5 remedios naturales para controlar la presión arterial baja

Una bebida natural a base de agua, limón, azúcar y sal nos puede ayudar a mejorar la presión sanguínea y la circulación y a recuperar nuestros niveles de energía

La presión arterial baja es un trastorno que se origina cuando la presión de la sangre disminuye, durante y después de cada latido cardíaco.

Una persona padece presión arterial baja cuando, al medir su presión, los resultados muestran niveles inferiores a 60 mmHg y 100 mmHg.

Esta afección, puede implicar interferencias en el funcionamiento del corazón, el cerebro y otros órganos vitales, dado que se ve comprometido el suministro de oxígeno, afectando directamente la actividad celular.

Como consecuencia se producen episodios de vértigo, además de somnolencia y dolores de cabeza.

Si bien estos pueden variar de intensidad en cada caso, es importante brindarles atención para que no interfieran en las actividades cotidianas, ni generen otras complicaciones.

Segun Mayo Clinic la hipotensión puede presentarse por muchos factores, entre ellos se incluyen algunos medicamentos; además, arroja síntomas como:

  • Mareos o aturdimiento.
  • Desmayos.
  • Visión borrosa.
  • Nauseas.
  • Fatiga.
  • Falta de concentración.

Por suerte, hay varios remedios de origen natural que, ingeridos de forma regular, contribuyen a frenar sus síntomas mientras se restablecen sus niveles.

En el siguiente espacio te queremos revelar 5 buenas opciones que puedes preparar como complemento para que la presión arterial baja no sea más un problema.

¡Toma nota!

1. Infusión de romero y miel para la presión arterial baja

Romero para hipotensión arterial baja

La bebida preparada con romero y miel contiene antioxidantes, vitaminas y minerales que ayudan a mejorar la presión sanguínea, optimizando la oxigenación de las células y tejidos.

Conociendo sus suplementos vitamínicos, sus compuestos estimulan el funcionamiento del sistema nervioso central, calmando el vértigo y la debilidad causados por este desequilibrio.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • ½ cucharada de romero seco (5 g).
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g).

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua.
  • Una vez llegue a ebullición, retírala y agrégale el romero.
  • Deja que repose durante 10 minutos, cuélala y endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida ante el primer síntoma de hipotensión y, si es necesario, tómala 2 veces al día.

Ver también: Crema anticelulítica casera con romero, limón y abedul

2. Agua de coco y limón para la presión arterial baja

Coco y limón para hipotensión arterial baja

Una bebida tropical elaborada con agua de coco y limón nos ayuda a restablecer los electrolitos del organismo para mantener la presión arterial en niveles adecuados.

Contiene minerales esenciales y antioxidantes que, tras ser asimilados, ayudan a mejorar el paso de la sangre a través de las venas.

Ingredientes

  • 1 taza de agua de coco orgánica (250 ml).
  • 2 cucharadas de zumo de limón (20 ml).

Preparación

  • Mezcla el agua de coco orgánica con el par de cucharadas de zumo de limón.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida a media mañana, o bien, cuando sientas bajones en la presión.

3. Jugo de zanahoria y miel

Jugo de zanahoria para hipotensión arterial baja

El jugo de zanahoria y miel es una bebida con propiedades energéticas que, por su aporte de nutrientes esenciales, ayuda a mejorar la salud en casos de hipotensión.

Entendemos entonces que, sus antioxidantes ayudan a restablecer el ritmo cardíaco y la circulación, evitando interferencias en la oxigenación celular.

Ingredientes

  • 5 zanahorias grandes.
  • 2 cucharadas de miel de abejas (50 g).

Preparación

  • Obtén el zumo natural de las zanahorias, pasándolas a través de un extractor de jugos.
  • Mézclalo con las cucharadas de miel y sírvelo de inmediato.

Modo de consumo

  • Ingiere el jugo en ayunas y repite su consumo a media tarde.

4. Bebida de extracto de albahaca y miel

albahaca y miel para hipotensión arterial baja

Los extractos naturales que se obtienen de las hojas de albahaca tienen compuestos activos que ayudan a restablecer la presión sanguínea.

Por consiguiente, sus vitaminas y minerales se unen con los azúcares naturales de la miel, brindando un tratamiento efectivo contra la hipotensión.

Ingredientes

  • 15 hojas de albahaca.
  • ¼ de taza de agua (62 ml).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • Tritura las hojas de albahaca.
  • A continuación, ponlas en una tela o colador fino para exprimirlas hasta obtener su jugo.
  • Vierte el líquido obtenido en el agua y, enseguida, agrégale la miel.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida en ayunas, mínimo 3 veces a la semana.

Te recomendamos leer: Remedio con albahaca para combatir la alopecia

5. Agua con limón, sal y azúcar

Agua con limón y sal para presión arterial baja

Esta bebida combina las propiedades del limón con la sal y el azúcar y nos ayuda a mejorar la presión sanguínea baja, sobre todo cuando tiene que ver con la deshidratación.

Por ende, estos alimentos ayudan a recuperar el nivel de energía y, entre otras cosas, benefician la circulación y el sistema nervioso.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 3 cucharadas de zumo de limón (30 ml).
  • ¼ de cucharadita de sal (1,2 g).
  • ½ cucharadita de azúcar (2,5 g).

Preparación

  • Agrega todos los ingredientes en la taza de agua y remuévelos hasta que queden bien integrados.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida en ayunas o cuando tengas síntomas de presión baja.

¿Tus niveles de presión están por debajo de lo normal? Asimismo, recuerda que, además de probar estos remedios, es importante visitar al médico de forma regular y adoptar hábitos de vida saludables.

 

 

  • Fernández-Moreno, M. C., Castilla-Guerra, L., López-Chozas, J. M., & Jiménez-Hernández, M. D. (2015). El control estricto de la presión arterial tras un ictus isquémico se asocia con la aparición de episodios de hipotensión nocturna. Revista de Neurologia.