5 remedios naturales para controlar la ansiedad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Valeria Sabater el 18 noviembre, 2018
Un baño de agua caliente puede ayudarnos a relajarnos y a evitar o aliviar las contracturas que pueden aparecer fruto de los estados continuos de ansiedad

Controlar la ansiedad es clave para favorecer nuestro bienestar físico y psicológico. El estilo de vida actual tan agitado así como nuestra incapacidad para manejar mejor las emociones, media sin duda en este tipo de condiciones tan serias.

Mitigar los efectos de esta dimensión no solo es recomendable: es prioritario. El impacto que tiene sobre nuestra salud y sobre la calidad de nuestros pensamientos y enfoque personal es inmenso, de ahí la necesidad de gestionar mucho mejor dicho estado.

Por otro lado, cabe señalar que los episodios pasajeros y puntuales de ansiedad no suponen un problema grave. El mayor riesgo es dejar siempre para mañana la preocupación que tenemos hoy, poco a poco esa molestia se hace más grande e incontrolable.

Hay que tenerlo claro: el bienestar físico y psicológico demanda respuestas y buenos hábitos aquí y ahora. Así, además de contar con ayuda médica y psicológica, también es recomendable hacer cambios y servirnos de esos remedios caseros que la naturaleza, siempre excepcional, pone a nuestro alcance para mediar en el bienestar.

Asimismo, cabe recordar que cuando la ansiedad no se controla podemos caer en estados de cronicidad muy serios. Es preciso por tanto contar siempre con la ayuda profesional.

Causas de la ansiedad

Las múltiples tareas diarias, el estrés laboral, las discusiones en familia o con la pareja son algunas de las razones por las que se puede desencadenar la ansiedad. Sin embargo, entre sus posibles causas también se incluyen las siguientes.

Trastornos hormonales

Tal y como nos explican en un estudio de la Universidad de Psiquiatría del John Hopkins, los desajustes hormonales y endocrinos son comunes en las mujeres, además de un factor que predispone a la ansiedad.

El estrés

El estrés es otra causa principal que afecta a aquellos sometidos a situaciones de tensión o a un ritmo de vida acelerado. Puede pasar de ser un episodio común a severos casos de fatiga.

Miedos y fobias

Los miedos no afrontados, así como las fobias causan desórdenes en el comportamiento de la persona. Entre ellos están los ataques de pánico y sensaciones angustiosas producidas por el nerviosismo.

Traumas no resueltos

Los sucesos traumáticos influyen en el desarrollo de la ansiedad recurrente, la cual requiere sin duda de una intervención psicológica.

Fármacos

Algunos compuestos químicos utilizados en los fármacos (y también en las drogas) resultan perjudiciales para algunas personas. Es importante contar siempre con la supervisión médica cada vez que sigamos un tratamiento y estar atentos a los posibles efectos secundarios.

mujer que necesita para controlar la ansiedad

Veamos a continuación 5 remedios naturales que nos pueden ayudar a controlar la ansiedad y sus síntomas.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Cuáles son los órganos dañados cuando sufres demasiado estrés?

1. Lavanda para controlar la ansiedad

Es una planta con propiedades sedantes que actúa sobre el cerebro para controlar la ansiedad y los nervios. De hecho, estudios como el llevado a cabo en la Universidad de Münster, Alemania, nos señala que esta planta presenta propiedades ansiolíticas, y estabilizadoras del estado de ánimo, además de sedantes, analgésicas y anticonvulsivas.

Es por tanto una opción muy positiva para controlar la ansiedad puntual y moderada.

Ingredientes

  • 2 cucharaditas de miel (15 g)
  • 1 taza de agua caliente (250 ml)
  • 4 ramitas de lavanda fresca
  • Jugo de ½ limón

¿Qué debes hacer?

  • Hierve una taza de agua e introduce las ramitas de lavanda dentro. Pasados 15 minutos cuela y agrégale la miel y el jugo de limón a la infusión.
  • Te recomendamos tomarla tibia, preferiblemente antes de ir a dormir para conciliar mejor el sueño.

2. Chocolate

Chocolate para para controlar la ansiedad

¿Chocolate para controlar la ansiedad? Para muchos podrá ser un “dulce pecado”, pero lo cierto es que es un alimento con muchas propiedades para la salud, gracias a sus compuestos antioxidantes.

En lo posible se debe elegir uno con altas concentraciones de cacao para obtener mejores resultados.

Al comer chocolate se estimula la segregación de serotonina, sustancia química llamada también “hormona de la felicidad”.

¿Qué debes hacer?

  • Adquiere en el mercado chocolate negro con un 60% de cacao y consume entre uno y dos onzas al día.

3. Agua de avena

Famosa por ser uno de los cereales más completos y saludables, el agua de avena también puede ser un buen remedio para controlar la ansiedad.

Sus vitaminas, minerales y fibra actúan sobre el sistema nervioso y disminuyen los síntomas para, entre otras cosas, evitar la ingesta excesiva de calorías.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de avena (50 g)
  • 1 litro de agua

¿Qué debes hacer?

  • Agrega 5 cucharadas de avena en un litro de agua, déjalo reposar 30 minutos y tómala durante el día.

4. Jugo para calmar la ansiedad

Jugo para controlar la ansiedad

La jugoterapia también es una gran alternativa para ponerle freno a los síntomas de la ansiedad moderada.

Ya sea como modo de prevención o como tratamiento, puedes preparar el siguiente jugo para controlarlo.

Ingredientes

  • ½ taza de agua (125 ml)
  • ¼ taza de puré de peras (52 g)
  • ½ taza de fresas (80 g)
  • 1 plátano pequeño
  • 1 cucharadita de levadura de cerveza (5 g)

¿Qué debes hacer?

  • Introduce todos los ingredientes en la licuadora, procésalos y tómalo cuando se haya formado una mezcla homogénea.

No olvides leer: El plátano, un alimento poderoso para mantener un cerebro activo

5. Ducha de agua caliente

El uso frecuente de agua caliente no está aconsejado porque puede disminuir los aceites naturales de la piel y causar resequedad.

No obstante, se puede utilizar ocasionalmente como una terapia para relajar el cuerpo y controlar la ansiedad.

¿Qué debes hacer?

  • Prepara la tina con agua caliente, agrégale unas gotas de tu aceite esencial favorito y luego sumérgete durante 15 o 20 minutos.

Para concluir, tal y como podemos ver disponemos de adecuadas opciones para hacer frente a esa ansiedad moderada y puntual en el tiempo. Basta solo con mejorar nuestros hábitos de vida.

No obstante, recordemos, en caso de que este estado de ánimo desgastante y dañino se convierta en un continuo a lo largo de varias semanas, no debemos dudar en consultar con los profesionales.