5 remedios naturales con bicarbonato de sodio que te gustará conocer

Aunque su sabor puede no ser muy agradable, el bicarbonato de sodio es una solución perfecta para aliviar diferentes problemas ya que, gracias a su naturaleza alcalina, neutraliza las bacterias

El bicarbonato de sodio es un polvo de color blanco que, desde la antigüedad, se ha utilizado con fines gastronómicos y medicinales.

En la cocina ha servido como agente fermentador de los productos de panadería, ya que ayuda a que las masas aumenten su volumen y adquieran una consistencia suave.

Sin embargo, además de esto, es un ingrediente básico en la elaboración de muchos remedios naturales, puesto que su alto contenido de nutrientes esenciales beneficia la salud.

De hecho, se le atribuyen propiedades alcalinas, antioxidantes y antimicrobianas, las cuales podrían facilitar el tratamiento de varios síntomas y enfermedades.

Lo más interesante es que es fácil de adquirir en cualquier tienda o supermercado y, por su módico precio, todos pueden aprovechar sus beneficios.

En esta oportunidad queremos compartir 5 formas de utilizarlo para que no dudes en tenerlo en cuenta como solución a varias de las molestias que te aquejan.

1. Remedio para el reflujo ácido

indigestión-y-reflujo-ácido

Por su ligero efecto alcalino, el bicarbonato de sodio es un remedio eficaz contra la producción excesiva de jugos ácidos en el estómago, la cual puede provocar reflujo, indigestión y otras molestias digestivas.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • ½ taza de agua tibia (125 ml)
  • 2 cucharadas de zumo de limón (20 ml)

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio en el agua tibia y agrégale un par de cucharadas de zumo de limón.

Modo de uso

  • Ingiere la bebida ante el primer síntoma de pesadez o agruras.
  • Tómala una vez al día.

Lee también: 8 alimentos que te pueden causar reflujo ácido

2. Remedio para la congestión nasal

Los compuestos antibacterianos, expectorantes y antiinflamatorios de este ingrediente natural se pueden aprovechar para promover el alivio de la congestión nasal.

Sus activos remueven la flema que se acumula en los conductos nasales y, gracias a esto, ayuda a restablecer la respiración.

Ingredientes

  • ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio (1,2 g)
  • 2 cucharadas de agua (20 ml)

Preparación

  • Mezcla el bicarbonato de sodio con las cucharadas de agua y, enseguida, vierte el producto en un gotero.

Modo de uso

  • Pon 2 o 3 gotas de la solución en cada fosa nasal e inclina la cabeza para que llegue hasta el interior.
  • Úsala 2 veces al día hasta aliviar el síntoma.

3. Remedio para la garganta irritada

dolor-de-garganta

El bicarbonato de sodio puede ayudar a reducir la irritación de la garganta, ya que controla la acidez y el crecimiento bacteriano que origina infecciones.

En este caso potenciamos sus propiedades con vinagre de manzana, un ingrediente antiácido y antiinflamatorio que promueve la sensación de alivio.

Ingredientes

  • ½ taza de agua (125 ml)
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana orgánico (5 ml)

Preparación

  • Pon a calentar el agua hasta que esté tibia.
  • Una vez adquiera la temperatura deseada, agrégale el bicarbonato de sodio y el vinagre.

Modo de uso

  • Consume la bebida cuando sientas irritación y, si es necesario, tómala 2 veces al día.

4. Remedio para el mal aliento

El efecto astringente y antimicrobiano del bicarbonato se puede usar como tratamiento externo para combatir el mal olor bucal.

Estas propiedades ayudan a remover los restos de alimentos que se acumulan entre los dientes y, de paso, evita que las bacterias generen infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 6 gotas de aceite esencial de menta
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio y el aceite de menta en una taza de agua tibia.

Modo de uso

  • Toma varios tragos de la bebida y realiza gárgaras durante 20 o 30 segundos.
  • Expulsa el líquido y repite su uso 3 veces al día.

Visita este artículo: 5 trucos ideales para combatir el mal aliento

5. Remedio para las infecciones urinarias

Previene las infecciones urinarias

Este ingrediente natural ayuda a restablecer el pH natural del cuerpo para promover el alivio de problemas como las infecciones urinarias.

Su consumo y uso externo evita que los virus, hongos y bacterias se proliferen, evitando complicaciones de estas enfermedades.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio en media taza de agua tibia.

Modo de uso

  • Consume la bebida 2 veces al día, hasta aliviar los síntomas de la infección.
  • Como complemento, agrega el ingrediente en el agua de la tina y úsalo en baños de asiento.

Como puedes notar, el bicarbonato de sodio es una gran opción para tratar problemas de salud que nos pueden afectar con regularidad.

Asegúrate de mantenerlo en tu despensa y úsalo para acelerar el alivio de estos síntomas.

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/cuales-son-los-beneficios-de-tomar-agua-con-bicarbonato-de-sodio-todos-los-dias/”]