ahora y esto significa ordenar nuestros pensamientos.

Por ejemplo, si estamos con la familia, no existe otra cosa más que la familia, mientras que, si estamos en el trabajo, toda nuestra atención estará allí.

Gracias a ello, evitaremos que las inquietudes nos estropeen los buenos momentos o que nos impidan solucionar un problema.

3. Tomar aceite de oliva crudo

aceite de oliva

El oro líquido es un alimento rico en ácidos grasos y antioxidantes. Estos últimos ayudan a que la estructura de los glóbulos rojos se mantenga estable, a diferencia de lo que sucede con la tensión alta.

  • Puedes tomarlo en tus desayunos o en las ensaladas.
  • Si lo usas para cocinar, es recomendable que lo utilices a baja temperatura.
  • Con el calor, las moléculas de los alimentos se descomponen y esto provoca que pierdan sus propiedades.

4. Agua de coco con jugo de limón

Si padeces esta afección o conoces a alguien que ya la sufra, sabrás que orinar es muy importante para que no se dañen los riñones por el exceso de presión y no derive en problemas renales crónicos.

Gracias a este remedio podrás aumentar la micción y combatir este problema fácilmente.

Ingredientes

  • El jugo de 3 limones
  • 1 vaso de agua de coco (200 ml)

Preparación

  • Exprime los limones y añade el jugo a un vaso de agua de coco.

No te preocupes por cómo conseguir esta última. Vivas donde vivas, la mayoría de hipermercados ya tienen en sus estanterías este exquisito y poderoso alimento.

5. Tomar avena en el desayuno

avena

La avena ayuda a descender los niveles del llamado colesterol malo (LDL). Este incide directamente en la estabilidad de la presión arterial.

Hay varias maneras de tomarla. Las más populares son los copos y la bebida de avena. Cualquiera de los dos métodos es aconsejable. Depende de tu gusto.

Por otra parte, también contamos con el beneficio de que aporta mucha fibra, lo que significa que facilitará la eliminación de toxinas que provocan perjuicios a nuestra salud.

Como ves, hemos hablado de ejercicio físico, control mental y alimentación. Para alcanzar nuestra meta y prevenir o bajar la tensión, es necesario que nos ocupemos de estos tres pilares.

En el momento en el que descuidamos uno, el resto empieza a flojear. Recuerda que somos un organismo vivo, lleno de intrincadas relaciones, sin las cuales no podríamos tener una buena calidad de vida.

En esta línea, siempre que intervengamos para mejorar nuestra salud, debemos tener en cuenta los tres aspectos.